domingo, 6 de mayo de 2012

Encuentro con un Hombre Notable



     En el año 2007, el escritor estadounidense Patrick Rothfuss, vio recompensados sus esfuerzos, tras varios rechazos por parte de las editoriales, al ver por fin publicada su primera novela.  Lo que en un principio correspondía a un más que extenso libro titulado The Song of Flame and Thunder, fue dividido en tres tomos (como también sucedió con el más que clásico El Señor de los Anillos), recibiendo el nombre genérico de Crónica del Asesino de Reyes, siendo su primer número El Nombre del Viento.  Una vez en el mercado esta ópera prima, su autor logró de forma rápida fama y fortuna, consiguiendo el elogio tanto de la crítica, como de los lectores, llegando incluso a comparársele con verdaderos “pesos pesados” de la literatura fantástica, tales como George R. R. Martin, Ursula K. LeGuin y el mismísimo Tolkien.  A esto, se le sumaron unos cuantos premios y a su vez el mundo se quedó esperando la ansiada continuación, la que recién dio a la luz el año pasado con El Temor de un Hombre Sabio.  El tercer tomo de la “supuesta” trilogía, posee el título provisorio de Las Puertas de Piedra.
     Antes de publicar la primera parte de su saga, Rothfuss ganó un premio por un extracto de la versión original de su libro antes de dividirlo, en el año 2002 y luego en el 2005 editó Your Annotated, Illustrated College Survival Guide, correspondiente a una recopilación de sus textos de no ficción para una revista universitaria.  Sería en el año 2010 cuando recién publica un nuevo texto, si bien correspondiente a un breve relato y para nada relacionado con su Crónica del Asesino de Reyes, aunque sí siguiendo su interés hacia la literatura fantástica: Las aventuras de la princesa y el Sr. Whiffle, una revisión suya en tono adulto y paródico de los cuentos infantiles de hadas.  En la actualidad está por cumplir los 39 años y dedica gran parte de su tiempo a numerosas actividades de beneficencia.
    Cuando se trata de abordar el contenido y el sentido de la novela que comienza la trilogía de Crónica del Asesino de Reyes, hay que tener en cuenta varios aspectos:

·         En primer lugar que se trata de una obra de fantasía ubicada dentro de un mundo arquetípico, con connotaciones medievales como la mayoría de las obras que hoy en día son tan populares.  Se trata de una tierra sin nombre hasta este primer tomo, pero que en el mapa de las tierras y reinos que lo componen adjuntado al libro, reciben el título de Los Cuatro Rincones de la Civilización.  La magia (llamada en el libro simpatía) y lo sobrenatural son aceptados con normalidad por la gente, pese a que muy pocos la hayan presenciado en realidad.  En cuanto a quienes la utilizan, los magos (acá conocidos como arcanistas) estudian durante años en la universidad y sus conocimientos de estas artes tienen un carácter cuasi científico, por cuanto en la novela el autor se permite crear todo un sistema teórico y de causalidad que en ocasiones recuerda a la magia tal y como es abordada en el ciclo de Terramar de la mismísima Ursula K. Le Guin.   A su vez hay conocimiento que raya en la leyenda, de antiguas culturas y razas ligadas de forma más directa al uso de la magia, tales como criaturas de carácter demoniaco, pero que supuestamente corresponden a otras razas a diferencia de la humana y cuya ignorancia de estas les da su carácter esotérico y teológico.  Existen también criaturas de carácter monstruoso, tales como dragones y otros, no obstante su verdadera naturaleza extraña es explicada por el propio protagonista de un modo racional.   La sociedad aquí descrita posee mucho de la atmósfera medieval característica de estas obras: un ambiente rural, descripción de pueblos con sus costumbres tales como carnavales y otras fiestas, muchas tabernas, señoríos propios de los nobles, artesanos, herreros, caravanas, vendedores trashumantes, artistas itinerantes  y un fuerte clero, donde todos ayudan a conformar este particular mundo en el que se desenvuelve nuestro protagonista.
·         Profundizando la presencia de la magia tan relevante dentro de tal tipo de obras, y en especial dentro de esta misma novela, acá la magia corresponde a un conocimiento de elite, por cuanto quienes la conocen y usan son personajes cultos y de respeto.  Alquimia, lingüística, matemáticas y otras disciplinas se suman en el libro a la simpatía.  Entonces se podría decir que en el mundo de En el Nombre del Viento, la magia cumple la misma labor de la ciencia y la tecnología (por cuanto dentro de su trama, se habla de verdaderos artilugios mecánicos que funcionan en base a estos principios).
·         La religión cumple un papel fundamental dentro de esta obra, unas veces para mostrar la grandeza del espíritu humano y otras para identificar sus más oscuras bajezas.  De este modo el libro puede que tenga de adrede un discurso anticlerical, por cuanto gran parte de los “hombres de fe” acá, se muestran arrogantes y corruptos, no así la misma fe que acá se revela como un sistema de creencias teológicas cuya principal figura es el dios Tehlu (que aquí posee tanto su parte divina, como humana, tal cual la figura de Cristo mismo) y que en su origen posee la nobleza que se espera de toda religión fundada en el amor y el servicio a los hombres.  Hay una rica mitología en la novela ligada a la figura religiosa de Tehlu y su contrapartida, el líder de los demonios Encanis (a su vez la historia de estos dos tendrá gran repercusión para los eventos desarrollados en el libro, por cuanto muestran que detrás de cada gran relato, existe una verdad oculta que hay que aprender a dilucidar para comprender mejor el mundo que nos rodea).
·         La novela en sí misma es un homenaje al simple y sano gusto de contar una buena historia; abordándose constantemente en sus páginas la importancia, primero del relato oral para cualquier sociedad que se precia de poseer una tradición y un legado cultural gracias a sus propias narraciones; como en segundo lugar dándole su justa relevancia a la letra escrita de modo de mantener un registro de las historias comunitarias, como las personales.  De este modo, este libro privilegia aparte de la aventura misma y de los actos heroicos de un personaje tan ejemplar como su protagonista, el papel fundamental que cumplen en nuestras vidas el fino arte de la narración: por un lado la conexión con nuestras propias raíces, y por otro, una de las maneras más valiosas de entretener por medio de una historia que bien puede dejar más de una moraleja y llevar a la reflexión, permitiendo convertirnos gracias a ella en mejores personas.  
·         Siguiendo la idea de la relevancia que le da el libro al oficio de la narración, el libro está configurado como un relato enmarcado, o sea, una historia (o varias de ellas) dentro de otra historia a la manera de una caja china o una muñeca rusa; todo esto sigue la costumbre medieval de los clásicos como Las Mil y Una Noches, el Decamerón, Los Cuentos de Canturbery y El Conde Lucanor.  De este modo, el libro se conforma por una narración central con narrador omnisciente, para luego dar paso al testimonio del protagonista en primera persona, segundo nivel de la narración que abarcará gran parte del libro, si bien de vez en cuando se volverá por cortos periodos a la narración original, siendo la verdadera historia central y/o columna vertebral de la trama el testimonio en primera persona; a su vez, dentro de este segundo argumento, se contarán dos historias más profundamente ligadas a los eventos del libro, anticipándose que una de ellas será fundamental para los dos siguientes tomos.
·         En cuanto a la narración misma en primera persona, esta sigue los fundamentos propios del clásico tópico retórico de lo visto y lo vivido.  En éste, el narrador pretende otorgarle autenticidad a su propio relato, por cuanto ello corresponde a su propio testimonio, puesto que en la medida que el narrador lo vivió y lo protagonizó, es verdad (lo que valida la narración misma con el grado de verosimilitud que le otorga y que a su vez permite que el lector se identifique con sus palabras).
·         Otro detalle interesante de la novela y que sigue con su carácter de mantener la tradición literaria clásica, es que en él se incorporan numerosas canciones de carácter popular (muy en la onda de El Señor de los Anillos).  Son textos poéticos y siempre relacionados con las circunstancias que se desarrollan en sus páginas; los hay de carácter satírico, folclórico, religioso, erótico e infantil, cada uno de ellos poseyendo dentro de sus letras un mensaje oculto y desentrañando la sabiduría popular y el lirismo de las expresiones artísticas orales y arcaicas.

