sábado, 21 de julio de 2012

Un Viaje demasiado lejano: Farscape.



Mi nombre es John Crichton, un astronauta. Hace tres años fui arrojado por un agujero de gusano a una lejana parte del universo a bordo de esta nave viva, un transporte de prisioneros, mis amigos.  He hecho enemigos poderosos, peligrosos.  Ahora sólo quiero encontrar el camino a casa para avisar a la Tierra a que miren más allá y compartir las maravillas que he visto.

     La anterior cita textual resume muy bien parte del argumento central de la que es considerada una de las mejores series de ciencia ficción televisiva de todos los tiempos (y de la que sin vergüenzas admito ser mi favorita, por sobre otras tan queridísimas para mí como lo son Star Trek, Babylon 5, X-Files, entre otras).  Referirse a Farscape es abordar una serie que tan sólo ya en su primera temporada marcó historia, ya sea por su particular factura (abundante uso de marionetas bastante sofisticadas, incluyendo en algunos de los personajes principales), como en la calidad y cualidad de sus argumentos lo suficientemente adultos como para que en aquello años no tan lejanos aún, quizás por primera vez en una serie televisiva del género, se abordaran de forma más explícita el tema de la sexualidad y la violencia (y es que a diferencia de otros programas de ciencia ficción de carácter más “familiar”, como las dos primeras series del universo Star Gate y obviamente Star Trek, Farscape nunca pretendió ser ni moralizante, ni dejar de lado ciertos temas tabú).
    Farscape es una coproducción australiana-estadounidense, habiéndose filmado en el primero de estos dos países.  La serie duró cuatro temporadas de 22 episodios cada una, más una miniserie de dos capítulos que le dio fin, luego de que fuese cancelada de forma abrupta cuando se habían hecho ya los contratos para una quinta temporada (de este modo con la miniserie se lograron cerrar las distintas tramas que se desarrollaban a lo largo de la serie, como dar en el gusto a miles de fans que apenas se enteraron de la cancelación de la serie, comenzaron a inundar a los responsables con cartas, correos electrónicos y todo tipo de manifestaciones de apoyo al show).  En su primera temporada los episodios duraban alrededor de 50 minutos, como sucede con las temporadas iniciales de otras series tales como Fringe y El Camaleón, pero luego al igual que estas dos mencionadas su duración fue la habitual de alrededor de los 44 minutos.
     Entre los creadores de Farscape se encuentran dos “genios” cuya mano estuvo presente a lo largo de ella: por un lado Brian Henson, el hijo de Jim Henson, quien fundó la ya mítica compañía de marionetas responsable de programas como Plaza Sésamo y El Show de los Muppets, aparte de filmes clásicos tales como El Cristal Oscuro y Laberinto.  Brian Henson llevaba varios años deseoso de producir una serie de ciencia ficción donde pudiese utilizar los adelantados muñecos de animatrónica, de la compañía que luego de la muerte de su padre lideraba y para ello buscaba el proyecto ideal para lucir las potencialidades de su empresa.  Es así como tras conversaciones con el guionista Rockne S. O´ Bannon (creador de la serie de ciencia ficción noventera Sea Quest y luego involucrado en el remake del programa V) entre los dos idearon una historia con la cual pretendieron hacer algo completamente nuevo a lo que hasta el momento se había hecho en pantalla chica.  De este modo, Henson aportó el talento de su empresa a la hora de crear seres maravillosos y de gran realismo, mientras que O´Bannon procuró por sentar los precedentes a partir del guión que hizo para el piloto, el que a su vez fue dirigido por el propio Henson (la misma dupla estaría a cargo de la miniserie); por su parte O´ Bannon procuró que el staff de guionistas habituales siguiera el rumbo que había dejado, contribuyendo también en coescribir unos cuantos episodios.
