domingo, 19 de mayo de 2019

Definitivamente esta SÍ que es la película ñoña más esperada en lo que va del siglo.


1- …Y ahora… ¡La conclusión!

    ¿Cómo hablar de la película que hoy en día tiene a más de medio mundo hablando de ella, entre quienes la han visto y los que aún no lo han hecho, pese a sus intenciones de hacerlo, sin caer en el maldito spoiler? Tarea difícil, pero haré lo posible para no cometer dicho error, que en muchas ocasiones algunos lo hacen de forma malintencionada o porque no les importa quitarles la sorpresa a otros; y es que mi intención a la hora de escribir este texto no es la de contarla, sino que compartir con ustedes mis impresiones y, dentro de lo posible, hacer uno que otro análisis de sus muchas virtudes y aspectos.
    Mucho tengo que decir sobre esta cinta, que ya me la he visto repetido dos veces, de tanto que me fascinó, por lo que espero no dejar detalle alguno pendiente.
    Tras el devastador final de Avengers: Infinity War, era imposible que el espectador seguidor de estos filmes y en especial al ser un lector consumado de los cómics marvelitas, no deseara pronto poder ver (una y otra vez) su continuación; filme que no solo respondería a todas las interrogantes, sobre qué pasaría luego del desastre tras el “chasquido de Thanos”, sino que también sobre cómo nuestros superhéroes lograrían revertir sus consecuencias.  Aunque también, como muchos ya sabíamos, con este filme se cierra un ciclo de más de una década de éxitos de los Estudios Marvel, el llamado Universo Cinemático Marvel (UCM), que tras una tetralogía dedicada a los “Héroes más poderosos de la Tierra” y un montón de cintas más de sus personajes por separado o en compañía de otros, viene a significar la despedida de varios de sus estrellas, que (supuestamente) ya no volverían a encarnar a los personajes, que tan bien supieron llevar sobre sus hombros.
     La película comienza justo cuando todavía estaba gestándose el plan del villano, devolviéndonos a uno de los dos justicieros que no pudimos ver en la que le antecedió; es así que, bastante dramático resulta desde su punto de vista este verdadero cisma.  Luego se da paso a otro de esos paladines, que también estuvo ausente en dicho largometraje, regreso que luego será la oportunidad para que sus compañeros, puedan tener la oportunidad de remediar la tragedia a nivel global que significó todo. El resto del metraje, de nada menos que de 3 horas y que se pasan sin ningún momento aburrido entre medio, corresponde a todo lo que hacen el grupo de defensores de la Tierra para conseguir su propósito, que incluyen muchas, muchas sorpresas y emociones. Obviamente la iban a tener difíciles nuestros salvadores, que mil y un peligros, como pruebas deben pasar y entre ellas algunas de las más grandes que hasta el momento les ha tocado superar.


2- Qué sucedió con los sobrevivientes.

    Tal como dije más arriba, la historia comienza en los momentos justos en que Thanos logró su cometido, devolviéndonos a Ojo de Halcón y ahora viviendo en paz junto a su familia, una existencia que nadie de sus amigos había logrado tener.  Luego la trama salta al espacio profundo: ver a Tony Stark en las condiciones en las que se encuentra, acompañado solo por la ex villana Nebula, esta última tan cambiada, que su nueva humanidad no puede  ser más conmovedora, tal cual los máximos esfuerzos de Iron Man por mantenerse en pie; y es que contemplar al arrogante más  carismático del mundo, al borde de la muerte, es algo que te parte el corazón (¿Se dieron cuenta que nos “engañaron”, con mucha inteligencia, y en el primer tráiler este no sale tan decrépito como en la película?).
     Volviendo a Ojo de Halcón, la felicidad que le llegó nos sirve para abordar desde su punto de vista, la crisis que significó el mencionado “Chasquido del Infinito”; puesto que luego tenemos el gusto de verlo convertido nada menos que en Ronin, una de las otras identidades secretas de Clint Barton (¡No nos esperábamos esto! ¿Cierto?), que buena parte de su actitud y lucha interna a lo largo del metraje, aborda con verosimilitud algunas de las maneras de cómo podemos enfrentar la pérdida de los seres queridos. 
    Quien sobrelleva peor que nadie la tragedia, viene a ser el hasta ahora alegre Thor.  En su corazón anida un sentimiento de culpa que lo carcome, puesto que luego de las dos primeras impactantes escenas de esta película, asistimos con el corazón en la mano al primer asalto desesperado de nuestros superhéroes para obtener por fin la victoria…Es cuando el mismo Dios del Trueno lleva a cabo algo que no nos esperábamos.  No voy a negar que, pese al sufrimiento de la deidad asgardiana, no pueden ser más cómicas las circunstancias actuales en las que se encuentra este, apoyado todo por el talento de Chris Hemsworth para lograr tan bien la comedia.  
     Regreso a Iron Man.  Ahora que supuestamente ya no son necesarios los enmascarados y cruzados en el mundo, compartir con él la dicha que le ha tocado, resulta ser grato para muchos de nosotros.  Más encima, sigue con él la adorable Pepper Potts y hasta Happy Hogan sigue ahí para completar su plenitud (eso sí…Cada vez más gordo, je).  Su actual existencia, contrasta en comparación con la nueva vida de la mayoría de sus viejos camaradas; por esa razón, las posteriores acciones que toma, no pueden ser más heroicas…Y, recordemos, con él comenzó esta seguidilla de éxitos cinematográficos hace más de una década, de modo que al cierre de esta etapa no podía dejar de tener una preeminencia e incluso un papel por sobre el resto.
    Mucho le debemos al Vengador de Hierro, sobre la creación y mantención de dicho equipo, pero sin dudas que el verdadero líder moral del grupo corresponde al Capitán América.  Quien más que ninguno de todos los justicieros marvelitas, salvo Pantera Negra, representa mejor todo lo bueno a lo que puede aspirar un ser humano, nos otorga al menos un par de hermosos discursos y un montón de escenas maravillosas.  Su contraste con Iron Man es evidente y, pese a ello, los paralelismos entre ambos que con sabiduría han logrado explotar a lo largo de estos filmes, junto a un montón de detalles más, hace que nos podamos dar cuenta  de que estamos frente a lo mejorcito del UCM (¿O me estoy aventurando demasiado en mi apreciación?).  Su más dura decisión y el destino final que le depara, más encima perpetrado por él mismo, viene a ser una alusión a las últimas viñetas con las que la dupla de Mark Millar y Bryan Hitch, cerraron su paso por las aventuras de The Ultimates (Los Vengadores del universo Ultimate de Marvel y que no hace mucho tuvo el gusto de leer con gran satisfacción por mi parte y gracias a lo cual pude darme cuenta de este detalle comiquero).
    Y ahora me toca referirme a uno de mis favoritos, Hulk/Bruce Banner.  Desde la primera parte de la tetralogía dedicada a los Vengadores, hemos sido testigos de la evolución por la que ha pasado el también nominado Goliat Esmeralda: de ser una criatura de pocas palabras y lleno de ira, empero aun así noble (como por lo general se le conoce en sus versiones originales), a otro mucho más elocuente y gracias a su coprotagonismo en Thor: Ragnarok, esta posterior etapa suya viene a ser mucho más satisfactoria…Y es que el científico y su alter ego han encontrado la paz, pudiendo vivir en armonía los dos, que es un gusto.  A un monstruo gama como este sí que dan ganas de abrazarlo, que a mí me recuerda de lo mejorcito que vimos en él por televisión en Hulk y los Agentes de S.M.A.S.H.
    Del Hombre-Hormiga no me podía olvidar, que el Scott Lang de estos éxitos hollywoodenses nos resulta tan simpático (o casi), que el igualmente adorable Star-Lord.  Optimista como el mismo Capi o Thor en sus mejores momentos, alineado ahora en este tremendo equipo, viene a ser otro agregado para disfrutar.  Su caracterización más orientada a la comedia que al drama, en especial en esta cinta, a diferencia de algunos de sus pares, lo hace necesario para encariñarse con él; además, nadie puede negar que el actor que lo interpreta, Paul Rudd, hace rato que ha conquistado a una legión de espectadores.
   El mapache evolucionado artificialmente Rocket y Máquina de Guerra también nos dan hartos episodios gratos, que en especial el primero de ellos es entrañable.  No obstante, es la Viuda Negra, la única mujer fundadora del equipo, quien logra emocionarnos de verdad.  Le corresponde al personaje interpretado con tanto carisma por la bella Scarlett Johansson, darnos uno de los momentos más inolvidables de este título y quedar consignada como la mayor heroína (lo siento, Capitana Marvel) de la saga. 
     Ya mencioné a la Capitana Marvel…Pues era mi esperanza que luego de su (al menos para mí, aunque también para un montón) decepcionante debut en la pantalla grande, la superheroína se redimiera en esta entrega; y así fue, que me alegra mucho, puesto que no me desagrada el personaje, que solo pienso que estuvo mal orientado en aquella ocasión.  Es así que esta vez cada una de sus secuencias no fueron gratuitas, en especial donde aparece cual un verdadero ángel y luego cuando regresa justo en el momento clave para que se produzca el ansiado triunfo.  Y, perdonen si estoy casi al borde del spoiler, pero qué bueno no se haya cumplido el temor de mi primo Pablo Fuentes: que ella fuera quien derrotara al titán loco, siendo una “recién aparecida” en el UCM, que menos mal sus responsables fueron fieles a la continuidad y tradición de estas adaptaciones.