       ¿Pero y de qué trata realmente esta novela de título tan poético? Pues es la historia de Kvothe (se pronuncia “Cuoz”) un hombre que se ha hecho a sí mismo y cuyas múltiples aventuras y hazañas ya son legendarias.  No obstante este personaje tan carismático se ha alejado de la vida pública y en la actualidad se desconoce su paradero. A los más, está en la treintena de su vida, pero ya ha vivido más aventuras que muchos que le doblan o triplican la edad, y su sabiduría va a la par con su experiencia.
     El libro comienza con un grupo de hombres que charlan animadamente en una cómoda posada, para variar disfrutando de contarse y oír una buena historia, cuando entonces interviene el taciturno posadero.   Es cuando las circunstancias que poco a poco se van desarrollando, como también los destinos de los personajes llegan a ligarse entre sí, y nos enteramos de que existe un fuerte lazo entre el héroe que es Kvothe y el hombre que administra la posada de Roca de Guía.  Otros personajes irán apareciendo a lo largo del libro, unos más importantes que otros, siendo testigos y protagonistas de la saga de Kvothe, a quien tanto se le respeta, como se le teme…Será un posterior relato en primera persona el que se encargará de disipar las brumas de la leyenda, para revelar la verdad que se esconde detrás de la ficción que el propio Kvothe se ha encargado de alimentar.
    En esta obra, estamos frente a un libro de iniciación y como muchos relatos ancestrales clásicos, se nos contará la génesis del héroe con cada una de las pruebas que tendrá que pasar para llegar a convertirse en el hombre admirable que llega a ser.   Tal y como le gusta a un verdadero maestro de la narrativa fantástica y de ciencia ficción, como lo es Orson Scott Card, Rothfuss escoge mostrarnos a su protagonista desde la más tierna infancia, dando paso en su trabajo al devenir de su crecimiento como individuo, desde el paso de la inocencia al (muchas veces tortuoso) camino a la adultez, sin dejar de lado entre medio el interludio que significa la adolescencia con todos sus puntos de aprendizaje y donde la educación sentimental no faltará. Considerando que estamos frente a una novela extensa (más de 800 páginas en la edición en castellano) y más encima al primer tomo de una trilogía (a menos que el autor considere luego sumar más libros a su saga, lo que es muy probable si se considera el éxito de su obra), el texto nos muestra las diferentes etapas de su vida, desde una hermosa e idílica infancia junto a unos adorados padres y a un grupo de artistas itinerantes, para dar paso a la tragedia que se transformará en el punto que definirá para siempre la vida del protagonista, mostrándonos sus años de orfandad en las calles y por último su primera época en la universidad.
    Kvothe es un personaje tan bien construido, tan “perfecto” dentro de su propia humanidad, que su destino siempre ha sido ser alguien destacado entre los suyos.  Su notabilidad llega a tal punto, que de adrede o no por parte del escritor, su presencia llega a opacar a los otros personajes, puesto que es en todo caso a través de sus ojos, que los lectores conocemos mayormente el mundo descrito y los grandes eventos que se desarrollan en él (siendo siempre el único punto de referencia para ubicarse dentro de esta ficción).   Por lo tanto, pocos personajes tienen la fuerza como para lucirse en su presencia, destacando la misma Denna, su gran amor, la prestamista Devi y el maestro Elodin (y también quizás la misteriosa Auri).   Increíblemente todos estos personajes que logran sobresalir por sí mismos en el libro, a su manera son parias y tal como el protagonista, son unos solitarios, puesto que viven dentro de una clandestinidad u optan por poseer una existencia que los aleja de gran parte de la sociedad; ocultan grandes secretos y a su modo son admirables y entrañables (bueno, Denna quizás no, pero más adelante explicaré por qué).
    Si bien a Kvothe lo conocemos desde sus primeros años, ya a tan temprana edad es un niño prodigio y pareciera que el destino lo llama a ser alguien que brille con su propia luz, de modo que en su figura se encuentra la imagen del héroe mítico personificado.  Sin embargo pese a su carácter virtuoso, el protagonista con el pasar de los años, va creciendo no sólo físicamente, si no que luego de la tragedia que le toca vivir, pasa por su propio “descenso a los infiernos” para por fin tener su “encuentro con la diosa” y por último aceptar el “llamado a la aventura”; por otro lado, recordemos que en El Nombre del Viento, recién estamos en los albores de una verdadera saga, así que aún queda mucha historia por contar ( todos los conceptos anteriormente entre comillas, para referirse a algunas de las etapas arquetípicas que Joseph Campbell en su famoso libro El Héroe de las Mil Caras, identifica en un montón de textos clásicos sobre heroísmo, entre mitos, leyendas y otras epopeyas de antaño).  Como éste es el primer libro de una trilogía de gruesos volúmenes, dentro de lo que hasta el momento se ha contado, todavía no se justifica el nombre genérico de la saga (aún no sale ningún rey, y todavía Kvothe no ha matado a ser humano alguno).
     Es de vital importancia, tener en cuenta que este libro parte hablando de unos misteriosos seres llamados Chandrian, de los que bien poco se sabe, pero sí se tiene certeza de su naturaleza maligna.  Estos siniestros personajes forman parte de numerosas historias, incluyendo la misma teología ligada a Tehlu. Kvothe está profundamente interesado en saber de estos, puesto que los conoce y tiene asuntos pendientes con ellos.  A lo largo de este libro y de seguro más en los siguientes tomos, los Chandrian cumplen un papel destacado dentro de la trama de esta obra.
    ¿Y a qué se debe el nombre de este libro? Pues el viento como fuerza de la naturaleza posee gran poder, es capaz de dar vida (el soplo/aliento vital), lleva consigo el polen y las semillas que da origen a nuevas plantas, las que a su vez alimentarán a un montón de animales y seres humanos, por lo que es una fuente de energía en sí mismo; por otro lado, también tiene una gran capacidad destructora, cuando corre descontrolado…y Kvothe, tal como el viento, es hermoso, poderoso y libre, no obstante  también puede provocar terror.  Pero además dentro del mundo de este libro y entre las habilidades de los arcanistas, se encuentra la de conocer el verdadero nombre de todas las cosas (otra idea que al parecer el escritor recoge de la ya nombrada saga de Terramar de la Le Guin, si bien este concepto del poder de la palabra nominadora es mucho más antiguo, teniendo sus antecedentes en textos sagrados y antiguos como la Biblia, tal como en el Libro de Génesis cuando Dios dice las cosas para que estas sean y luego después a Adán y Eva en el Paraíso les da la misión de ponerles nombres a las bestias); por ende, quien conozca el verdadero nombre del viento y de todo lo existente, será realmente infalible y es así como desde su infancia que Kvothe busca poseer dicho conocimiento.
    Y ahora, antes de terminar este texto que ya se ha extendido suficiente como para, quizás, motivar la lectura de la novela en cuestión, como además tal vez apreciarla de otra forma, una lista de los personajes más importantes del libro:

  • Abenthy: Viejo arcanista itinerante que se cruza en la vida de Kvothe, cuando éste aún es un niño y vive junto a sus padres dentro del grupo de artistas que estos lideran.  Es quien descubre en el virtuoso niño sus inmensas capacidades, convirtiéndose en su primer maestro y enseñándole las bases de la magia que luego le permitirán desarrollarse por sí sólo y así luego, al pasar los años, entrar a muy temprana edad a la universidad. 
  • Bast: Discípulo de Kvothe.  Es un hombre joven, muy atractivo, de apariencia seductora y frívola, sin embargo bajo su aspecto de muchacho hedonista, se esconde más de un secreto que puede llegar a dar una que otra sorpresa entre quienes lo rodean y el propio lector,
  • Cronista: Su verdadero nombre es Devan Lochees y trabaja de historiador.  Es un noble dedicado completamente a su labor, a tal punto que ha renunciado a los privilegios de su herencia.  Llega, supuestamente, a cruzarse de forma fortuita con Kvothe, a quien reconoce pese a los intentos de éste de esconderse del conocimiento público.  Consigue que el legendario personaje le cuente su verdadera historia, lo que le da origen a la narración central de esta obra.
  • Ambrose: El gran antagonista de Kvothe, si bien en ningún momento llega a ser una verdadera Némesis para éste.  Ambos se conocen en la universidad, donde Ambrose también es estudiante y como lleva mucho más tiempo que él, posee un cargo mucho mayor.  Ambrose es hijo de un noble y debido a su poder económico, cree que todo lo puede comprar con su dinero e influencias familiares.  Siente gran envidia hacia su contrincante, por lo que nunca deja oportunidad de humillarlo; sin embargo la mayoría de las veces sus planes se van contra él y esto lo mortifica más todavía.
  • Denna: El amor imposible de Kvothe.  Aún cuando esta joven, hermosa, inteligente y talentosa muchacha le corresponde en el amor (hasta cierto punto), no obstante su naturaleza algo errática (siempre está buscando una estabilidad económica que el adolescente estudiante del arcano no le puede dar) le impide tener una verdadera relación con él.  Para ser sincero, Denna me parece un personaje odioso, aunque notablemente caracterizado, puesto que alguien como Kvothe se merece bien una mujer mucho más estable y segura de sí misma, sin dejar de lado que se sabe que a futuro será Denna quien determine gran parte de su devenir para bien o para mal.
  • Devi: Su pasado es tan sospechoso, como muchos de los personajes que rodean a Kvothe, en especial entre sus cercanos.  Supuestamente estudiaba en la universidad, pero por algún hecho vergonzoso dejó sus estudios.  Luego se fue a vivir lejos, donde ganaba dinero haciendo préstamos y de esta forma, en busca de ayuda monetaria, Kvothe llegó hasta su puerta.  Siente atracción hacia él, así que la relación entre ambos escapa a la mera transacción comercial.  Es de naturaleza amable y alegre, incluso ella tanto como la estudiante Fela, es más el tipo de mujer que uno quisiera para Kvothe (pero el amor es ciego y parece que la gente se enamora sólo de quienes lo hacen sufrir, no de quienes lo tratan bien a uno).
  • Auri: Muchacha, que al igual que Devi, fue estudiante del arcano, pero que también por motivos desconocidos dejó la universidad.  En el presente vive en la indigencia en una red de túneles.  Hasta que Kvothe consigue su confianza, no tenía amigos.  Habla a través de hermosas metáforas.
  • Maestro Elodin: El más joven de todos los profesores de la universidad, quien como Kvothe entró apenas salido de la infancia.  Posee una inteligencia sobresaliente, así como lo mismo son sus habilidades, siendo su especialidad la de conocer el verdadero nombre de las cosas.  Es irónico, despistado y de difícil acceso.  Kvothe lo que más desea es ser su discípulo, pese a lo difícil de conseguirlo, no obstante a su manera Elodin siempre lo ha aprobado.