    Pese a lo que se ha afirmado arriba de que Farscape es una serie que en su tiempo revitalizó la programación televisiva en cuanto a ciencia ficción se refiere, en una primera instancia la premisa con la que parte resulta ser demasiado repetida y poco original: un tipo que se pierde en el espacio exterior, se ve enfrentado a lo desconocido, incluyendo todo tipo de alienígenas (unos amistosos, la mayoría no) y que hace lo posible por volver al hogar.  Esta trama de “el regreso a casa” a partir de una serie de peligros por sortear antes de conseguir en anhelado propósito, en realidad es tan antigua como la civilización misma y tiene sus antecedentes en clásicos tales como La Odisea y El Mío Cid.  En cuanto a programas de ciencia ficción que abordan esta idea, destacan acá Buck Rogers en el Siglo XXV, Star Trek: Voyager y más recientemente Star Gate: Universe. ..No obstante Farcape es mucho más que las aventuras de un personaje perdido que sólo quiere volver con los suyos…
John Crichton el protagonista.
     Es la historia del comandante y oficial científico John Crichton, quien crea un nuevo tipo de transbordador espacial que supuestamente les permitirá a sus usuarios viajar mucho más rápido de lo que hasta el momento en la Tierra es posible.  Para su “mala suerte” la nave en la que él hace de piloto de pruebas atraviesa de forma sorpresiva un agujero de gusano (para los que no sepan lo que esto, se refiere hipotéticamente a ciertas zonas del espacio que servirían como túneles para llegar de forma más rauda de un punto a otro, atravesando millones de kilómetros en pocos segundos) y llega a un punto de la galaxia donde un sinnúmero de razas alienígenas conviven entre sí  (bueno, unas más que otras).  Apenas aparece su nave, se ve involucrado en una batalla que significará por un lado la muerte accidental de un militar, por lo cual a lo largo de gran parte del programa será culpado por el hermano de éste (quien buscará vengarse del inocente astronauta); y por otra tiene que habérselas con pasar su nueva existencia dentro de la nave viviente Moya, una criatura biomecanoide que alberga en su interior a un grupo de exprisioneros de distintas especies; todos estos seres vienen escapando de las fuerzas militares a las que pertenecía el mismo hombre que en su nave se estrelló con la en que viajaba Crichton.  A su vez durante todo este primer capítulo, también se ve obligada a acogerse dentro de Moya y su particular comunidad, la oficial Aeryn Sun, miembro de los llamados Pacificadores, quien en un principio era enemiga de la tripulación de Moya, así como también del único humano de la serie; no obstante luego de ser condenada por su líder ante la “influencia” alienígena debido a su encuentro con los refugiados, debe aceptar su calidad de “paria” como el resto de los que la rodean. A medida de que la serie vaya avanzando, otros personajes irán formando parte de este singular grupo, siempre cada uno de una distinta especie, quedándose algunos para siempre y otros durante un tiempo.
    No sólo distintas razas alberga Moya, si no también a un grupo de distintas personalidades dentro de su forzada tripulación, lo que si bien traerá más de un problema ante los distintos caracteres de los personajes, a la larga se transformará en la fortaleza de todo el grupo; de este modo dicha supuesta debilidad, a la larga no sólo les permitirá complementarse debido a cada una de sus capacidades, si no que también les permitirá salir adelante frente a los numerosos peligros a los que se enfrentarán y a los enemigos que irán cobrando.  No obstante lo más importante de toda esta fusión de voluntades, será que llegarán a transformarse en una verdadera familia, por lo que la mismísima Moya ahora no sólo será su protectora, si no que también su amado hogar.
   De forma muy inteligente, el tema de cómo es posible que distintas razas y culturas puedan entenderse entre sí, se resuelve en Farscape ante la existencia de los llamados “microbios traductores”; estos (no queda claro si son orgánicos o sintéticos) son inyectados dentro de uno y una vez dentro del sistema nervioso central, establecen las conexiones que permiten comprender instantáneamente otras lenguas.
La hermosa leviatana Moya.
