lunes, 9 de enero de 2012

El Mejor Batman de Todos (3° parte).



3- The Batman (2004-2008).

    Fue en un ya lejano 1939 que en el número 27 de la revista Detective Comics, apareció la primera aventura de un personaje con el nombre de The Batman, siendo que al tiempo después se le llamaría simplemente Batman.  Es así como resulta interesante que la tercera serie moderna sobre el Caballero Oscuro lleve por título The Batman, puesto que de las cuatro a las que les dedico estos artículos, es la menos fiel a la continuidad de los cómics.  Y es así como esta serie que optó por dar su propia versión del personaje, se alejó del trabajo hecho por Timm-Dini y nos presentó a un Batman que si bien obedecía al estereotipo clásico del superhéroe, en sus historias primaba más la aventura y las batallas con sus enemigos, que la profundización en los dilemas internos de sus personajes (no obstante aún así hubo capítulos maravillosos donde se procuraba entender el conflicto emocional de estos, si bien  no era la temática habitual de la serie).  Esta visión particular del enmascarado creó gran división entre algunos seguidores puristas de los programas anteriores, y de la historieta también, puesto que en The Batman el origen de varios de los villanos, por ejemplo, difiere bastante de las versiones consideradas con canónicas y/o de las revistas.  No obstante, pese a su desapego a muchos de estos elementos considerados sagrados para algunos, el programa en cuestión supo ganar su público y conseguirse el respeto de muchos, lo que bien se puede observar en sus nada menos que cinco años de duración con 13 episodios por cada una de ellas (65 en total), incluyendo una película.
    Dentro de sus características, se puede afirmar que aquí no se profundiza en la vida de Batman como Bruce Wayne, por lo que sus amoríos y relaciones sociales como “el soltero más codiciado de Ciudad Gótica” apenas se tratan.  En todo caso en la película Batman v/s Drácula sale Vicky Vale, la periodista con quien tuvo un romance en los cómics y en el primer filme de Tim Burton.  La periodista en esta película animada logra tener importancia y por primera vez (y única) en The Batman, se aborda la solitaria decisión del superhéroe por relegar su vida sentimental,  por sobre las necesidades de los demás.
    Otro dato curioso sobre The Batman es que el programa comienza cuando el superhéroe ya lleva tres años de cruzada justiciera y sin embargo es a partir de este aniversario que recién empieza a enfrentarse a sus archienemigos; es así como en el primer episodio conoce nada menos que al Guasón y a lo largo de la mayoría de cada uno de los capítulos de la temporada inicial, irán apareciendo varios de sus contrincantes de peso: el Pingüino, Gatúbela (con el correspondiente flirteo y caracterización ambivalente de esta ladrona de “buen corazón”), Bane, Man-Bat, Mr. Freeze, Luciérnaga, Ventrílocuo y Scarface y muchos más.  A lo largo de las cinco temporadas se incorporan muchos más de los villanos del guardián de Ciudad Gótica, no obstante se echan de menos personajes emblemáticos como Dos Caras, el Sombrerero Loco y Ras´al Ghul.  Frente a este hecho de que los tres primeros años este tipo de criminales ni haya hecho aparición en la vida de Batman uno se pregunta… ¿Y entonces a quiénes se enfrentó entonces? A delincuentes comunes se supone, si bien habría sido más que inteligente que exhibieran uno que otro capítulo que versara sobre estos primeros años.
    La estética de la serie posee cierto carácter de animé en el diseño de los personajes, en especial en cuanto a la gran proporción de sus ojos (en especial cuando usan máscaras); los cuerpos de los personajes tienden a ser estilizados, alargados, lo que les otorga un aire elegante.  No obstante una verdadera marca en cuanto a la estética del programa es el uso de cielos rojos, verdes, morados y de otros colores, con lo que se agrega una atmósfera surrealista al paisaje,
   Las dos primeras temporadas tuvieron un opening rockero compuesto por The Edge, el guitarrista del famoso grupo irlandés U2; ya las siguientes tres temporadas contaron  con otro tema de entrada, aunque bastante bueno, poseyendo éste fuertes reminiscencias del de la serie de los sesenta con el gordinflón Adam West.
    Tal como conté más arriba, esta serie no responde en su mayoría a los orígenes clásicos de muchos de los archienemigos de Batman, dándoles una génesis muy distinta.  También a muchos de ellos los hicieron más ágiles en la pelea cuerpo a cuerpo, incluyendo saltos mortales y todo eso, pudiendo enfrentarse a Batman en batallas bien coreografiadas y propias de la mejor de las películas de artes marciales (esto se evidencia mejor en personajes como el Guasón y el Pingüino). Sin embargo, otro aporte al respecto en el programa resulta ser el diseño elegido para muchos de estos villanos, quienes si bien siguen los parámetros clásicos, poseen aquí estéticas particulares que a continuación comentaré con detalle, como también me referiré a sus nuevos orígenes cuando corresponda:

  • Guasón: Para nada se menciona su origen, pero sí en esta serie se le da un aspecto bestial, “gorilesco” que enfatiza su naturaleza anómala; aumentan su volumen corporal, incluso se ve hasta musculoso, con un pelo de rastafari, todo un conjunto pesadillesco que es acompañado por una mandíbula y dientes de animal salvaje; a esta imagen animal o primitiva, se agrega el hecho de que siempre anda descalzo.  En cuanto a su personalidad, sigue siendo el mismo Guasón que todo el mundo conoce: inteligente, irónico y malvado. En la serie le acompañan dos payasos gordos de aspecto demasiado serio y flemático en contraste con su jefe.
  • Pingüino: Llama la atención el hecho de que los responsables del diseño de personajes, hayan optado por la versión mutante de la segunda película de Tim Burton y que también se usó en las primeras temporadas de Batman: la Serie Animada; esto, puesto que acá Oswald Chesterfield Cobblepot tiene sus manos palmeadas y un rostro deforme que lo asemeja a las aves de quienes recibe su apodo.  En el resto, sigue siendo el mismo Pingüino de las historietas, salvo en que la serie no trata sus contactos con la mafia, aunque sí es fiel a su elegancia y gran capacidad para la intriga.  A su vez en la serie le agregan la compañía de dos misteriosas y aterradoras mujeres mudas, de origen supuestamente japonés y que usan máscaras blancas, además de largas y afiladas garras en las manos.
  • Mr. Freeze: A diferencia de la versión fatalista y honorable, propia de tragedia griega y de ópera que nos mostraron Bruce Timm y Paul Dini, este Mr, Freeze es un patán.   En The Batman es un ladrón de poca monta, no un científico de inteligencia privilegiada, quien tras sufrir un accidente al ser perseguido por Batman, se ve convertido en el adefesio que es; de este modo culpa al Enmascarado sobre ello, si bien aprovecha de sus nuevas facultades para cometer crueles crímenes.  Es despiadado y no posee nada de humor, a diferencia de personajes como el Guasón, el Pingüino y otros.
  • Bane: Otra revisión del personaje.  Aquí oficia de mercenario y carece de la inteligencia superdotada del Bane del cómic y de la serie original de Timm-Dini; tampoco posee el aire casi mesiánico y carismático con el que habitualmente se le conoce.  No se hace relación a sus antecedentes latinos.  En apariencia es un tipo delgado que usa traje oscuro, pero al inyectarse veneno su masa corporal crece de forma hipertrofiada y su aspecto resalta el color rojo que corresponden a sus músculos intervenidos químicamente.  Considero que este gran malo del cómic estuvo mal aprovechado en la serie, puesto que pocos capítulos se le dedicaron, teniendo diálogos de poco peso.
  • Acertijo: Una de las mejores recreaciones de la serie, en especial porque fue lejos el malvado al que más se le trabajó desde el punto de vista psicológico, dándosele además un singular aspecto.  En The Batman el Acertijo es un hombre joven (veinteañero) delgado, de pelo largo y tatuaje facial que en un principio pareciese ser gay, hasta que en la cuarta temporada en un gran episodio se cuenta su origen secreto, lo que pone en duda su homosexualidad.  No aparece hasta la segunda temporada y resulta ser uno de los mejores aportes a la serie.
  • Cara de Barro: Resulta a éste tener sobre sus “hombros” el peso del personaje trágico del programa.  Para ser más exacto, en el show se muestran a dos Cara de Barro (siendo que en el cómic existen al menos tres que reciben este nombre).  El primero de ellos resulta ser alguien cercano a Batman, quien por culpa nada menos que del Guasón sufre un espantoso accidente que lo convierte en una criatura metamórfica; debido a este hecho se transforma en una víctima que en medio del conflicto de la pérdida de su identidad, se vuelve uno de los enemigos más poderosos de Batman (y con ello se da el tópico de las historietas de superhéroes, donde quien fue tu mejor amigo, ahora es tu peor enemigo).  Sin embargo en la cuarta temporada aparece un nuevo Cara de Barro, más ajustado a uno de sus símiles de las revistas originales y que a diferencia del primero en la serie, sí resulta ser un verdadero criminal.
  • Killer Croc: Como en muchos de los cómics su apariencia es por completo bestial, un verdadero lagarto antropomorfizado. Pero en la serie se le otorga una inteligencia mucho más fina que en muchos de los cómics y en especial en la primera serie a la que he dedicado estos artículos.  Es irónico y por ello demuestra tener buen humor, a su vez es mucho menos misántropo que el Killer Croc al que estamos acostumbrados ver.
  • Ventrílocuo/Scarface: Ambos mantienen en la práctica las mismas características con los que se les conocen, siendo el primero la personalidad débil y dulce del mismo individuo, que bajo la figura del muñeco se manifiesta en su aspecto más siniestro y manipulador.   Sin embargo el agregado que le otorgó la serie a estos especiales villanos, es que aquí Scarface, tal como el personaje de la película homónima de Brian de Palma e interpretada por un joven Al Pacino, tiene su mismo aspecto de gángster latino (con aros incluidos); esto último lo  diferencia del clásico mafioso italiano con el que en un principio se caracterizó a éste.
  • Hugo Strange: Como en el cómic, es un brillante psiquiatra obsesionado con la figura de Batman.  Tal como en el episodio de Batman: la Serie Animada es  alguien de edad madura y no el hombre atlético y más joven que busca suplantar al Cruzado Enmascarado.  El programa lo muestra como el jefe del Asilo Arkham, siendo capaz de las manipulaciones más aberrantes para lograr lastimar a Batman; los episodios dedicados a éste, son en realidad memorables y en muchos casos corresponden a algunos de los guiones más adultos que posee la serie.
  • Hiedra Venenosa: Esta versión corresponde a una adolescente caprichosa que fue la mejor amiga de Bárbara Gordon (Batichica), por lo que carece de la mente superdotada de su modelo original (quien es una científica malograda).  Aquí Pamela Isley es una jovencita descarriada que oficia de ecoterrorista y que por uno de esos “habituales accidentes” en este tipo de tramas, sufre una mutación que la convierte en el ser superpoderoso que es.
  • Harley Quinn: En la cuarta temporada es introducida la novia del Guasón, estando el guión del capítulo hecho nada menos que por su creador: Paul Dini.  Éste logró ser fiel a sí mismo, como también a dicho personaje tan querido, puesto que le otorgó un nuevo origen más que interesante y aún así respetó su errática personalidad.  Acá sigue siendo una psiquiatra enamorada del Guasón, pero en vez de haberlo conocido durante su trabajo en el Asilo Arkham, esta Harley Quinn trabajaba en un programa de TV donde le daba extraños consejos amorosos a sus invitados y espectadores.