3- Para el placer de los más ñoños de la casa.    

    La Tierra (y se supone que también el resto del universo) perdió a la mitad de sus habitantes…Este importante detalle se hace sentir en la trama y, en especial en pantalla, cuando contemplamos la soledad de las calles, algunas de ellas llenas de escombros y de basura, porque la gente que queda ni se preocupa por vivir con dignidad.
    Por otro lado, nada más hermoso que volver a tener frente a los ojos de uno, a aquellos personajes que hace rato dejaron de estar en estas obras; ello gracias a un guión tan bien articulado, que logra juntar en una sola cinta a tanta estrella como nunca antes había sido posible…A ver, voy a aventurarme a mencionarlos: Frigga (la bella y sabia madre de Thor), el Anciano (o más bien “la Anciana”, maestro del Doctor Strange), Howard Stark (el padre de Tony), el guapo, varonil y malvado Crossbones en su apariencia civil, los muy simpáticos alienígenas Korg y Miek (amigos de Thor desde su aventura como gladiador, si bien personajes sacados de la saga Planeta Hulk), la también carismática versión afroamericana de Valkiria (como diríamos en Chile, “tirada de las mechas”, o sea forzada por la idea de asgardianos negros, pero que pese a ello me agrada), la doctora Jane Foster (la ex novia mortal del Dios del Rayo), el agente de Hydra encubierto en S.H.I.E.L.D. Jasper Sitwell…Loki tampoco podía faltar, pese a que hay que tener claro que solo en estas cintas es tan agradable; más otros por ahí que les voy a dejar a ustedes los descubran. Se me estaba olvidando… ¡Sale el Pato Howard otra vez!
     Inolvidables vienen a ser las dos intervenciones de la recordada agente Carter, Peggy, su regreso tras el fiasco que fue la malograda serie de televisión que tuvo y casi en el mismo nivel, solo para deleite de los muy frikis, la sorpresiva aparición de Edwin Jarvis; que esta última, viene a ser la primera vez en la que un personaje de los programas de televisión de imagen real del UCM, saltan a la pantalla grande.  
    Por otro lado, debe saberse que acá contamos con el último cameo que logró filmar Stan Lee, poco antes de su triste fallecimiento.  
     Debido a cómo se articula la trama, se recrearon varios momentos decisivos de las cintas previas y abordadas todas ellas desde un muy interesante punto de vista diferente, a cómo fue en su primer momento.
     Asimismo, todos aquellos superhéroes que se llevó consigo Thanos con su nefasto “chasquido”, tenían que volver… ¡Y vaya que lo hacen en gloria y majestad! Las dos veces que fui al cine a ver esta película (que puede lo haga en una tercera ocasión), un montón de gente aplaudió, que la escena es hermosa y tan emotiva, que en ambas ocasiones no dejé de llorar y más cuando reaparece otro de mis predilectos: nuestro amistoso vecino el Hombre-Araña.  La verdad es que tal como me dijo muy bien mi amigo Juan Francisco Bianqui (ex alumno, ñoño consumado y ya todo un hombre hecho y derecho), hay que estar preparado para tantas emociones juntas…En otras palabras, es muy probable que uno llegue al punto del llanto en más de una ocasión, como bien le pasó a su humilde servidor.
     Otros guiños a los cómics: la primera aparición de Rescate, la identidad superheroica de Pepper Potts, la imagen con el viejo casco original del primer Hombre-Hormiga y, más emocionantes que muchas cosas ya mencionadas, la consolidación del Capitán América como el hombre más “digno” de la Tierra (ustedes me entienden ¿No?) y la “entrega del manto” a un justo sucesor, que en este último caso habían dos evidentes candidatos a tomar el relevo, de cierto querido veterano de guerra.
    No sé si me equivoco, que para mí cuando los dos bandos alineados y cada uno en su lugar, se lanzan a la batalla final, me pareciera ser un homenaje de Las Dos Torres y El Retorno del Rey (ambas sobre las novelas de El Señor de los Anillos, filmadas por Peter Jackson).
    Tras comenzar los créditos, no contamos con las escenas agregadas que ya nos tenían (mal) acostumbrados los de Marvel Studios; pero sí resulta sobrecogedor, ver en grande los nombres de los artistas detrás de tan queridos personajes, con alguna imagen característica suya detrás de ello y, luego, sus firmas, algo que solo antes había apreciado tras los créditos de El Retorno del Rey y Star Trek: The Undiscovered Country.


                               El emotivo tráiler N° 2 de la película que hoy nos ha reunido.

jueves, 16 de mayo de 2019

Aprendiendo a despedirse (por ahora) de TNG. SEGUNDA PARTE.