   Como se ha abordado en párrafos anteriores, Farscape es una serie de carácter adulto, por cuanto en ella las dosis de violencia, alusiones sexuales y lenguaje grosero se muestran sin tapujos en gran parte de los capítulos.  De este modo los protagonistas si deben eliminar a sus enemigos no dudan en matarlos, habiendo escenas de decapitaciones y todo tipo de mutilaciones, puesto que como obedecen sólo a la ley de la sobrevivencia en medio de un ambiente muchas veces hostil, sólo deben responder a sí mismos y no a un rígido sistema moral preestablecido (como se puede bien observar en otras series del genero).  Considerando lo anterior, el tema de la muerte es abordado aquí sin consideraciones, muriendo varios personajes importantes en la serie, de una forma bastante trágica y siendo algunos de estos los momentos más intensos del show. A su vez cada uno de los personajes vive su naturaleza sensual con naturalidad y en algunos casos de la forma más abierta, dándose incluso situaciones de sexo interracial;  así como los flirteos y encamadas abundan, igualmente se dan gran cantidad de situaciones humorísticas de corte sexual.  La misma sexualidad se encontrará a la hora de presentar a muchos de estos personajes, en especial a los femeninos, de quienes siempre se destacará su belleza; incluso el personaje de John Crichton siempre será mostrado como todo un representante de la belleza masculina, luciendo en numerosas ocasiones su torso desnudo o con prendas ajustadas que sobresalten su bien formado cuerpo (no en vano el actor que lo interpreta, Ben Browder llegó a ser considerado uno de los hombres más guapos y sexys de la televisión).  Ligado a lo anterior, nos encontramos con que como los personajes participan de una cultura cosmopolita, al compartir entre distintas razas entre sí, es costumbre ocupar palabras de origen foráneo, las que en su mayoría corresponden a groserías y todo tipo de alusiones sexuales (ya sea genital o de la cópula misma) ¸ no obstante también aparecen durante los diálogos términos coprolálicos reales.
     Si bien los protagonistas llegan a establecer una verdadera relación de estrecha familiaridad, y aún cuando son capaces de los actos más heroicos, sus personalidades mantienen los grises y bien pueden llegar a cometer actos que en otras series no se esperaría por parte de los “héroes”: tales como traición hacia sus pares y uso de métodos maquiavélicos para conseguir sus fines (en todo caso a medida que va floreciendo la confianza entre los distintos integrantes del grupo, las asperezas se van limando y la verdadera confraternidad llega a darse).  Sólo desde un principio John Crichton se muestra como un baluarte de los valores morales que se supone debe tener el protagonista de una épica de estas características; sin embargo esta cualidad suya se verá muchas veces por parte de sus compañeros como un ejemplo de su ingenuidad (puesto que si recordamos que Crichton es el verdadero extraño frente al nuevo ambiente en que le toca desenvolverse y su propio sistema de valores resultará a veces demasiado extraño o atrasado para los demás).  También deberá aprender a adaptarse a las circunstancias que le rodean y si bien siempre mantiene presente muchos de sus ideales originales, en ocasiones descubrirá y abrazará las facetas más instintivas de su persona, tal como sucede con cierta tendencia suya a la locura temporal.
     Teniendo en cuenta la facilidad y gusto de la compañía de Henson para el diseño de todo tipo de criaturas fabulosas, los extraterrestres que pululan en la serie son de todas formas y tamaños, siendo que la mayoría para nada corresponden al tipo “humanoide”: los hay gigantescos como la misma Moya (una nave viviente perteneciente a la raza de viajeros siderales de los leviatanes) y otras criaturas inteligentes exóticas propias del bestiario medieval más imaginativo posible (de hecho aparte de Moya misma, entre los amigos de Crichton se encuentran Piloto y Rigel, ambos para nada parecidos en su anatomía al humano).   Y si bien entre las razas humanoides siempre se las presentan de las formas mas inusuales, en especial en el caso de las hembras las acostumbran a mostrar aún bellas dentro de su naturaleza alienígena; de este modo a la larga no importa a qué raza se pertenezca, al final todos llegan a compartir la misma idea de ser poseedores de un espíritu y de tener objetivos, sueños, deseos y buscar la preciada felicidad.