    Bueno, luego de este repaso por algunos de los personajes más destacados en el programa, en cuanto a las adaptaciones que se les hizo, resulta importante revisar cada una de las temporadas que comprenden The Batman.  Todas ellas se caracterizaron por poseer cierta línea argumental unificadora, pese a que fuese de episodios unitarios y es así como estas tramas modelaron las historias que se fueron dando a lo largo de sus cinco años de emisión.
    La primera temporada comienza cuando Batman ha cumplido ya tres años al servicio de la comunidad de Ciudad Gótica.  No obstante es a partir de esta fecha que el encapuchado debe empezar a usar toda su destreza, ahora que comienzan a salir a la luz enemigos que como el Guasón y otros requieren trucos más ingeniosos.  Durante sus andanzas, Batman ve que tras su pista se encuentran dos jóvenes detectives de la policía, Ellen Yin, quien recela del justiciero, y Ethan Bennett, quien no sólo es el mejor amigo de Bruce Wayne, si no que también mantiene una posición mucho más empática que su compañera hacia el superhéroe.  De este modo la temporada tratará acerca de los primeros enfrentamientos de Batman a villanos de peso, su adaptación a este tipo de peligros (como cuando debe acondicionar un robot especial para defenderse ante amenazas como Bane) y su preocupación a no ser descubierto por los dos detectives que andan detrás suyo.  El final de temporada doble es inolvidable en su dramatismo y recreación del archienemigo Cara de Barro.
    La segunda temporada es mucho mejor que la anterior, puesto que ahora los guiones se permiten jugar con las posibilidades, luego de que Batman ya tiene a su haber una considerable galería de villanos.  De este modo muchos de los episodios mostrarán alianzas entre los enemigos del Señor Oscuro, para conseguir sus nefastos designios; es así como encontramos duplas como las de Luciérnaga y Mr. Freeze, el Pingüino y Gatúbela, de nuevo el Pingüino y ahora con Man-Bat, lo que culminará con un soberbio final de temporada en el que tres de los villanos lucharán por ver quién tiene el poder en Ciudad Gótica.  A su vez Batman aparte del siempre leal Alfred, tendrá ahora a una nueva aliada, siendo ésta la mismísima detective Yin.  Esta amistad y alianza también significará mayores problemas con la ley, puesto que el jefe de policía lo ve como a otro delincuente y con ello al tener en la mira a la detective, Batman tendrá nuevas preocupaciones.  Un tan buen personaje como la detective Yin, bien merecía desarrollarse mejor, apareciendo durante el resto de la serie, lamentablemente después de estas temporadas, nunca más se volvió a saber de ella.  Por otro lado la temporada termina con la incorporación a la serie, de uno de los personajes más queridos del universo batmaniano.
     Sobre la tercera temporada, cabe destacar que comienza con un potente capítulo doble donde se introduce a Batichica.  Este evento contrasta por completo con el canon de los personajes DC, puesto que hasta ahora siempre Batichica había entrado en el cómic mucho después de Robin (en cambio en esta serie es al revés).  No obstante la compañía de la joven superheroína es a regañadientes de Batman, quien pese a las claras dotes de la muchacha, apenas la acepta con él.  Pasarán muchos capítulos como para que la considere como a una verdadera aliada y le entregue su confianza absoluta.  Toda esta subtrama de la temporada sirve como punto de madurez en el personaje mismo de Batman, puesto que al aparecer Batichica y aceptarla como tal, Batman está asumiendo sus responsabilidades como vigilante y su influencia en otros que lo ven como a un modelo a seguir; también está el hecho de que por primera vez en su existencia debe luchar junto a otro superhéroe, con quien en todo caso tiene una relación paternal y a la que debe proteger también.