7- Dark Page (Página Oscura): La sin par Lwaxana Troi, la madre de la consejera Deanna, está de vuelta en el Enterprise; en esta ocasión su llegada tiene relación con la ayuda que ha prestado a una  raza de telépatas, que recién se ha integrado a la Federación y quienes solo gracias a  ella  están  aprendiendo a usar el lenguaje verbal.  Todo parece ser el típico capítulo gracioso de este entrañable personaje, con sus meteduras de pata que igual nos dejan harto que pensar, hasta que la embajadora  comienza a demostrar cambios en su personalidad y, por último, sufre una especie de ataque que la deja postrada.  Le toca a su hija investigar qué le está pasando, adentrándose en sus recuerdos de manera muy vívida y descubriendo un recuerdo celosamente guardado por sus padres, que ahora está por causarle  la muerte a la veterana.  
     Detrás de esta historia, lejos de lo mejorcito de tan irregular temporada, por no mencionar lo emotivo y dramático que resulta ser su argumento, tenemos el gusto de ver a Majel Barret, la actriz a cargo del personaje, en un registro histriónico aún mucho más humano que el que ya le vimos en la cuarta temporada, durante los sucesos de Media Vida.
     El guión trata el tema de la muerte de un ser querido y las consecuencias emocionales que ello trae para quienes les sobreviven, dilema ya abordado antes de forma tan humanizada en La Unión, de la tercera temporada; no obstante, también podemos ver acá aquello concerniente a la culpa y cómo esta puede carcomer a quienes son incapaces de hacer algo más positivo con ello…que tal como demostrado en el capítulo, si no aprendemos de los errores de nuestro pasado, es imposible convertirse en mejores personas y conciliarnos con nosotros mismos. 
      Cabe mencionar que este episodio por primera vez le dio un rostro al padre de Deanna, quien aparece en al menos su escena más dramática.   Por otro lado, dentro de los artistas que intervienen acá, se encuentra nada menos que una pequeña Kirsten Dunst, quien al año después destacaría como Claudia, la pequeña chuspasangre y niña eterna de Entrevista con el Vampiro (por no olvidar su desempeño como Mary Jane Watson, en la trilogía de Spider-Man de Sam Raimi).

El amor entre madre e hija queda de manifiesto más que nunca en este sensible episodio.

8- Attached (Enlace): Jean-Luc y Beberly viajan a un planeta que está por entrar a la Federación, el cual está dividido en dos comunidades: una ansiosa por relacionarse con otras culturas y otra aislacionista, lo que las mantiene separadas entre sí y hace ver a los visitantes como una amenaza para los segundos.  Es así que el capitán y la doctora son capturados y sometidos a un procedimiento, que los mantiene unidos a través de una especie de enlace telepático, de lo que se dan cuenta cuando logran escapar de su prisión.
    La trama ayuda a abordar el amor nunca antes concretado entre estos personajes, quienes se conocían desde tiempos previos a trabajar juntos en el Enterprise; es así que queda de manifiesto que los recuerdos juntos y los sentimientos entre ambos, vienen a ser los pilares fundamentales para la estrecha relación que poseen.
     Puede que a algunos resulte atractiva esta historia, pero si bien la idea era buena, a mi parecer se desperdició su potencial para convertir esta entrega en algo de mayor impacto; puesto que a ratos se vuelve tediosa o de “puro relleno” (y es una lástima, que sus protagonistas y actores tenían una excelente oportunidad para destacar en esta ocasión).  Por cierto, el guion fue hecho por Nick Sagan, hijo del famoso científico y divulgador Carl Sagan (creador de la serie documental Cosmos y escritor de la novela Contacto).


9- Force of the Nature (Fuerza de la Naturaleza): Primer capítulo de la temporada en tratar una temática de carácter ético, en cuanto al uso de la ciencia y la tecnología.  
    El Enterprise se encuentra cubriendo una serie de accidentes con otras naves, cuyo origen aún está por dilucidarse, que a lo mejor alguien malintencionado está involucrado en ello. Con posterioridad, se descubre que se trata de un fenómeno producido por la intervención indirecta, de quienes pasan por ese sector del cuadrante; más encima ello está trayendo serias consecuencias para un planeta y su civilización, ubicados por allá.  
    Detrás de todo esto se encuentra el tema ecológico, donde los implicados deben asumir su responsabilidad y el coste que puede tener la modernidad: en otras palabras, evaluar los beneficios versus los daños provocados por ello ¿Se puede llegar a un equilibro con el medio ambiente y la imperiosa necesidad de hacer uso de los medios para mejorar la calidad de vida?
    Este tipo de historias moralizante y que lleva a escenarios ficticios grandes problemas de la humanidad, de modo de provocar la reflexión en su público, viene a ser uno de los atributos del género, del cual se nutre bastante bien todo Star Trek.

10- Inheritance (Herencia): El segundo capítulo realmente sobrecogedor del último año en la pantalla chica de TNG.  Una pareja de científicos, en la cual la mujer resulta ser humana, llega al Enterprise para realizar una serie de investigaciones.  Es entonces que la dama se acerca a Data y le dice que ella es nada menos que su madre.  Resulta que se trata de la ex esposa del doctor Soong, el creador y padre del androide, quien tal como le cuenta a este y a sus amigos, intervino bastante en su creación y educación.  Interesantes datos se revelan acerca de los primeros días del oficial de ingeniería, algunos de ellos muy graciosos y otros, en verdad, emotivos.  Sin embargo, pese a la floreciente relación que empieza a gestionarse entre madre e hijo, este último comienza a sospechar acerca del verdadero origen de Juliana Tainer…hasta que sus dudas quedan confirmadas, para impacto de todos y, en especial, de los espectadores.
    La actriz que tuvo a su disposición el rol de la madre de Data, fue Fionnula Flanagan, tremenda actriz irlandesa en su segunda participación dentro de la franquicia (la primera fue con otro personaje memorable en DS9, en el transcurso de su primera temporada) y quien luego, años más tarde, haría de vulcana en otro gran episodio para Enterprise (a esta misma artista, la hemos podido apreciar desenvolviéndose con maestría en papeles muy diferentes, en el filme Los Otros y la serie Dioses Americanos).

Todo un placer ver actuando a Fionnula Flangan en este tremendo episodio.

11- Parallels (Paralelos): En lo que va de esta temporada, se trata del mejor capítulo en “tono de ciencia ficción” del programa, ya sea por su guión, como por el despliegue escénico y artístico en general que posee; además, los hechos que transcurren en él tienen bastante relación con su cronología e inciden bastante en lo que viene con posterioridad. Más encima, se trata de un episodio de Worf, que no hay uno de este personaje que sea malo y, la verdad, este resulta ser tan memorable como otros suyos; cabe mencionar eso sí, que no se trata de una historia enmarcada dentro de la “saga klingon”, de modo que nos permite abordar a este héroe desde otros puntos de vista, tan complejos como la relación con su pueblo y raíces.
     Worf regresa al Enterprise luego de participar en un torneo deportivo y cuando llega a la nave, comienza a darse cuenta de que van dándose primero pequeños cambios a su alrededor, luego verdaderas modificaciones de la realidad y que lo hacen saltar de un universo alternativo a otro.
     Se supone que esta fue la primera vez en la televisión en que se abordó el tema de los universos paralelos y la verdad es que este capítulo hizo historia, como muchos otros de la franquicia.  Por otro lado, los cambios que vemos entre un sitio y otro son muy atractivos, con algunas versiones radicales de la cronología trekker.
     Dentro de los sitios a los que llega el viajero, se encuentra uno en el cual aparece Wesley Crusher, ya salido de la Academia y sirviendo en el Enterprise.  Con posterioridad, el personaje volvería a salir por última vez en la serie.
     Por cierto, en este capítulo se menciona por lo menos un par de veces al dulce Alexander, el hijo de Worf, pero solo llegaremos a reencontrarnos con él cerca del final de la serie.  Asimismo, este episodio permite dar un paso en la relación entre el guerrero y Deanna Troi, tras años de conocerse y dejándonos ver cómo van evolucionando los personajes en este tipo de series. También se puede destacar los momentos de humor, donde el formidable Michael Dorn nos demuestra sus habilidades para la comedia, que Star Trek en un solo capítulo puede tener de todo: drama, risa, acción, aventura, suspenso, romance, violencia, ciencia ficción (y a veces hasta erotismo, como terror).


                                           Algunas escenas de este formidable episodio.