Portada de la recomendable edición en DVD
que sacaron este año los españoles. 
     La serie a su vez posee bastante humor, el que recae en varios de los personajes principales, en especial en la figura del propio Crichton, así como de  Ka D´argo, Rygel, Stark, Noranti y sobremanera en Harvey (todos personajes a los que se les dedicará sus propias líneas más adelante).  Pese a ser una serie de gran intensidad dramática, con momentos de mucha acción, suspenso, terror y gran emotividad, siempre contará con un inteligente humor que en especial radicará en la presentación de situaciones propias de la comedia de enredos e incluso en lo onírico y surrealista al desarrollarse estas mismas dentro de la propia cabeza del astronauta humano.
     La lista de capítulos memorables es demasiado larga; la verdad es que se puede afirmar que no hay capítulo flojo en la serie y si bien los episodios poseen carácter de unitarios, todos ellos llevan una línea argumental unificadora que se irá desarrollando a lo largo de sus cuatro temporadas, para terminar en una apoteósica miniserie de tres horas.   Entre medio de cada temporada hay episodios dobles e incluso triples, pero siempre serán los finales de temporada los más impresionantes, comenzándose a preparar estos en dos o tres episodios antes de la finalización de cada año de producción; en estos finales de temporada ocurrirán hechos lo suficientemente extraordinarios y apocalípticos como para dejar al espectador con el corazón en la boca y deseoso de saber cómo los héroes de Farscape resolverán sus nuevas vicisitudes.
    Importante para los eventos del programa es el hecho de que durante la primera temporada John Crichton tiene un encuentro con una antiquísima y moribunda raza que le deja como legado, aunque “encriptado” dentro de su memoria, el conocimiento como para crear agujeros de gusano estables; la idea es que estos le permitan viajar a donde desee y con ello volver hasta su planeta natal.  No obstante se le advierte a éste, que a dicho saber sólo podrá acceder una vez haya logrado cierto nivel de maduración personal.  Es así como este preciado regalo será en parte la “ruina” del pobre Crichton, cuando dos poderosas razas enemigas entre sí se enteren del secreto que guarda su cerebro y por ello lo perseguirán hasta los confines del espacio de modo de usar como arma tal saber.
   Otro elemento caracterizador de Farscape es la presentación de cada una de sus temporadas, las que siempre resultaron ser sumamente atractivas, haciendo uso de una voz en off del propio protagonista y en la cual éste resume en pocas palabras la naturaleza de su odisea.  La presentación varía con cada temporada, donde se agregan imágenes claves de la serie y en especial de los personajes principales a los que se desea retratar.  A su vez un tema musical para las dos primeras temporadas y otro para las dos siguientes acompañan estos créditos iniciales, usando una melodía que resalta la idea de “alienígena” y escuchándose de fondo un supuesto lenguaje extraterrestre.  No obstante pese a los interesantes temas musicales de entrada para los openings, en general el resto de la banda sonora compuesta por el mismo músico, Guy Gross, deja bastante que desear al esperarse para una serie épica de estas características algo mucho más sinfónico y no composiciones tan poco emotivas (si bien se esmeró un poco en su trabajo para el soundtruck de la miniserie). En una época en la cual se ha tomado el mal gusto de eliminar los créditos iniciales en la televisión y el cine (en la pantalla chica quizás debido a la “minimalista” moda que instauró Lost y que luego siguieron programas tales como Supernatural y el remake de V), se agradece que Farscape cuente con créditos que logren darle su sello identificador (no olvidemos que dentro de los premios Emmy hay una categoría dedicada a Mejor Crédito Inicial o algo similar).