    Cuando hablamos de la cuarta temporada, estamos frente a lo que desde mi humilde opinión corresponde a la mejor de las cinco que comprenden el show. Comienza con la aparición de Robín, quien acá resulta ser Dick Grayson, el Robin que acostumbran usar en todas las series animadas de Batman y otros (salvo en Batman: la Serie Animada donde hubo dos Robin); el capítulo con el que inicia la temporada resulta ser muy fiel al origen clásico del personaje y pese a no ser doble como el dedicado a Batichica, podría tildarse de ser una joyita.  Considerando lo anterior, esta temporada tendrá relación con el desarrollo del personaje del “joven maravilla” y sus interrelaciones con su mentor y con Batichica, teniendo que aprender los dos a confiar entre sí y no sentir celos ante su lugar en la vida de Batman.  A su vez esta cuarta temporada se potencia con una seguidilla de capítulos de una calidad como nunca antes se vio en la serie, lo que recalca la idea de que cada temporada es superior a la anterior; sin embargo llega a tales niveles de desarrollo argumental, que deja la vara muy alta para la quinta y última temporada.  Dentro de los episodios inolvidables de esta sesión, no se pueden olvidar, aparte del primero y los dos últimos correspondientes al final, Clayfaces con el surgimiento del nuevo Cara de Barro, Strange New World sobre una epidemia de aterradores zombies y  donde se encuentra la siniestra mano de uno de los grandes villanos de la serie, Seconds sobre viajes en el tiempo y cargado de una emotiva historia, Riddler's Revenge dedicado al pasado misterioso del Acertijo, Two of a Kind que trae al programa la colaboración de Paul Dini y la incorporación de Harley Quin a las historias…y por último el que a mi parecer merece estar junto a capítulos de la factoría Timm-Dini: Artefacts, donde se analiza la importancia de Batman  para el mundo y una vez más se homenajea a la obra de Frank Miller, apareciendo a su vez otros dos personajes entrañables como lo son Oráculo y Nigthwing.  El capítulo recién mencionado, se homologa al inolvidable Epílogo de Liga de la Justicia Ilimitada, del que ya hice referencia en el artículo anterior (en pocas palabras, ambos episodios abordan la trascendencia del personaje dentro de su misma ficción, como dentro del llamado noveno arte)  Por último, el también destacable doble final de temporada, acaba con la revelación de que no sólo Ciudad Gótica tiene superhéroes y de que existen extraterrestres, quienes no todos poseen benignas intenciones.
    La temporada final, luego de las revelaciones de la anterior, comienza con otro gran capítulo doble, donde aparece nada menos que Superman.  Es así como la dinámica de esta última temporada versará acerca del team-up de Batman junto a otros grandes superhéroes y los inicios de la Liga de la Justicia.  En el capítulo de dos partes de este inicio temporada, se hace una inteligente vuelta de tuerca al hacerse que en esta ocasión sea Superman y no Batman, quien esté reticente a trabajar junto a otros superhéroes; por lo tanto le corresponde a Batman ganarse su confianza y convencerlo de la nueva iniciativa justiciera.  La incorporación de Superman a la serie, permitirá que aparezcan personajes de su propia galería de villanos como lo son Luthor y Metallo.  A su vez a lo largo de estos últimos episodios, Batman también peleará junto a superhéroes como lo son Linterna Verde, Flecha Verde y Hombre Halcón, si bien también le toca codearse con el Detective Marciano y Flash.
    Durante comienzos de la tercera temporada, se exhibió el único largometraje de la serie, titulado Batman v/s Drácula.  Este filme posee varios aspectos destacables a su haber, si bien la calidad de su argumento no llega a superar a muchos de los mejores capítulos de la serie, ni mucho menos a algunas de las películas de la factoría Timm-Dini.  Empero se pueden valorar varios aspectos acerca de esta obra, tales como son:

  • Que pese a que el filme corresponda a la tercera temporada, cuando ya Batichica es la compañera de Batman, salvo la ayuda de Alfred, debe apañárselas solo para enfrentarse al rey de los vampiros.  La ausencia de Bárbara Gordon, puede significar que seguramente el guión de la película fue hecho mucho antes de la planificación de la temporada donde se la incorporó en la serie.
  • Pese a lo que se acostumbra en las aventuras de Batman donde se le enfrenta a todo tipo de enemigos, esta serie dejó de lado aquellos ligados a lo sobrenatural y la magia, salvo al monje oriental corrompido al que se enfrenta durante la segunda temporada en The Butler Did It.  Pero es la película que aquí reseño, donde más bien por primera y única vez se las tiene que ver con una verdadera criatura de las tinieblas, batalla que lo hace tomar medidas extremas como nunca antes.
  • El mismísimo enfrentamiento con Drácula, significa abordar el contraste entre dos íconos diferentes de la cultura pop, que están bajo la imagen del murciélago:  por un lado tenemos a Batman, quien como muchas veces se le ligó en el cómic, escoge el tótem de este animal para insuflar miedo en los delincuentes, si bien su naturaleza, pese a lo que demuestra, es benigna; en cambio Drácula más que usar la forma del murciélago para espantar, ocupa a su variante más ominosa (el vampiro), criatura en la que se convierte para viajar por los aires y además hacer daño.  Esta relación entre ambos personajes se hace evidente en el filme, cuando el propio Drácula ve en Batman a alguien influenciado por su figura tenebrosa.  Por otro lado, el villano Man-Bat, ya aparecido en la serie, corresponde a otra manera de establecer la oposición entre diferentes quirópteros (uno monstruoso y el otro simbólico).
  • El Drácula de la película, si bien está inspirado en su diseño en el Drácula de las películas de la Hammer, con el inigualable Cristopher Lee haciendo del conde, también recuerda mucho a otro inmortal enemigo de Batman: Ras´al Ghul y cuya ausencia se sintió en la serie.  La semejanza entre ambos malvados se aprecia no solo en su porte distinguido y estilizado, si no en las franjas canosas a ambos lados de la cabeza y las cejas pronunciadas.
  • Los vampiros presentados en la película, son mucho más aterradores de lo que se espera en una obra de este tipo, habiendo varias escenas que rayan en el terror, como cuando aparece una niña vampirizada.  A su vez la sangre se muestra en varias ocasiones a lo largo del filme, lo que de seguro en su momento alertó a más de un censor en USA.  También puede resultar interesante rescatar que el aspecto de los vampiros recuerda bastante a uno de los grandes cómics que se han hecho sobre Batman: Lluvia Roja con guión de Dough Moench y dibujo de Kelly Jones.  Esta obra es una de las tantas historias alternativas sobre el superhéroe y en la que justamente debe pelear contra Drácula; es así como los chupasangres del largometraje se aprecian con el mismo aspecto cadavérico y poco romántico de la historieta mencionada.
  • El filme permite ver a un Guasón aún mucho más monstruoso de lo que muestra la serie, puesto que también es vampirizado.  A su vez el Pingüino en contra de su voluntad, es convertido por Drácula como su servidor, sin perder su carácter de humano eso sí; en esto último se sigue la tradición literaria del género y en la cual se acostumbra poner a un humano que trabaja para el señor vampiro de turno, prototipo que salió del mismo Drácula de Bram Stoker, bajo el personaje de Reinfield; obras posteriores como Salem´s Lot de Stephen King y Sed de Sangre (They Thirst) de Robert McCammon, abordarían los mismos prototipos.