12- The Pegasus (La Pegaso): Otro gran capítulo para Riker, el que de nuevo fue dirigido por LeVar Burton (Geordi la Forge).  En esta ocasión, además, volvemos a saber datos sabrosos sobre su pasado y juventud, ahora acerca de su labor en la nave de la Federación Pegaso, recién salido de la Academia; allí su servicio no terminó de la mejor manera, puesto que la mayor parte de la tripulación se perdió en raras circunstancias y eso le hizo quedar en discordia con su antiguo comandante.  Es así que este oscuro episodio de su vida regresa en contra de sus deseos, cuando visita al Enterprise su ex jefe, actualmente ascendido a almirante y quien requiere de sus servicios, para recuperar el navío del cual ahora se sabe su paradero…Y como buen militar, no le queda otra que acceder las órdenes que su superior le da.
    Por un lado, en este episodio de lo más granado de la temporada, nos volvemos a encontrar con los dilemas morales: Uno de ellos que tiene relación con el uso indebido de la tecnología (el segundo de este año, tras el ya mencionado Fuerzas de la Naturaleza) y donde la obcecación de algunos por el poder, los lleva a cometer verdaderos atropellos contra sus semejantes; y, por otro, nos encontramos con el conflicto que se produce cuando el deber complica la lealtad que algunos nos merecen y que a ello se le suma la culpa por los errores del pasado…Por todo esto pasa el pobre de Will, cuando ve que su propia sombra lo ha alcanzado y no le queda otra que asumir, aunque ello le cueste más que un disgusto.
   Por cierto, el gran actor invitado de esta ocasión resultó ser Terry O´Quinn, artista con trabajos memorables en Expediente-X, Millenium y, sin dudas, uno de los grandes personajes y protagonistas de Lost (algún día tengo que volver a vérmela y/o escribir sobre ella).
    Destacable también viene a ser que vemos al primer romulano de rasgos más o menos negroides, quien en un principio nos llega a parecer simpático y luego se muestra como un tipo peligrosísimo, tal cual la mayoría de los militares de su raza que se muestran artificiosos y con una labia de oro.  De igual manera, cabe mencionar el valor que se le da en la trama a la confianza entre Picard y Riker, la que contrasta bastante con el trato entre este último y su ex comandante; de modo que tras todo esto, queda de manifiesto la importancia de dicho valor, no solo como una manera para ejercer una carrera, sino que como una de las virtudes primordiales en la amistad.

Dos machos muy machos en clara lucha de egos.
13- Homeward (Regreso): Si ya antes conocimos a los padres de Geordi (que no nació en una probeta) y luego a la “madre” de Data, ahora es el turno de presentar al otro hermano de Worf, mucho mayor que él e hijo de sus padres humanos adoptivos.  Más encima, este fue interpretado por un actor tan destacado como lo es Paul Sorvino.
    Nicolai trabaja encubierto estudiando una cultura alienígena “pre warp”, cuyo planeta está por sufrir una catástrofe ecológica, que los llevará a la muerte y a que con ello desaparezca todo paso suyo por la historia.  El hombre se niega a que esto suceda y tiene un plan que incluye al Enterprise, en contra de la voluntad del capitán y de su hermano, que fue enviado a rescatarlo.
    Esta historia “menor”, que aun así tiene varios aspectos interesantes, nos muestra un ingenioso nuevo uso para el holodeck (recordemos, este viene a ser un espacio de la nave dedicado a simular ambientes y personajes, a través de sofisticados hologramas), pero en mayor medida aborda el tema de derecho de las llamadas culturas primitivas, a ser respetadas y seguir su normal desarrollo sin la intromisión de extraños; y, sin embargo, vemos a sujetos de pueblos más avanzados tecnológicamente, que intervienen en dicho proceso, si bien con propósitos benignos.
     Por otro lado, la destino final del hermano de Worf, nos lleva a reflexionar acerca de la realización personal y la búsqueda de la felicidad, tal como lo vemos en las decisiones que toma a lo largo del capítulo, que lo muestran como un hombre que se ha convertido en alguien más centrado de lo que era en su juventud.  Destaca también el amor de familia que podemos evidenciar en esta historia, que por muy diferentes que puedan ser el klingon y su hermano humano, pese a sus desavenencias se apoyan, respetan y quieren.
     Dentro de la trama que aquí encontramos, sobresale un subargumento que gira en torno a uno de los autóctonos, que descubre la verdad de lo que está pasando y las consecuencias que ello le trae; no deja de ser emotiva la escena en la que a este, un hombre mayor, se le ve sufrir cuando se entera de la verdad y se desmorona su sistema de creencias.  Luego, queda expresado el tema de la fe y su contraste con el saber científico, incluyendo los cismas ideológicos de la oposición entre uno y otro.

14- Subrosa: En esta ocasión es de Beberly, que se nos presenta uno de sus familiares…nada menos que a su abuela; sin embargo nunca la llegamos a ver en pantalla viva y solo sabemos de ella a través de lo que cuentan los personajes sobre su persona y lo que dice su propio diario de vida.  Nos enteramos de que fue una gran mujer, quien dejó una huella indeleble en la doctora Crusher, claramente un modelo femenino suyo de independencia y de vida sirviendo a los demás.
    Aparte de lo de arriba, también llegamos a saber de la muy singular relación de “Nana”, con un hombre mucho más joven, de tipo romántica y que siguió entre ambos hasta el final de sus días.  Todas estas revelaciones salen a flote, cuando Beberly debe viajar al idílico planeta donde esta vivía, para asistir a su sepelio.  Allí la galena se encuentra con el mismo hombre que cortejaba a la recién fallecida e inicia un tórrido romance con este, que incluso la lleva a desistir de su carrera profesional.  No obstante, el guapo amante esconde más de un secreto y ello cuando va descubriéndose, pone en alerta no solo a su nueva conquista.
     Por un lado, nos encontramos con una inesperada historia de fantasmas, que queda a disposición del televidente escoger entre su naturaleza sobrenatural o explicarla desde los terrenos racionales de la ciencia ficción.  Por otro, se trata del primer episodio más o menos erótico del programa en mucho tiempo (¿O tal vez el primero y único de TNG?), donde sobresalen las escenas y diálogos de la Crusher, relacionados con su placer sexual y/o autocomplacencia (metraje del capítulo que cuando se emitió una mañana, de entre semana en mi país, por el canal de televisión abierta del gobierno, fue censurado). 
    La decisión final de Beberly para con su amante, no puede dejarme más receloso, por verla como un acto suyo que atenta contra su mismo juramento hipocrático y/o como un actuar demasiado emocional, para alguien que en la serie se ve como alguien capaz de ser más equilibrada en sus reacciones.

