jueves, 1 de noviembre de 2012

Crítica a primera temporada de Los Expedientes X


     El arte siempre se ha caracterizado por imitar la vida y en el caso de la literatura, el cine y toda expresión artística consistente en contar una historia, la hace verosímil de modo que el receptor llegue a creer que lo que lee/ve es verdad o podría ser real.  Es así como esta serie misma parte con esa frase tan trillada, pero efectiva de “Basada en hechos reales”, lo que mantiene la incertidumbre sobre si su origen es completamente ficticio o no. 
   Esta temporada contó con 23 episodios, siendo emitida entre el 10 de septiembre de 1993 y el 13 de mayo de 1994.
   La primera temporada define el carácter de la serie, mostrando cómo los protagonistas enfrentan los distintos casos que les toca resolver, a la par que sus propios conflictos personales van desarrollándose, de modo que no sólo deben solucionar los misterios propios de los Expedientes X, si no que también velar por ordenar sus vidas mismas que en muchos casos podrían ser consideradas como disfuncionales (en especial en el caso de Mulder).
   Desde el primer episodio se observa cómo el tema extraterrestre va a ser la clave en el programa, habiendo además una confabulación para ocultar toda la información sobre la existencia de vida alienígena, además de alguno que otro caso que pueda ser beneficioso para los hombres detrás de esta conspiración.  Este inicio no posee nombre, designándosele simplemente como Piloto.  El capítulo fue escrito por el creador de la serie, Chris Carter, quien será el autor de varios de los episodios, llegando a dirigir varios de ellos a partir de la temporada que viene.  A su vez este comienzo logra despertar el interés en el público ante la certeza de que lo mostrado hasta el momento es sólo la punta del iceberg respecto a lo que Mulder y Scully están por enfrentar.  Por cierto, desde este piloto es que aparece el siniestro y maquiavélico personaje de El Fumador, quien en todo caso no habla aquí y recién se desarrollará como personaje en la siguiente temporada.  El feliz estreno de la serie termina con la famosa escena del mismo Fumador guardando en una inmensa bodega del Pentágono el supuesto objeto extraterrestre encontrado a lo largo de este inicio (esta escena es un claro homenaje al mismo final de Cazadores del Arca Perdida, la cual tiene un destino similar al aparato de este episodio, siendo guardado en medio de la inmensidad junto a un montón de artículos de dudosa procedencia).
    El segundo episodio sigue con la idea de la conspiración respecto a lo relacionado con la vida extraterrestre, introduciendo al personaje de Garganta Profunda, primer informante de Mulder, quien desde un principio se ve como un individuo ambiguo en sus intenciones para con Mulder y todo lo relacionado con los secretos que demuestra manejar.  Chris Carter nuevamente escribió este episodio, sentando con Garganta Profunda los precedentes de todo un listado de personajes cuya moralidad y lealtad siempre estarán en duda.
    El tercer episodio, Squeeze, es uno de los episodios más famosos de la serie, en parte por ser el primer caso que no tenga relación con la llamada “mitología” de la serie y donde los protagonistas se enfrentan a un asesino con una particular mutación, quien será el que iniciará la aparición de los muchos criminales con extrañas habilidades que saldrán a lo largo de los nueve años de emisión.  A su vez este fue el debut en la serie de la dupla formada por Glen Morgan y James Wong, cuyos capítulos están entre sus mejores, siendo además con posterioridad los responsables de los episodios de mayor calidad de su serie hermana, Millenium, durante sus dos primeras temporadas de las tres que tuvo en total.
   El cuarto episodio, Conducto, es quizás el primero de todo el programa que ahonda en el gran trauma de Mulder, referido a cuando fue testigo siendo niño de la abducción sufrida por su hermana mayor, experiencia traumática que servirá como motor de toda su cruzada.
  En  cuanto al siguiente episodio, El Demonio de Jersey, si bien escrito por el mismo Chris Carter, se puede considerar como uno de los más flojos de toda la serie, notándose además que en él se ahorraron el dinero para las maravillas que más adelante vendrían a lo largo de esta temporada inicial.
   Sombras es el primer capítulo que abordó un tema sobrenatural en Expedientes X, tratándose esta vez de un particular fantasma protector.  No es uno de los mejores, pero sí resulta bien entretenido e intrigante.
    El Fantasma en la Máquina resulta ser un muy interesante episodio no sólo por abordar el tema de las inteligencias artificiales, si no porque también muestra que la confabulación en la que sin querer se ven involucrados Mulder y Scully, va mucho más allá del tema extraterrestre; por otro lado, debido a esto, aparece acá el ya icónico personaje de Garganta Profunda.
    Con Hielo estamos frente a una de esas joyitas que a medida que la serie vaya avanzando, Carter y el resto de los guionistas nos regalarán.  Si bien algunos efectos especiales computacionales pudieron haber sido mejores, al contar con tan buenas actuaciones y un sólido guión, es difícil no disfrutar de esta historia que es un claro homenaje a la ya clásica versión de John Carpenter de The Thing.  La atmósfera de tensión y desconfianza llega realmente a cortarse con cuchillo de tan bien desarrollada que se encuentra la trama ambientada en una estación polar científica.