6 comentarios:

  1. no he visto mucho esta serie, y la pelicula la vi un par de veces, creo que este batman no es apto para ser el mejor, por las versiones de este personaje y los villanos, por ejemplo elmismo joker, esta version no me gusta en lo absoluto, muy grotesco para si mismo, o un bane poco inteligente, etc

    ResponderEliminar
  2. Esta serie me pareció muy interesante porque fue una apuesta nueva donde se atrevieron a alejarse del éxito seguro de la dupla Timm-Dini.
    En general todos los malos son extremos, o grotescos o sofisticados, por lo que por ej. cuesta acostumbrarse a un Joker descalzo, pero cuando se le permiten a la serie estas licencias y así "ver más allá del canon" se puede apreciar una serie bastante buena.
    Por ejemplo cara de barro aquí toma el puesto de dos caras y su origen es notable.
    El fin de la serie es otro punto alto, dejando con ganas de ver lo que habría sido una Liga en este universo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Las afirmaciones que haces sobre The Batman, Ivancillo, son muy buenas y las comparto en pleno contigo, pero lamentablemente no falta quienes se quedan con visiones ya preestablecidas de sus personajes y no aceptan las variantes (a menos que seas Stan Lee y no te atrevas a putearle por su revisión de los superhéroes DC.

    ResponderEliminar
  4. me doy cuenta que pese a ser una serie controversial en cuanto la historia y los origenes de los personajes, asi como tambien los diseños, es una serie bastante rica en contenido y en lo que se entrega al tele espectador, solo he visto algunos capitulos y tambien la pelicula, y me doy cuenta de que pese a que faltan personjes que realmente se echan de menos, como el carismatico two-face por ejemplo, es una serie que puede entregar algun mensaje y tambien entretener como sus series anteriores dedicadas a hombre murcielago.

    Yo creo que esta serie mas bien se hizo para poder obtener a un nuevo publico,no me refiero a un publico adulto, sino mas bien infantil en la epoca en la que salio, asi como me paso cuando vi la batman la serie animada cuando tenia 4 años, siendo esa mi favorita.

    Atte: Fabian Ibarra

    ResponderEliminar
  5. Esta serie de Batman también la he visto pero tampoco la emitieron completa solo emitieron hasta la cuarta temporada la quinta y última temporada nunca la vi sin embargo la película de Drácula si la emitieron y la he visto, está versión me gustó pero siempre me gustará más la versión de los 90.

    ResponderEliminar
  6. La mejor que tiene la quinta temporada, son los team-ups con otros superhéroes. En ese sentido, es una verdadera lástima que no hayan continuado el programa, para ver cómo habrían desarrollado el tema de la naciente Liga de la Justicia en tal continuidad. Como dato anecdótico, te cuento que acá llegaron a vender unas preciosas cajitas metálicas de la serie para guardar cosas y los dos modelos que pillé los tengo con orgullo en mi colección.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...