El "escandaloso" orgasmo de Beberly Crusher.
15- Lower Deck's (Cubiertas Inferiores): Sin dudas uno de los mejores episodios de la temporada, por no mencionar que se trata de uno de sus más originales (y de toda la serie en general)…Y es que tal como nos dice poéticamente su nombre, sus protagonistas no son los personajes a los que ya conocemos desde hace rato en profundidad, sino que vienen a ser un quinteto de jóvenes. compuesto por la ya conocida enfermera Ogawa, otro humano también y alférez como ella, incluyendo a un oficial vulcano y a una bajoriana; a estos se les suma un cantinero del ten forward, la zona de esparcimiento y dedicada a la ingestión de alimentos y consumo de bebidas, regentada por lo general por Guinan. Es así que la trama gira en torno a estos, su amistad que recuerda a la de los protagonistas de la serie y sus relaciones con estos últimos, que en el mayor de los casos vienen a ser sus superiores.
    Los sueños y preocupaciones de todos estos, quedan expresados de manera muy emotiva, que al ser los personajes centrales de esta historia, nos abren el espectro dramático de la franquicia y mostrándonos que el mundo es mucho más vasto de lo que vemos a primera vista; pues detrás de esos personajes que muchas veces solo vemos de pasada, hay toda una vida detrás y alguien digno de ser conocido. 
    Alyssa Ogawa hasta antes de este capítulo, solo había tenido cierto desarrollo como personaje en el muy divertido “policial” de la sexta temporada, Sospechas y en la hace poco mencionada Paralelos y donde sale como doctora del Enterprise, en uno de los universos alternativos que visita Worf; ya antes se había visto como alguien agradable, auqnue ahora por fin tenemos el gusto de confirmar la buena impresión que nos había dado.  El otro alférez humano que aquí aparece, es un guapo muchacho con cierto aire de inseguridad, pese a sus deseos de ser exitoso en sus proyectos.  Mientras que el vulcano que aquí aparece, compañero de cuarto del anterior (y tal vez su mejor amigo), viene a ser el más amistoso y “humano” que hemos conocido hasta el momento, quien incluso es capaz de bromear (a menos que me equivoque, el mismo actor interpreta a un vulcano muy parecido a este en Voyager).  En cuanto a la alférez bajoriana, había aparecido antes en el igualmente recomendable episodio El Primer Deber y en esta ocasión tiene la oportunidad de redimirse, tras sus errores de juventud, de aquel otro episodio de la quinta temporada.  El único civil del grupo, es un alegre joven que posee algo que los al menos uno del resto desea: puede compartir con los oficiales superiores sin complicaciones…
    Por cierto, cada uno de los mencionados arriba, mantiene un tipo de relación con sus superiores, destacando las de Ogawa y Sito, la bajoriana.  Por otro lado, la idea de que todos tenemos cosas en común, incluso con aquellos que vemos como inalcanzables a nuestras posibilidades y la inserción de una subtrama de carácter político y/o espionaje, enriquecen bastante esta bella pieza televisiva.
    El clímax y desenlace de esta historia, resultan ser unos de los más impactantes y emotivos de todo TNG, que estamos hablando de un guión magnífico, con diálogos de antología y actuaciones memorables.

La mejor foto que pude encontrar de este entrañable grupo de amigos.
16- Thine Own Self (Tú mismo): Hace tiempo que no teníamos un capítulo en el que corrieran al menos dos narraciones paralelas y he aquí uno de aquellos (bueno, obviando el anterior, que se trataba de uno muy especial ¿No?) y claramente este es uno de ellos.
    Por un lado tenemos la historia centrada en Data, lejos la más entretenida e interesante de las dos, en la cual el androide se encuentra solo en un planeta con una sociedad “pre warp” y quien tras un incidente pierde la memoria.  Allí es acogido por una familia compuesta por un padre y su hija pequeña, buenas personas.  Cabe mencionar que la aparición de este, causa cierto impacto en el pueblo donde llega, con lo cual esta trama se hace tan llamativa.  Por cierto, la relación entre el protagonista y la pequeña, nos puede recordar la amistad que hace años tuvo este con otra alienígena más o menos de esa edad, en el capítulo Pen Pals de la segunda temporada.  De igual manera, destaca la presencia de una científica y sus interesantes teorías para explicar los fenómenos a los que se enfrenta y cómo Data le rebate de forma racional sus ideas.
    Luego tenemos la trama centrada en Deanna y su deseo de conseguir la habilitación para comandar en el puente de naves estelares (obviamente comenzando por el Enterprise).  La encantadora consejera no la tiene fácil, que su gran amigo y ex pareja debe evaluarla, quien pese a sus sentimientos por ella, se obstina en tratarla con todo su profesionalismo: o sea, se la hace difícil.  Cabe mencionar la actuación de Marina Sirtis, nuestra adorable Troi, dándole tanta credibilidad a su personaje, en los distintos estados de ánimo por los que aquí pasa.
    El nombre de este otro capítulo menor, que no deja de ser divertido, hace mención a sus dos protagonistas, quienes en distintas circunstancias demuestran la calidad de su persona y que los hace destacar, como sobrepasar con éxito los problemas a los que se enfrentan.


                      Un muy divertido intercambio de ideas entre Data y su anfitriona.

domingo, 12 de mayo de 2019

Mejorando a cada momento.


1. El argumento.

    La quinta novela de la saga de Artemis Fowl de Eoin Colfer, se titula en inglés Artemis Fowl and the Lost Colony, o sea, en español Artemis Fowl y la Colonia Perdida; no obstante, tal como ya ha pasado con sus anteriores entregas, al ser traducidas a nuestra lengua se cambió su nombre y pasó a llamarse Artemis Fowl: La Cuenta Atrás.  Por otro lado, también se repite en su caso el hecho de que sus sucesos transcurren pocos meses después de los eventos del libro anterior y, por otro lado, se trata de una novela algo más extensa que la anterior y que en este caso, en al menos la edición de bolsillo que poseo, tiene cerca de 50 páginas más que su predecesora; también se puede decir que mantiene a la mayoría de los personajes que ya conocimos, entre principales y secundarios, con el agregado de unos cuantos nuevos, que tal vez en sucesivas entregas vuelvan a aparecer (que al menos hay dos de ellos realmente formidables, como para no desperdiciar).
     Pero mejor veamos de una vez de qué va el libro, que apareció en 2006.
     Artemis ahora tiene 14 años y supuestamente ya se ha alejado por completo de la vida delictual, teniendo en todo caso un pasar para nada propio de alguien de su edad, si se considera su calidad de genio y relación con las llamadas “criaturas mágicas”.   Por otro lado, sus amigos Holly Canija y Mantillo Mandíbulas ahora se dedican a trabajar juntos como socios, al haber puesto una agencia de detectives; mientras que Potrillo continua bajo contrato con la PES…, aunque luego nos enteramos de que el centauro ha sido fichado por una agencia mucho más elitista que esta.
     La llamada “Colonia Perdida” a la que hace mención el nombre original del texto, corresponde a una de las llamadas “Ocho Familias” de las Criaturas Mágicas que existen; es decir, a una de las 8 especies y/o culturas diferentes que existen de estos seres.  Sin embargo, a diferencia del resto de estas especies que viven en el “subsuelo”, o sea, bajo tierra y a escondidas de los seres humanos, estos habitan en una isla fuera del tiempo.  Más encima, estos son nada menos que los demonios; si bien no se trata de los seres que conocemos como tal, a manera de representación del mal en muchas teologías y, aun así, una que otras características suyas son comunes a estas representaciones espirituales tan caras a la mayoría de las religiones.  Es así que nos enteramos cómo fue que la familia de los Demonios, fue apartada del resto de sus parientes y ahora tras miles de años exiliados, están por volver a su antiguo hogar, lo que podría traer devastadoras consecuencias tanto para el mundo del subsuelo, como para la humanidad…Y como no, solo la alianza entre el chico maravilla y sus ahora amigos subterráneos, puede evitar que se produzca el desastre.