    La serie también parte como una original forma de agrupar en una historia a personajes arquetípicos provenientes de numerosos textos míticos y épicos, de tal modo que todos estos llevaran dentro de sí las características de estos prototipos clásicos y se los hiciese convivir entre sí en un ambiente propio de una obra de ciencia ficción: de este modo John Crichton aparte de cumplir la función de héroe principal (valiente, inteligente, honrado y hermoso), representa la figura del hombre común que es sacado de su normal concierto para enfrentarse a un sino inesperado y lleno de las aventuras más insólitas; Aeryn Sun y Ka D´ Argo son los guerreros, si bien la primera corresponde al miembro de una elite propia de un gobierno de corte militar y opresivo, mientras que el segundo es el tipo de guerrero libre que responde sólo a sus instintos y a la tradición heroica de su pueblo, de tipo más tribal que propia de una civilización más sofisticada, en vez de a un sistema de reglas preestablecido como el de los Pacificadores; Zhaan es la sacerdotisa, quien aporta el terreno de la espiritualidad religiosa y hasta cósmica dentro de las historias, la mujer sabia; Rygel es el monarca, el hombre de los protocolos y el que a su manera ostenta un poder y conocimiento de tipo político y administrativo; Chiana es la ladrona, personaje marginal capaz de superar cualquier eventualidad gracias a su astucia y falta de escrúpulos; Piloto es el servidor ideal, una especie de mayordomo que junto a Moya vela por el bienestar de todos los que cuentan con su fidelidad; Stark es algo así como la divinidad o a lo menos el semidiós, poseedor de una habilidad que supera a la de cualquier mortal; en cuanto a Crais, si bien en un principio es el enemigo por antonomasia, quien persigue implacable a Crichton y a los suyos movido por ese tan antiguo leiv motiv que es la venganza, su papel cambiará ante la llegada casi a finales de la primera temporada de lejos el mejor personaje de toda la serie: Skorpius, quien si bien también está motivado por una vendetta personal y les hace ver duras a los protagonistas, es un ser lo suficientemente complejo como para ser categorizado del verdadero “malo” de la historia (de hecho, llegará a ser uno de los más grandes aliados de Crichton y demostrará a lo largo de la serie ser digno de respeto y admiración ante su particularidad heroicidad).
Una de las novelas basadas en la serie.
    Uno de los temas más destacados en este programa es la idea de que no importa nuestro pasado, si no que lo realmente valioso es lo que hacemos en el presente para enderezar nuestros propios destinos y con ello convertirnos en mejores personas de lo que alguna vez fuimos.  Es así como muchos de los personajes de Farscape tendrán que sobrellevar su historia y enfrentarse a ella, de modo de evolucionar como individuos y conseguir, a veces sin proponérselos, la redención.  Todo esto se puede observar en el detalle de que la mayor parte de los tripulantes de Moya son refugiados, unos más inocentes que otros, y aún cuando sean personajes de gran carisma, una que otra mácula llevan.  No obstante el deseo de regresar a casa (recordemos que Moya era originalmente una nave prisión adaptada por los Pacificadores), les dará la oportunidad de ir construyendo poco a poco el camino que les permita alcanzar la idea que cada ellos tiene de lo que es la realización personal y por ende, la plenitud misma.  Es por esta razón que aunque en un principio sea a la fuerza, llegarán a transformarse en una verdadera comunidad, respetando las individualidades y asumiendo la necesidad de contar con la compañía, confianza y afecto de quienes incluso anteriormente fueron sus enemigos (esto recuerda un poco a una de las premisas originales de la serie Star Trek: Voyager).  Sólo John Crichton, a manera de testigo de todos estos periplos físicos y espirituales, se mostrará como alguien cuya memoria no posee mayores taras, aún cuando a lo largo de la serie él mismo sufra sus propias tribulaciones.
Portada de uno de los cómics.
     Como muchas otras series televisivas populares, Farscape ha tenido sus propias novelas, así como cómics, en este último caso, bajo el sello editorial de Boom! Studios.  Lo más interesante al respecto, es que a partir de finales de 2008 comenzaron a sacar historietas que se idearon a manera de continuación de la miniserie, (tendencia iniciada en las novelas que fueron diseñadas como octava temporada de Star Trek: Deep Space Nine y con los cómics de las “octava” y “sexta” temporadas respectivas de Buffy y Angel) lo que sumó calidad por el hecho de que el guionista de gran parte de estas aventuras es nada menos que el propio O´Bannon, uno de los creadores de Farscape (otra cosa, claro, sería encontrar estas historias traducidas al español, aunque sea por solidarios fanáticos).