    En cuanto a Espacio es un guión sobre extraterrestres, pero completamente alejado de la trama central de la confabulación.  Resulta atrayente cómo en esta historia Carter, quien nuevamente ofició acá de guionista, juega con la idea de una particular posesión, el tema de la culpa y toma de un curioso mito urbano (o pseudocientífico) para contarnos una nueva historia de terror.
    Ángel Caído es el cuarto episodio de la llamada “mitología” del show.  Episodio famoso, siendo que además el personaje introducido acá volverá a salir muchas temporadas más adelante, aunque por mi parte este capítulo no es de mis predilectos.
   Respecto al episodio siguiente, Eve, éste es el primero del programa en abordar el tema de la clonación, contando además con una muy buena actuación de las niñas gemelas que acá participan.  Así como lo hicieron en temporadas posteriores con otros capítulos, hubiese sido genial que este caso tuviese una continuación de modo de reencontrarse con tan singulares personajes, ahora ya adultas las hermanas mencionadas.
    Fuego es el segundo capítulo de Los Expedientes X sobre un asesino serial con poderes, tratándose en este caso de la llamada piroquinesis.  Esta historia contó con la gran actuación del actor inglés Mark Sheppard (quien ha tenido destacados papeles en el cine y en televisión, brillando en este último caso en Battlestar Galactica, Medium y Supernatural, entre otros).  En este episodio se descubre que Mulder le tiene fobia al fuego.
   En cuanto a Más Allá del Mar, ya estamos frente a uno de esos capítulos de la serie que realmente son memorables, considerándose además que su guión estuvo a cargo de Glen Morgan y James Wong, de quienes ya se ha comentado aquí.  Por otro lado, el actor invitado fue nada menos que el camaleónico Brad Dourif, especialista en interpretar a personajes bizarros y retorcidos.  Este episodio a su vez muestra por primera vez a la familia de Scully, específicamente a sus padres.  A su vez uno de los puntos más interesantes de éste, es la fuerte atmósfera sobrenatural y espiritual que posee, mostrando cómo, pese a su postura racionalista, Dana posee un lazo con el mundo del Más Allá.
   Sobre Gender Bender éste es un capítulo muy divertido sobre una serie de extrañas muertes relacionadas con un supuesto asesino y cuya técnica tiene relación con sus acercamientos sexuales con hombres y mujeres; es así como los dos agentes del FBI para desentrañar el misterio, acuden a una secta muy parecida a la de los Amish.    El desenlace es sorpresivo.
    Lazarus mantiene más de un nexo en común con el siguiente episodio, si bien ambos son autoconclusivos y no poseen relación directa entre sí.  En esta ocasión Scully se reencuentra con un viejo amor y se ve inmiscuye junto a su compañero en un raro caso de vida después de la muerte, tema que comparte con la historia que le viene a continuación y donde se aborda desde una perspectiva menos esotérica el asunto de la posibilidad de la inmortalidad.
    Joven de Corazón trata sobre un caso antiguo de Mulder que vuelve a acosarlo, cuando se entera de que un cruel criminal al que supuestamente se le había dado por muerto al parecer sigue vivo.  El capítulo posee elementos propios de ciencia ficción al abordar el tema de la extensión de la vida mortal y el rejuvenecimiento por medio de experimentos, si bien no de la forma más agradable, siendo además uno de los mejores de la temporada.  Este episodio y el anterior se constituyen en un díptico que aborda de forma bastante interesante el pasado de los protagonistas de la serie y de cómo sus antiguas decisiones repercuten en su presente.
     El Hombre Milagroso juega con ese elemento tan propio de la cultura gringa de los pastores religiosos que hacen de su culto una instancia para ganar dinero a costa de los creyentes.  Es así como en esta historia, uno de estos individuos posee un hijo que supuestamente hace verdaderos milagros, sin embargo la muerte de unos cuantos parroquianos hace recaer en estos la sospecha.
Los Pistoleros Solitarios.
   E. B. E. (Entidad Biológica Extraterrestre) es lejos uno de los mejores episodios de toda la serie, siendo quizás el de mayor peso de toda esta temporada (aparte del piloto y el final de la misma) en cuanto a su “mitología”.  Trata de una nave extraterrestre que cae a la Tierra y el gobierno de USA la transporta camuflada en un camión; es así como Garganta Profunda le informa de esto a Mulder, quien hará todo lo posible por saber la verdad.  Aquí es cuando los misteriosos propósitos del famoso informante de Mulder se hacen más ambiguos que nunca, así como también hace su debut el célebre trío de teóricos de la conspiración llamados Los Pistoleros Solitarios.  Sin duda un episodio de antología.