2. El mundo se hace más vasto.

     Con la aparición de la llamada “Octava Familia”, se introduce no solo una nueva especie de seres mágicos dentro del universo de ficción, que tan bien ha sabido crear el autor, jugando con la rancia tradición literaria oral y escrita europea; sino que también profundiza, como nunca antes, en la descripción más detallada de la biología y costumbres de uno de los otros pueblos mágicos, que viven ocultos para los demás mortales.  Hasta antes de este libro, nos fue posible conocer con cada nuevo volumen algo más de los enanos y hasta cierto punto de los goblins, como de los trolls (mientras que de los elfos, apenas hemos llegado a saber sobre su sociedad e incluso a lo más un dato o dos desde el punto de vista anatómico… y eso que la misma Holly pertenece a dicha raza); pero ahora este universo ficticio se enriquece bastante, con una descripción detallada de la sociedad “demoniaca”; páginas y páginas se encuentran dedicadas a estos seres, que resultan ser muy satisfactorias para el lector ávido de buenos momentos y, en especial, de un argumento muy bien contado.  Es así que la historia, cultura y biología de dicho pueblo, quedan bastante  detalladas, que más encima ello nos permite saber por fin cómo fue que las Criaturas Mágicas, abandonaron el mundo de la superficie y decidieron dejar de lado la convivencia con los seres humanos.
     Por otro lado, como bien sucede con sus novelas predecesoras, esta se ambienta en distintos lugares, que en este caso transcurre en al menos cuatro países: España, Italia, de nuevo en Irlanda (patria de Artemis Fowl) y Taiwán (siendo esta la primera vez en la saga, que la trama se traslada al continente asiático).  En el caso de la “Madre Patria”, la acción transcurre en Barcelona, tanto en la actualidad, como en su pasado (que nuestro ahora “héroe”, llega incluso a encontrarse con un famoso artista de dicha nación)…Pero es en el caso de Taiwán, que más encima los sucesos ocurren dentro de su famoso edificio llamado Taipei 101, que se puede apreciar la documentación del autor para darle su credibilidad a lo que ocurre en este territorio (de hecho, antes de leer este libro, yo ni siquiera sabía de la existencia de tal moderna construcción). 
      De igual manera, volvemos a gozar con las correrías de los personajes en Ciudad Refugio, a estas alturas un lugar ficticio casi tan fijado en la mente de los lectores, como Hogwarts de la serie de Harry Potter o Narnia de la saga escrita por C. S. Lewis y la Tierra Media de El Señor de los Anillos.  No obstante, corresponde al hogar de los demonios, la isla de Hybras, el sitio de este tipo que tan solo en su introducción consigue acaparar nuestra atención…Y es que dicho lugar, tan distinto a la ya mencionada Ciudad Refugio, está espectacularmente desarrollado y contrasta por completo con el mundo civilizado subterráneo, donde viven las otras Siete Familias.


3. Los nuevos personajes.

3.1. Los buenos.

* Minerva Paradiso: Una chica de unos doce años, que viene a ser la contrapartida en femenino de Artemis Fowl.  Hija de un notable cirujano plástico italiano, es su consentida, de modo que su progenitor la apoya en cada uno de sus proyectos e incluso en aquellos que uno no esperaría acompañar a una pequeña de su edad… ¡Como raptar a una Criatura Mágica! Superdotada, millonaria y voluntariosa, cuyo plan se parece mucho al que hace un tiempo atrás realizó Artemis, cuando era “otra persona”, nos permite ver cuánto ha crecido nuestro pálido “fangosillo”.
    La preadolescente en realidad no es una persona malvada y sus pretensiones originales no atienden al poder monetario y el gusto por la ilegalidad, a diferencia del Artemis de antaño: a esta le importa nada más que el reconocimiento intelectual de sus logros, por parte de la comunidad científica.  Cabe mencionar que Minerva (quien tiene nombre de diosa como el otro, de una deidad romana y de una griega respectivamente, ambas relacionadas con atributos positivos e intelectuales), se convierte en el primer objeto del interés amoroso del chiquillo.

* Número Uno: El demonio protagonista de esta historia y que tiene tanta importancia dentro de ella, que posee un montón de páginas dedicadas tan solo a sus vicisitudes, es llamado así por sus congéneres a manera de ofensa por su incapacidad para “deformarse” (esto es pasar por el típico proceso de los demonios machos, de que les salgan cuernos y desarrollen un cuerpo más macizo), es la víctima del rapto perpetrado por Minerva.  Desde antes de llegar a nuestro plano de existencia, comienza a sospechar de que es lejos algo más que un simple diablillo, hasta que luego se concreta su verdadero papel dentro de esta crisis…Tal vez la más grande hasta ahora, que les ha tocado sobrellevar a los héroes de esta saga.  Por otro lado, a diferencia de la mayoría de su especie, es alguien amable y amante de la cultura humana, a la que pudo conocer desde antes de llegar a la Tierra, debido a un libro de por acá que llegó hasta las manos de su pueblo y redefinió su cultura (este detalle, sin dudas, que viene a ser uno de los mejores aciertos del tomo y en especial de lo que hemos podido apreciar de Eoin Colfer).

* Doodah Day: Este duende ingresa a la trama (y al universo de Artemis Fowl) como un caso más de recompensa, para el servicio de detectives privados de Holly y Mantillo, quienes andan detrás de él por ser nada menos que un escurridizo contrabandista de… ¡Pescados! Es así que la primera aparición de la elfa Canija en el volumen, se realiza durante una muy divertida “escena” de acción y en la que esta persigue a su presa, a lo largo de un buen tramo de Ciudad Refugio.  Luego de ser capturado, se le ofrece la oportunidad de blanquearle sus papeles a cambio de un servicio para los suyos, el que consiste en ayudar a Holly y a los demás, a resolver los problemas con los demonios y la familia Paradiso.
     Doodah posee la habilidad extraordinaria de poder conducir cualquier máquina como un gran experto, ya sea “mágica” o de procedencia humana. Su vida dentro de los bajos fondos y su personalidad tan especial, que en realidad no se trata de un tipo desalmado, lo lleva a tener varios puntos en común con Mantillo Mandíbulas, lo que con posterioridad permite que ambos se conviertan en amigos…y socios.

* Qwan: El más poderoso entre los viejos hechiceros de los demonios, solo aparece en la novela durante su última parte y, empero, llega a convertirse de manera rápida en uno de los estupendos nuevos personajes de la serie.  Con miles de años a cuestas, resulta ser uno de los sujetos imprescindibles para que no se produzca la hecatombe, que está ad portas en esta historia.

* Comandante Vimyáya: La vimos brevemente en el libro anterior, aunque en este participa mucho más.  Es quien se encuentra a cargo de la llamada Sección Ocho, una división ultrasecreta de la PES, que cuenta con un presupuesto mayor y mejor tecnología que el resto de las fuerzas policiales.  Como siempre ha confiado en las capacidades de Holly, le ofrece a esta formar parte de sus exclusivas filas.

3.2. Los malos.

* León Abbot: El imponente líder de los demonios, es un tipo manipulador que un accidental viaje llega a nuestra tierra.  A raíz de lo anterior tiene un encuentro con los Paradiso, que se convierte en el momento decisivo para que ambos mundos queden ligados y para que en especial la cultura de los suyos, fuese modificada a increíbles extremos.  Responsable de buena parte de los problemas de Número Uno, lo lleva a tomar la decisión de intentar llegar hasta nuestra realidad.  Hacia el final del libro, se descubre más de un interesante secreto de este.

* Billy Kong: Uno de los mejores villanos de la saga, es un hombrecito de origen taiwanés, que trabaja de mercenario y estuvo contratado por la familia de Minerva, hasta que se le presentó la oportunidad de llevar a cabo su gran obsesión desde niño: consistente en vengarse de los demonios, debido a un muy interesante trauma que tenía desde pequeño.  Es un tipo violento, con sus propias características y que lo diferencian de otros ruines que conocimos, a lo largo de los 5 libros que ya hemos revisado.


jueves, 9 de mayo de 2019

Aprendiendo a despedirse (por ahora) de TNG. PRIMERA PARTE.