Personajes (los más destacados):

·         Comandante John Crichton:   Hijo de otro astronauta (personaje que también salió en numerosas ocasiones a lo largo de la serie).  Es un tipo de carácter alegre, amistoso y valiente, con una gran capacidad de adaptarse a cualquier circunstancia.  Como dato curioso sobre el actor que lo interpreta, su voz es muy parecida a la de Tom Hanks.  Es tanto científico como militar.  Gusta de poner apodos afectuosos e irónicos a sus amigos y los que no lo son tanto, tomando como referente sus apariencias físicas: de este modo a Zhaan la llama “Azul”, a Rygel “Sparky”, a Chiana “Pip” a Skorpius “Skorpy” y “Saltamontes”, a Sikosu “Sputnik” y así a muchos más.  Sus diálogos están llenos de referencias a la cultura pop, ya sea desde películas, música, otras series y otros.  Desde el principio demuestra atracción hacia Aeryn Sun, con quien luego llega a establecer una verdadera relación amorosa.  A principios de la tercera temporada junto a la tripulación de Moya sufrió una de sus experiencias más aterradoras, en uno de los mejores capítulos de toda la serie (por no mencionar violentos): Eat Me (el cual aborda de una forma muy particular el tema del canibalismo); este hecho hace que Crichton sufra una especie de desdoblamiento, creándose algo así como un clon suyo con todos sus recuerdos y habilidades (de hecho nunca se supo cuál era el verdadero Crichton); a partir de este evento el grupo se divide en dos, cada uno en una nave diferente y con un Crichton por equipo.
·         Oficial Aeryn Sun: Ex integrante de las tropas Pacificadoras (una fuerza militar y policial que controla gran parte de la galaxia) que en su primer encuentro con Crichton y el resto de Moya es supuestamente “contaminada” por la influencia alienígena; por lo tanto se ve obligada a abandonar su antiguo sistema de vida (el único que conocía hasta el momento), a menos que optara por la ejecución.  Es así como luego de superar sus prejuicios raciales, se convierte en un importante miembro del grupo e incluso en una de las más queridas entre sus compañeros.  Su pasado esconde numerosos secretos, entre ellos actos que bien podrían ser deplorables, no obstante el cambio que le significará su nueva existencia, implicará, por ejemplo, que llegue a poseer una amistad muy estrecha con Piloto, la criatura que mantiene una simbiosis con Moya y que otrora fue otro más de las “razas inferiores” a las que los Pacificadores manejaban (con Moya y su hijo Talyn también alcanza a tener un fuerte lazo emocional, en especial gracias a los sucesos del increíble capítulo de la primera temporada DNA Mad Scientist, otro de los mejores de la serie).  Como oficial experta entrenada por los Pacificadores, es una estratega genial, manejando con facilidad cualquier técnica de defensa personal y uso de armas.  Pertenece a la raza de los sebaceanos, una especie muy parecida a la de los humanos, salvo diferencias que sólo se perciben de forma interna, tales como su intolerancia mortal a grandes temperaturas.  Aeryn Sun no es particularmente una mujer hermosa (lejos lo son las más “alienígenas” Zhaan, Chiana, Jool y Sikozu), pero posee tantos otros atractivos físicos como en general, que la hacen ganarse con rapidez el corazón de Crichton y ser considerada por muchos de los fanáticos una mujer muy sexy.  Claudia Back, la actriz inglesa que lleva sobre sus hombros este personaje tan inolvidable, realiza una de las mejores labores histriónicas de las series de ciencia ficción, logrando hacer de su heroína a un personaje tan complejo como apreciado por los televidentes.
