lunes, 10 de julio de 2017

Cómo echar a perder buenas ideas.


     Tras los éxitos de público y crítica que han sido las producciones de Netflix basadas en personajes marvelitas (las dos temporadas de Daredevil, como también las hasta el momento sendas únicas temporadas de Jessica Jones y Lucke Cage), la gente y en especial los más ñoños de la casa esperábamos con ansias la nueva entrega de estas grandes producciones: Iron Fist (Puño de Hierro).  En marzo de este año llegó el momento tan anhelado y con dolor la mayoría (incluyendo a un servidor) ha tenido que bajar los pulgares para afirmar que este título es decepcionante.  Es más, muchos lo catalogan de francamente malo, yo en cambio prefiero decir que supongo (y espero) que a lo mejor mientras se esmeraban en hacer de Los Defensores (que va a reunir a todos estos personajes en una pronto a estrenar serie), se descuidaron con este último programa en materia de guión y en especial a la hora de otorgarle la espectacularidad que tienen sus predecesoras.
      El superhéroe tuvo su debut en 1974. Creado justamente para aprovechar la popularidad de los filmes de artes marciales, de la mano de estrellas tales como Bruce Lee, tuvo como artífices a dos artistas de renombre, tal como lo son Roy Thomas en el guión y Gil Kane en el dibujo.  En pocas palabras su historia es la del único heredero de un poderoso consorcio comercial, quien tras morir sus padres llegó hasta la ciudad extradimensional de K`un-Lun y en la cual se convirtió luego de un rígido entrenamiento en un arma viviente, al aprender a dominar artes marciales místicas.   De regreso a nuestro mundo se vuelve todo un justiciero, sin dejar de recuperar los privilegios legales que le arrebató el hombre culpable de la muerte de su familia, un antiguo socio de su progenitor.  Luego de una carrera en solitario defendiendo el bien y protegiendo a los desamparados, se une nada menos que a Luke Cage, quien se convierte en su mejor amigo, formando primero la pareja conocida como Héroes de Alquiler y ofreciendo sus servicios solo para acciones honestas.  Aparte de estar presente en más de una formación de estos inusuales mercenarios de “corazón bondadoso”, ha estado dentro de nada menos que de los Nuevos Vengadores (una vez más junto a su compinche) y también ha trabajado con S.H.I.E.L.D.
Hermosa portada del número 1 de su colección.
     Pero antes de ir desmenuzando la paupérrima adaptación televisiva de las aventuras de Danny Rand, es mejor referirse un poco a sus cómics y su paso previo por la televisión.  Pues debe saberse que pese a la fama del justiciero y su largo tiempo en las historietas, solo recién en 2009 tuvo su debut en un cartoon y ello gracias a la serie humorística de corte infantil Escuadrón de Superhéroes.  Un año después recién pudo aparecer en la pantalla chica una adaptación más cercana a la de las revistas, gracias a ese otro recordado con nostalgia programa conocido como Los Vengadores: Los Héroes más Poderosos del Planeta.  En ambas ocasiones salió junto a Luke Cage.  Sin embargo donde más ha destacado este un programa  animado, ha sido en Ultimate Spider-Man, donde hasta la segunda temporada fue uno de los personajes constantes de sus guiones, una vez más en compañía de Power Man (como también se conoce al superhéroe afroamericano).  En este último título tal como el resto de los compañeros de Spidey, sale con apariencia adolescente, si bien manteniendo pese a su juventud la típica sabiduría de su formato original.
      En cuanto al show que motivó este post, pues como es habitual en las entregas marvelitas de Netflix, posee 13 episodios de alrededor de 50 minutos cada uno y con su respectiva presentación de créditos de apertura, que tampoco es muy llamativa que digamos;  sin embargo su tema musical resulta sobresaliente, poseyendo ciertos acordes místicos que van muy en la línea que se suponía debía poseer esta obra (a mi humilde parecer lo mejor al respecto corresponde al dedicado al “Diablo” de Hell`s Kitchen).
      Pues tal como en el cómic, acá se muestra a Danny ya un veinteañero regresando a su primer hogar, tras un largo periodo en Kun`-Lun, deseoso de retomar en parte su antigua vida.  Quien en apariencia parece un vagabundo, ya que ni siquiera lleva zapatos y su barba está descuidada, además de usar ropa bastante desastrosa, llega con toda la mejor disposición del mundo al enorme edificio del que antes era dueño su padre; en tal lugar se  reencuentra con sus dos viejos amigos de infancia, ahora adultos como él y esperando que lo acojan como si nada.  Sin embargo en un mundo como el nuestro esto no puede ser tan sencillo, pues tras suponer que estaba muerto, no es llegar y que con facilidad acepten su versión de los hechos.  Bastantes cosas tendrán que pasar como para que por fin Rand pueda tomar posesión del lugar que le pertenece, si bien tendrá que vérselas con varios enemigos de toda calaña, algunos de ellos gente en la que se suponía podía confiar.
Este primer afiche de Netflix promete
mucho más que lo que nos dio.
     Y por supuesto que Danny llega con unos poderes increíbles, que tienen que ver con su título de Puño de Hierro, lo que lo convierte en el foco de atención de quienes desean sacar provecho de ello o lo consideran un peligro para sus viles propósitos.  4 son los villanos a los que se enfrenta Rand, siendo el primero que aparece el que en realidad menos importancia posee, pues los otros 3 sí que son de temer, siendo que además el otro termina por convertirse en una especie de aliado (tal y como sucede con este tipo de historias).  Lo más llamativo en lo que corresponde a los malhechores a los que se enfrenta Puño de Hierro, radica en el hecho de que hayan rescatado al personaje de Madame Gao, quien apareció en la primera temporada de Daredevil, pero que aquí es desarrollada de tal manera que se convierte en uno de los mejores personajes de esta decepcionante serie (además de que la actuación de la actriz a cargo de esta sobresale bastante).
      En materia de los “malos” de la trama, se debe destacar el regreso de la importante organización criminal conocida como La Mano, la que posee un rol destacado en el universo de la Casa de las Ideas y que en el mismo programa de Daredevil cobra vital relevancia.  Esta vez también se adentra en los retorcidos vericuetos de tal agrupación, haciéndonos saber que posee varios jefes y que entre ellos hay distintas maneras de ver cómo asumir su poder, provocando disputas entre ellos.
      Por muy paupérrimo que sea en materia argumental esta adaptación del cómic en cuestión, no podía faltar un personaje como Colleng Wing, gran aliada de Puño de Hierro y su pareja romántica.  Asimismo como era de suponer esta temporada (¿Tal vez la única?), muestra los inicios de su relación, con una génesis muy particular, la que pasa por varios momentos de tensión y en especial cuando se descubre el verdadero papel que cumple la hermosa asiática dentro de todo esto.
      Puntos a favor de la serie vienen a ser el regreso de dos carismáticos personajes en esta entrega televisiva del llamado Universo Cinemático Marvel: la abogada con rostro de piedra (y que ahora nos queda claro que su corazón no es de este material) Jeri Hogarth, a quien conocimos gracias a lo visto en Jessica Jones.  Es así que en esta ocasión conocemos lo mejor de esta mujer, que hasta el momento había sido representada como la caricatura de la chupasangre de su profesión (si bien tampoco llega al extremo de ser alguien con quien uno quisiera salir de vacaciones).  Luego tenemos a la enfermera Claire Temple, el único personaje que se ha repetido a lo largo de todas estas producciones televisivas.  Pues una vez más esta fémina se vuelve a robar el corazón del público, auxiliando a los héroes de turno y mostrándonos con ello cómo las personas de la “vida real”, sin poderes y teniendo solo su inteligencia, valentía y buenas intenciones (en todo caso, ello para nada algo insignificante), pueden sortear positivamente los enormes baches de la vida cotidiana.