     La séptima temporada significó la coronación de un programa, que de forma unánime se ha considerado entre lo mejor de las series de televisión.  Si miramos atrás, ya sea través de una revisión objetiva o una más personal como en mi propio caso y lo que he hecho a lo largo de más de un semestre (yo, todo un trekker), esta serie tiene razones de peso como para haberse ganado tal título; compartiendo tal  consideración con otros shows de la pantalla chica (ñoños), hace rato de culto y que además le precedieron: La Dimensión Desconocida, The Outher Limits, Sombras Tenebrosas, Doctor Who, Ultraman, Ultraseven y la misma Serie Original de Star Trek, entre otros.  Difícil la tenían sus responsables de, por un lado, mantener la misma calidad de años anteriores y, por otra, cerrar unas cuantas historias e ideas de los personajes antes de dar el siguiente paso (más bien en lo que concierne a Wesley y a Ro): llevar a nuestros ya queridos héroes a la pantalla grande, lo que se estuvo trabajando en paralelo al cierre del programa.
     La verdad es que esta última temporada, a juicio personal, no es la mejor y posee varios capítulos débiles o que al menos debieron estar mejor trabajados en materia de guión, puesto que se hacen lentos o pueden considerarse como olvidables, incluso.  Para ser sincero, recién me estoy reviendo estos capítulos, pero me he sentido algo decepcionado de lo que he visto hasta el momento; sé muy bien que aparte de ese gran y emotivo final que es Todas las Cosas Buenas…(que le concedió a TNG su segundo Premio Hugo, luego de ese otro impresionante episodio que es La Luz Interior, al final de la quinta temporada) hay otras maravillas por ver aún durante esta etapa final (como bien lo son Paralelos y Génesis), pero ya no hay tantas como en años anteriores.
     Volvemos a tener dos historias dobles, una de ellas el mencionado remache de oro del programa y también encontramos un pequeño crossover con DS9.  Los grandes artistas invitados no faltaron…Pero un detalle que cabe destacar en esta séptima temporada, viene a ser que si comenzamos a indagar en las historias detrás de nuestros protagonistas, en general estas se centraron en su sentido de familia y los lazos con sus consanguíneos; de este modo, nos es posible conocer a familiares suyos que no sabíamos que tenían o a los que ahora por fin pudimos darles un rostro.  Tras lo anterior, interesantes datos conocemos acerca de la biografía de tan queridos personajes y quienes tras finalizada la serie, llegan a ser tan reales para muchos, casi como cualquier persona a la que conociéramos físicamente (¡Y vaya que en algunos casos se trata de tanto o más años “compartiendo”, que cualquiera de esas personas con las que pasamos nuestras vidas!).
     Harto me he demorado en escribir tan solo este primer post sobre la séptima temporada, pues llevo como dos semanas redactando estas palabras y es así que en estos mismos momentos ya me encuentro a menos de diez episodios de terminármela… y la verdad es que sigo con esa idea, tras mi “cuidada” revisión, de que se trata de la menos lograda de todas…Y eso que se decía que la primera era la de más baja calidad, lo que en estos momentos estoy por completo en desacuerdo.  Resulta que esta vez no hay tanta crítica social, ni grandes dilemas morales, como tampoco podemos encontrar con historias de mucho impacto para la cronología trekker; al respecto, bien podría decir que en su mayoría se trata de argumentos de relleno, solo para justificar los 26 capítulos que se acostumbraban hacer en aquel tiempo (y que admito echo mucho de menos esta cantidad de entregas por temporada, tanto en la franquicia, como en la mayoría de las series actuales que hoy en día sigo), todo para acompañar a esas pocas piezas de antología, que en parte ya he nombrado. Falta drama de verdad, ideas innovadoras y material de primera en general.  
    Y, pese a todo, una honda nostalgia me embarga cuando me pongo frente al televisor y recuerdo esta temporada final, la que vi cuando ya estaba por terminar el pregrado en la universidad.  Anteriormente a este séptimo año de la serie, cuando canal 7 comenzó a emitirla desde la tercera temporada (que como ya dije antes, otro canal dio las dos primeras y en horario estelar), lo pasaba cambiando de bloque cada vez que terminaba una temporada.  La tercera fue emitida las tardes de los domingos, justo cuando otro canal emitía la Serie Original y yo mil veces prefería ver ese otro programa que ya conocía y solo había disfrutado muy de niño; con posterioridad la siguientes fueron programadas para los sábados al mediodía y la sexta en su mayoría (los primeros veinte episodios) fue el relleno de lunes a viernes de las mañanas de vacaciones de verano en febrero…Pero con la séptima temporada hicieron una excepción y por primera y única vez, le hicieron propaganda con muy buenos comerciales hechos por la misma compañía que la pasaba (el Canal 7, que pertenece al Gobierno)…y que yo gozaba ver a manera de un tentempié de lo que se venía esa semana.
     Pero, bueno, ya es hora de revisar capítulo por capítulo ¿No?


                                           Tráiler de la séptima temporada en Blu-Ray.

1- Descent, Part II (Descenso, Parte II): La esperada continuación y culminación de la última entrega de la saga de los borg en TNG, nos muestra a nuestros héroes a merced de las manos del villano que se ha convertido en una especie de mesías y líder de esta especie…quizás haciéndolos más peligrosos que nunca.  Por otro lado, también reaparece un viejo amigo que ahora ayuda a los del Enterprise, para salir del aprieto en el que se encuentran.


     Uno de los aspectos más interesantes dentro de esta segunda parte de la historia, tiene relación con los vuelcos que se dan en la amistad entre  Data y Geordi; y es que tras la intervención del malvado de turno, el androide pasa por un fuerte cambio en su personalidad, lo que perjudica a sus compañeros y en especial a La Forge.  Pero, tal como queda demostrado en los estupendos diálogos entre estos personajes y las acciones que les siguen, la verdadera amistad es capaz de sobrepasar cualquier obstáculo, que la lealtad es un valor inapreciable. 


     Luego del punto en que quedan los borg tras resolverse este drama, no volveríamos a saber de ellos hasta la tercera temporada de Voyager, que una cosa es lo que pasa con los que se encuentran en el llamado Cuadrante Alfa (lugar de la Federación) y otra, muy distinta, con aquellos del Cuadrante Delta…su hogar.
     Destaca el papel de la doctora Crusher, a quien mientras sus camaradas se hayan a merced del enemigo, le toca nada menos que capitanear el Enterprise y lo que hace muy bien, apoyada por un una hermosa alférez de tremenda personalidad y un teniente bastante competitivo.
     Por mi parte, recuerdo con mucho cariño este episodio en sus dos partes, puesto que la primera vez en que lo vi fue durante los noventa en VHS y gracias a una edición que salió en este formato para arriendo; aquella vez la disfruté junto a mi amigo mucho menor que yo, que tenía en aquellos años y con el que formábamos un grupo de amantes de la ciencia ficción y la ñoñería en general, al que puse el nombre de Acronía (hoy en día solo me veo con un par de sus integrantes y a los que considero entre mis mejores amigos).  El título que le pusieron a esta versión fue el de Descenso Infernal, nombre más para un filme de terror, pese a mantener la palabra del original; yo pensaba de que se trataba de un filme y no me acuerdo si luego me di cuenta de que se trataba de dos episodios fusionados.  Tras verme por tercera vez esta historia, que la segunda fue cuando la emitieron en dos partes en TVN, he podido comprobar con gusto que no ha perdido su magia y sigue estando entre los sobresalientes de la serie.