    Sobre Siluetas se puede afirmar que es un episodio menor, aunque no por ello aburrido, donde si no me equivoco es la única vez en Los Expedientes X que se aborda el tema de la licantropía; curioso resulta el hecho que se le trata como mucha tradiciones folclóricas y filmes lo abordan: como una maldición, siendo que a su vez se le liga acá a las creencias indígenas norteamericanas (si bien aquí los pueblos originarios de la zona cobran gran protagonismo en el capítulo, más adelante en la serie sí que tendrán gran relevancia).  
    Cuando Cae la Noche es lejos uno de los capítulos más famosos y de mejor calidad de entre las nueve temporadas de la serie, aunque como en Hielo podrían haberse esmerado más en mejorar sus efectos especiales digitales (lo que se perdona ante un guión tan soberbio y considerando además que en este temporada no contaban con tanto presupuesto como luego sí fue posible y todo gracias a episodios de este calibre que hicieron un éxito el programa).  La historia trata acerca de unos pulgones prehistóricos que habitan viejísimos árboles y al ser cortados estos, son liberados, provocando espantosas decesos.  Scully y Mulder deben viajar al bosque para saber qué está pasando.  Hasta aquí en el show, nunca antes se había visto realmente a punto de morir a los protagonistas y por otro lado corresponde a la segunda vez en que Scully pierde su temperamento frío ante un ataque de histeria (la primera vez fue en el Piloto).  La historia trata el tema ya conocido de cómo el ser humano al influir negativamente en el ecosistema es superado por las propias fuerzas de la naturaleza.
Director Adjunto del FBI Walter Skinner.
    Tooms es el primer capítulo de la serie cuyo título hace mención directa al personaje relacionado con el caso de la semana (habrán varios más a lo largo de los Expedientes X), a su vez es la segunda aparición del psicópata mutante del tercer episodio.  Éste ha sido liberado de su reclusión, pero Mulder sospecha completamente de su rehabilitación.  En cierto sentido, este capítulo es superior a predecesor.  A su vez aquí hace su debut el recordado personaje del Director Adjunto Skinner, por lo que al parecer los guionistas Glen Morgan y James Wong, autores también de esta historia, no sólo habrían sido los gestores de los también célebres Pistoleros Solitarios.
    Nacido Otra Vez trata acerca de una niña involucrada en unas horribles muertes, al parecer suicidios.  Este episodio aborda los temas de la reencarnación y la venganza, siendo el primero de tres capítulos del programa que abordan esta particular creencia.
    Lo que se puede decir sobre Roland es que es otro de los grandes episodios de la temporada, contando además con escenas memorables y actuaciones de gran calidad, en especial de los actores que interpretan a los personajes con discapacidad mental que aquí salen.  Roland es un hombre que padece de esta deficiencia y trabaja en una empresa de criogenia, es entonces que de algún modo se ve involucrado en extrañas muertes lo que pese a su naturaleza pacífica lo hace ser sospechoso y al parecer lo demuestra estar ligado a un científico ya fallecido.
   El final de temporada en realidad resulta ser memorable por varios aspectos y es que en La Ampolleta de Erlenmeyer se observa quizás como nunca antes en la serie, lo aciago de la confabulación en la cual se ven envueltos nuestros queridos protagonistas; a su vez aquí Garganta Profunda se redime ante los ojos de Mulder, incluso de Scully y del espectador, si bien su acción resultará involucrar una serie de repercusiones para lo que vendrá más adelante.   Lo que logra ver Mulder cuando entra al laboratorio camuflado, resulta ser uno de los momentos álgidos del show.  Ante un cierre de temporada como éste, que queda abierto y sabiéndose además que la oficina de los Expedientes X ha sido cerrada, resulta imposible no quedar expectante de saber qué pasará a continuación. 
    En suma, esta primera temporada resulta ser toda una delicia, mostrando unas premisas en sus personajes y dilemas que desde el principio logran captar la atención del espectador, si bien en las que le vendrán, la serie será superada gracias a detalles que más adelante serán abordados.

2 comentarios:

  1. hay varios capitulos que recuerdo, de hecho los recorde ahora que iba leyendo este texto, como Hielo,que lo vi cuando emitian la serie en Chilevision, y es verdad, es una referencia viva a lo que es the thing, lo cual hace que el episodio sea realmente memorable, abordando la misma temática, e incluso el entorno.

    Otro de losc capitulos es el E.B.E. el cual lo vi hace poco en el canal TCM en el cable, la serie la emiten los sabados y domingos a eso del medio dia, por lo que esos dias acostumbro a levantarme tarde, y aprovecho de ver la serie mientras desayuno, y me tope con este capitulo que lo encontre sobervio y digno de ver mas de una vez.

    Atte. Fabian Ibarra.

    ResponderEliminar
  2. Hola de nuevo, amigo Fabián. En verdad esta temporada inicial es memorable y se entiende que haya motivado a tanta gente a convertir la serie en todo un éxito. Cuando el año pasado comencé a verme de nuevo este querido programa, en realidad fue para mí un reencuentro que ahora en que ya acabé de repasar sus nueve temporadas (pronto comienzo a escribir la crítica de su último año), me da nostalgia.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...