·         Capitán Ka D´ Argo: Miembro de la aguerrida raza de los luxanos, quienes sufren de instantes de “hiperrabia” que los hace sumamente peligrosos durante esos ataques.  Llega a ser el mejor amigo de Crichton y con Chiana establece una relación amorosa que pasará por sus buenos y malos momentos.  Hombre de honor y gran valor.  Los rasgos de su raza son impresionantes: Posee una especie de tentáculos en la cabeza y bajo la barbilla, muy lovecrafnianos por cierto; a su vez cuenta con una lengua inmensa y extensible que usa para dejar inconciente a sus víctimas gracias a un paralizante que segrega su organismo. Su apariencia física recuerda mucho también al de un vikingo, por la forma en cómo lleva sus barbas y bigotes (trenzas con moñitos y todo eso).  Es heredero de una antigua y poderosa arma que es tanto espada como pistola.  Estuvo prisionero por los Pacificadores debido a supuestos crímenes que cometió, pero de los cuales era en realidad inocente.  Es uno de los personajes más recordados y queridos de todo Farscape y posee uno de los pasados más dramáticos entre todos sus compañeros.  Pese al desarrollo heroico y trágico de éste, los momentos en los que es abordado con humor, son de gran hilaridad, lo que en todo caso se le debe a la versatilidad actoral de Anthony Simcoe, quien lo interpreta con majestuosidad.
·         Zhaan: Perteneciente a la raza de los delvianos, de aspecto azul y que evolucionaron de las plantas.  Es una sacerdotisa de grandes habilidades y poderes que estuvo prisionera de los Pacificadores, debido a un crimen de sangre que sí cometió; es más, pese a su carácter afable y sabio, en ocasiones la oscuridad escapa de ella y se logran ver sus facetas más siniestras (este aspecto suyo la avergüenza y trata de superarlo a toda costa).  Es maternal con quienes la acompañan y aparte de ser una criatura que rinde pleitesía a la Diosa (de su fe), es una gran científica.  Posee más de ochocientos años de vida (los que en la serie son llamados “ciclos” en cuanto a cada año).  Llega a tener un amorío con Stark, a quien ve como a su alma gemela.  Su particular personalidad le permite ser de todo el grupo la más tolerante a la diversidad.  También es muy femenina y de una gran elocuencia, poseyendo además una sensualidad avasalladora a la que sólo alguien como Chiana puede llegar a competir.  Los capítulos dedicados a este personaje son algunos de los mejores, así como todos los momentos en los que es fundamental su facilidad para resolver entuertos.
·         Dominar Rygel XVI: Miembro de la raza de los hinerianos, fue una vez su poderoso monarca de millones de súbditos a lo largo de numerosos sistemas planetarios.  No obstante un traicionero primo suyo le usurpó el trono y lo mandó con los Pacificadores para que lo tuvieran preso y como su raza posee gran longevidad, estuvo más de trescientos ciclos sufriendo de horribles torturas.  Escapó de sus carceleros con la idea de recuperar su trono y vengarse.  Quizás debido a su cautiverio, desarrolló un carácter irascible y un deseo irrefrenable por los bienes materiales, a tal punto que si puede hacerlo, es capaz de robar sin vergüenza (este aspecto suyo lo hizo bastante cercano a Chiana en un principio).  Pese a su personalidad complicada y actitud demasiada materialista, con el tiempo Rygel llega a transformarse en todo un compañero, a tal punto que logra expresar su aprecio por el grupo. Los hinerianos son bajos de estatura, de naturaleza anfibia y poseen tres estómagos; en circunstancias de nerviosismo, exhalan helio, lo que provoca algunos de los momentos más cómicos de la serie.  En apariencia Rygel y los suyos parecen un cruce entre un sapo y un gusano; a su vez sus cejas son zonas erógenas.  Rygel acostumbra usar una silla voladora que le permite moverse por cualquier lado sin problemas.