¡Así queremos ver a Puño de Hierro en Los Defensores!
     A todo esto, el protagonista es interpretado por Finn Jones, a quien lo pudimos ver hace pocos años atrás en el papel del andrógeno caballero Loras Tyrell de Juego de Tronos y ahora en un papel por completo distinto.  Si bien acá mucho más masculino que el otro rol que le dio la fama, destaca cierta inocencia con la que se retrata a esta encarnación de Puño de Hierro, puesto que pese a todo a lo que ha vivido mantiene un aire de niño confiado, aun cuando guarda dentro de sí capacidades extraordinarias.  Esta vez su bello rostro lleva en todos los episodios barba, algo que para nada usa el superhéroe en las viñetas.  Por otro lado, llama la atención su delgadez, si bien con una musculatura tonificada, lo que contrasta con el paladín de las historietas (ellos siempre poseedores de un cuerpo atlético que da gusto).  Lo peor en todo caso en cuanto a esta versión del justiciero, es que en ningún momento se pone su traje característico, lo que todo fanático de los cómics habría querido ver tal como ya pasó con el citado Daredevil,  quien por fin en el penúltimo episodio de la primera temporada llevó su atuendo de superhéroe (aunque en una variante algo lejana a la de las revistas).  Esta lejanía con el Danny Rand que uno conoce y que le quita elementos propios del género en el que se enmarca la serie, es algo que no se puede dejar de lado, si en verdad se quiere ser fiel al material del que se nutre una serie como esta (y más todavía si se desea contentar al espectador, que espera una traslación más respetuosa de los cómics de su gusto).
      Pese a todos los elementos ya descritos y que bien podrían haber sido aprovechados al máximo, tal como se dijo más arriba Puño de Hierro defrauda.  Por ejemplo, no se puede dejar de lado a la hora de evaluarla, que pese a todo lo que se cuenta del mítico lugar de Kun`-Lun, apenas se muestra este sitio y los escasos flashbacks que abordan la permanencia de Danny en sus tierras, no profundizan al respecto.  De igual manera si bien hay varios momentos donde las artes marciales son usadas con mucha satisfacción, faltan escenas de verdadera espectacularidad, que tengan que ver con el enorme poder que posee el personaje principal (lo mismo sus villanos); salvo dos ocasiones (si la memoria no me falla), en ningún otro momento Puño de Hierro brilla como quién es realmente.
        Es de esperar que todo esto mejore con Los Defensores