9 comentarios:

  1. notable tu texto, estimado amigo. como ya sabes, yo ya me leí el segundo libro de la trilogía y en mi modesta opinión es superior al primero. viajes, luchas, adiestramiento, seres sobrenaturales, armas, gente falsa, amigos, muchos y geniales amigos, un mundo paralelo, el maestro nominador en su esplendor, etc. realmente espero que lo puedas leer pronto, porque quiero comentarlo con alguien.

    Jano.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amigo, por leerme. Sí, María Elena e Iván, el matrimonio que me obsequió este primer tomo, piensa igual que tú que la continuación es superior. Ya me gasté mi plata en libros por este mes (que quizás cuándo los lea), pero como te dije, me esperaré hasta mi cumple a ver si me lo regalan por ahí, je.

    ResponderEliminar
  3. Notable texto, amigo mío, como sabes soy fan de kvothe!! Te faltó mencionar su encantador carácter, mezcla de ingenuidad, audacia, picardía e irreflexibidad que te tiene siempre al borde de la emoción. En fin, el libro es él con sus ironías y fortalezas tan humanas...concuerdo absolutamente con el hecho de que el segundo libro es superior. Tiene más de todo y no es redundante en absoluto. Lo malo es que pese a que posee mil y tantas páginas, se acaba rápidito y deberemos esperar un tiempo largo por el tercero :-( Saludos desde USA!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola amigo,
    De más esta decir que me encantó el libro, no he hecho otra cosa que recomendarlo. Como siempre muy buena descripción del texto, un poco técnica a ratos para los legos como yo, pero ese es un tema mío no del texto. Solo comentar que es imposible hablar de Kvothe sin hablar de su amor por la música y las tablas, extrañas características para un aventurero como él.

    Saludos y disculpa lo tarde del comentario, recién pude leer tu texto

    ResponderEliminar
  5. Ni un punto màs que agregar, como siempre tus anàlisis son excelentes.
    Me resta esperar que termines de leer pronto la segunda parte.
    Vale

    ResponderEliminar
  6. tus analisis de libros, así como en las demas cosas, son bastante completos, me da una imagen muy amplia, y sin spoilear nada, hasta me hace dedicur que es una lectura bastante relajada a pesar de la magia y el encanto, y tambien de la cantidad de paginas.

    Atte. Fabian Ibarra

    ResponderEliminar
  7. Qué bien, amigo. Realmente esta saga es una lectura que debes tener en cuenta si deseas leer algo entretenido, de calidad y muy emotivo.

    ResponderEliminar
  8. 100 % De acuerdo con tu opinión. Me ha gustado mucho tu reseña, sobretodo por que es como si leyera mis propios pensamientos, exactamente mi impresión del libro. Realmente, me parece que solo somos tres personas (tu, una amiga mía y yo) las que odiamos (no nos cae bien) el personaje de Denna.
    Un personaje que a mi me gustó mucho (pese a ser secundario y no aparecer demasiado) es Fela.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, María, una vez más gracias por comentar. Tal como te escribí en tu propio blog, Denna mejora bastante en el segundo libro (al cual también le dediqué su propia crítica). En cuanto a Fela, es cierto, es un personaje muy atractivo y en la continuación vuelve a salir y posee mayor relevancia además. Ojalá pronto puedas gozar de "El Temor de un Hombre Sabio", que en todo caso te dejará con muchas ganas de tener la tercera parte (que aún no sale en todo caso).

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...