                                                         Tráiler de Descenso, parte II.

2- Liasons (Relaciones): Una vez más el Enterprise es utilizado para recibir a una delegación diplomática alienígena, cuyo pueblo está ingresando o por ingresar a la Federación.  A Troi le toca acompañar a uno de sus miembros, un hombrecito muy amable y que en una primera instancia queda maravillado con las nuevas experiencias que le depara su visita; en cambio, Worf se las tiene difícil, que su compañero no es tan amable que digamos y más que nunca nos toca ver con admiración cómo el klingon consigue superar sus impulsos naturales, al poder controlarse ante la presión del embajador que le han asignado.  Mientras sucede todo esto, Picard debía realizar un viaje al planeta nativo de este pueblo que recién están conociendo; no obstante, un imprevisto sucede y el destino no se lleva a cabo, llevando al buen capitán a otra de sus inesperadas aventuras.
     Se trata de un capítulo menor que, pese a no ser una genialidad que digamos, logra entretenernos al abordar un tema caro a la serie, como bien podemos apreciar en muchos de los episodios clásicos de la franquicia: los primeros contactos con una cultura muy diferente, lo que permite poner en el tapete el tema de nuestra propia humanidad, para conocernos mejor como sociedad y como individuos.
     El único detalle a mejorar de esta historia que, sinceramente, viene a ser su error, consiste en la apariencia tan humanoide de la raza que aquí aparece; puesto que se nos dice que esta es muy distinta a la del resto de los federacionistas y, sin embargo, a menos que se trate de una de esas especie cambiaformas o de pura energía que vemos por ahí, no resulta verosímil al aparecer en pantalla con una imagen tan “corriente”.

¡A gozar, a gozar, que el mundo se va a acabar! (o guatita llena, corazón contento).

3- Interface (Interfaz): Geordi se encuentra probando una nueva tecnología. que al usarla una persona le permite a acceder a información de primera mano desde larga distancia, tras conectarse a una sonda.  Mientras se realiza el experimento, la nave capitaneada por su madre desaparece y es entonces que La Forge se la encuentra en una especie de limbo, donde ambos dialogan; a raíz de esto, el joven ingeniero se obsesiona con la idea de recuperarla, pues asegura que está viva, pese a que todo dice lo contrario.
    Este capítulo, que a menos que me equivoque es “el dedicado” a Geordi en esta última temporada, nos deja más claro que nunca lo injustos que han sido en la serie con el personaje, pues tras tan buenos episodios que tuvo en el pasaddo, luego fue siendo relegado a ser una especie de secundario y opacado por el resto de sus compañeros; puesto que en la temporada anterior, tras brillar en Reliquias y donde compartió protagonismo nada menos que con el recordado Scotty de TOS, solo se le dio un capítulo más, el bodrio de Aquiel. Además, también esta vez no solo llegamos a saber de su madre, si no que por igual aparece su padre en pantalla y nos enteramos de que posee una hermana… ¡Cómo es posible que en tanto años no se haya profundizado en lo concerniente a su familia!
     A mi humilde parecer lo único rescatable de este episodio, aparte de saber algo más de tan carismático y “olvidado” protagonista, viene a ser la actuación de LeVar Burton, el tremendo actor detrás suyo.

Con ustedes...¡La última moda del siglo XXIV!

4- Gambit, Part I (Ardid, Parte I): Nuestro amado Jean-Luc se haya perdido y sus amigos, como también subordinados, andan detrás de su pista, que en algún momento de su investigación llegan a creer de que ha sido asesinado; debido a esto, la moralidad en el Enterprise decae bastante, si bien no todo el mundo está dispuesto a aceptar que han perdido a su líder y de ese modo Riker decide no obedecer a lo que dicta la razón y realizar por su propia cuenta una nueva pesquisa para ver si es posible encontrar vivo al capitán.
    Por otro lado, Picard, como bien ya deberíamos tener claro, se encuentra vivito y coleando; sin embargo, su paradero resulta ser de lo más inaudito, ya que se encuentra a bordo de una nave tripulada por un variopinto grupo de ladrones de arqueología alienígena y en el que está de incógnito como si se tratara de uno de ellos…En algún momento los destinoS de este y de Riker se vuelven a cruzar, pero de una manera bastante incómoda, aunque al tratarse de oficiales de la flota experimentados y amigos de gran confianza, ambos consiguen hacer sus planes para evitar los planes de los malhechores.
     Destacan los alienígenas de diversas especies que aquí aparecen, entre ellos una romulana civil que a la fecha podría considerarse como la fémina de su especie más agradable que hayamos visto, pese a ser una villana.  Por otro lado, muy divertido resulta el principio de esta historia, con los altos oficiales de la nave interviniendo en un bar alienígena para intentar saber de su jefe.

En malas juntas.
5- Gambit, Part II (Ardid, Parte II): Reunidos a bordo de la nave de los ladrones, Picard y Riker deben ingeniárselas para evitar que estos se hagan con un artefacto vulcano, que resulta ser mucho más de lo que en un principio se pensaba; puesto que estar rodeado de gente de pocos escrúpulos y en la práctica sin honor, complica las cosas…Además, Will debe hacerle creer al resto del mundo de que es un traidor y ello significa pelear contra su amigo, como también poner en peligro al Enterprise.
    En muchos sentidos esta segunda parte viene a ser mucho más divertida que la anterior, entre lo que se puede mencionar la intervención de un famoso basquetbolista de la época, un enorme hombre de más de dos metros (James Worthy), trekker de corazón y que fue invitado a interpretar un divertido klingon, pese a su seriedad y que nos dio algunos de los momentos más graciosos de este episodio.  Además, es la primera (y única vez en TNG) en la que se profundiza en aspectos de la sociedad vulcana que desconocíamos, valiosa raza para la cronología de la franquicia y que solo muchos años después, en Enterprise pudo retomarse con mayor significancia.


                                   Con ustedes...¡El klingon más grande del cuadrante Alfa!

6- Phantasms (Fantasmas): Ahora que Data puede soñar, luego de que comenzó a funcionar su programa que le permite ello, tal como se mostró el año pasado durante los eventos de Derecho de Nacimiento, se dispone a dormir y es cuando comienza a tener sus primera pesadillas…Sus viajes al mundo onírico parecen ser mucho más que meras manifestaciones, de lo que sería su subconsciente, puesto que al parecer encierran un significado especial y tienen relación con un fenómeno que está afectando al Enterprise y que puede llevar a la perdición a todos a bordo de la nave.  Solo gracias a las investigaciones hechas por el propio androide y Geordi, se descubre la verdad de todo lo que está pasando.  Con posteridad, el Capitán y algunos de sus subordinados deben adentrarse dentro de los sueños de su compañero, para lograr resolver el misterio que puede salvarles la vida a todo el mundo. 
     En lo que va de esta irregular temporada, podría decirse que salvo Descenso, Parte II este es el capítulo más entretenido y mejor articulado en lo que va de ella…Puesto que posee unas cuantas imágenes surrealistas inolvidables y momentos muy atractivos, como las conversaciones de Data con Freud, la aparición de unos “monstruitos” muy particulares y los mismos sueños del androide. 


                                ¡No hay como un buen "tutito" y "soñar con los angelitos"!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...