Créditos de apertura.

8 comentarios:

  1. Esta es la serie más floja que hicieron de la marvel espero que la próxima serie de los defensores esté mucho mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuvo sus buenos momentos y al menos no me aburrió como para tener que abandonarla.

      Eliminar
  2. Solo espero defensores sepa balancearse bien, y no vaya a terminar siendo aburrida o sin chiste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y fíjate que la formación del clásico equipo de los Defensores que veremos fue inventada para este programa, pues nunca antes estos personaje estuvieron agrupados bajo ese nombre.

      Eliminar
  3. Entonces 👀 habrá que verla. La agregaré a mi lista de Netflix ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo que tú...No pierdo tiempo en ella la verdad. Mejor ver a Puño de Hierro en "Los Defendores".

      Eliminar
  4. Saludos Elwin, aqui murinus2009.

    De este personaje Iron Fist creo que algo vi en los 90s., no recuerdo si un especial o un Wat if?...
    Luego le perdí la pista, hasta sus breves apariciones en los Vengadores los heroes mas poderosos...
    Luego aparecio como compañero del Hombre Araña en, Spider Man Unlimited, junto a Luke Cage y White Tiger una chica, ¿o ese era nova? ¿o eran los 2?.
    Lo ultimo que supe de el es que apareció en una animación con Hulk, este en versión civilizada y elocuente, le pedía que le enseñara el golpe mortal, por si algún día tenia que usarlo.
    Me parece un buen personaje, bien hecho, aunque no soy un seguidor acerrimo, esta serie que mencionas Elwin, parece faltarle ser entretenida, algo tienen las series que difícilmente las adaptan bien, ahí esta Arrow.

    Saludos a Cidroq, gracias y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me preguntaba qué era de ti, amigo...Esta fue una gran caída de Netflix y mucho deben esmerarse con lo que viene para no perder a su fiel auditorio.
      ¿No te gusta "Arrow"? A mí me fascina, si bien creo que su primera temporada es deficiente.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...