·         Piloto: Ser de aspecto insectoide y de gran tamaño, que vive en estado de simbiosis con Moya.  Su raza por milenios ha conseguido el beneficio de unirse a los leviatanes, de modo que los elegidos consideran esto un gran honor, aparte de poder así salir de su planeta y alcanzar un nivel de conocimiento del espacio que muchos querrían tener.  Cada Piloto de un leviatán es llamado con este título, razón por la cual no es conocido su verdadero nombre.  Piloto tiende a ocupar un lenguaje formal con sus interlocutores y junto con Moya son dichosos de servir a la tripulación; no obstante su deber es primero con la nave y si ésta no se encuentra a gusto con algo, Piloto vela primero por sus intereses.  Su simbiosis con la leviatana le permite manejar todo su complejo organismo biomecanoide, así como hacer de intérprete entre ésta y los demás.
·         Chiana: De la raza nebari, la que sufre de un cruel gobierno de tipo totalitario y que acostumbra controlar las emociones de su gente usando drogas; es así como Chiana junto a su hermano formaron parte de la resistencia contra esta dictadura.  Este hecho la llevó a llegar como prisionera de los nebari dominantes a Moya, hasta que logró escapar de nuevo y tras deshacerse de sus captores, formar parte de Moya (todo esto bien avanzada la primera temporada).   Debido quizás a las restricciones por las que tuvo que pasar, posee un espíritu bastante hedonista, en especial a lo que en cuanto al sexo se refiere.  Acostumbra a moverse con una gracia felina, usando poses extrañas al ponerse de pie y moviendo las manos y la cabeza de tal manera que bien la hace más alienígena o le concede un aspecto más bien esquizoide.  Al principio su personalidad choca con la tripulación de Moya, pero más rápido que el resto (salvo Crichton) logra adaptarse y demostrar su valía.  Es alegre, osada, valiente y una fiel amiga, aún cuando mantiene ciertos rasgos infantiles que le provocan más de un problema.  Su especial caracterización la hacen ser uno de los personajes más entrañables y queridos de la serie.  Por cierto, la raza nebari posee una extraña pigmentación en la piel que alterna distintas tonalidades del gris, teniendo además el pelo blanco; pese a su imagen tan “exótica”, Chiana es toda una belleza, siendo dueña además de una sensualidad que opaca a las de todas las integrantes de Moya.
·         Stark: Su raza, los Banik, ha sobrevivido como esclavos; a su vez la especie posee una particularidad que los hace muy preciados: pueden mitigar el dolor de los demás, pero, lo más importante, permiten que los moribundos puedan pasar a la otra vida en paz; a su vez son muy sensibles a todo tipo de manifestación metafísica.  Estas particularidades se deben a que en parte son seres compuestos de energía pura, la que en el caso de Stark se ve cuando se saca la máscara que cubre la mitad de su rostro.  En parte por las torturas a las que le sometió Skorpius en su silla Aurora, posee cierto grado de locura que le hace perder el control y comportarse de la forma más extraña; de hecho fue durante su cautiverio a manos de Skorpius, que Stark y Crichton se conocieron (a finales de la primera temporada) y entonces se ayudaron mutuamente para escapar de su control.  Luego estuvo de forma intermitente a bordo de Moya y durante la tercera temporada formó parte del grupo que se fue dentro de Talyn, la nave hija de Moya.  Su temperamento tiende a actos de cobardía, no obstante logra superar esta debilidad en incontables veces.
·         Jool: Su nombre completo es Joolushko Tunai Fenta Hovalis, pero los de Moya prefieren llamarla Jool para mayor comodidad (fue John quien decidió ponerle así para no complicarse ante un nombre tan largo).  Su especie es la interion, la que posee la capacidad de derretir los metales con sus gritos (de hecho, Jool acostumbra a gritar por cualquier cosa); a su vez en situaciones adrenalínicas su cabello se torna rojo.  Pese a su aspecto tan extraterrestre, los interion tienen grandes similitudes orgánicas con los humanos y al parecer están emparentados culturalmente (visitas extraterrestres en el pasado de la Tierra y todo eso).  Podría decirse que de todas las “mujeres” de Crichton, Jool es lejos la más hermosa de todas.  Esta doncella con gran talento para la ciencia llegó a Moya en estado de criogenisis, cuando se suponía estaba muerta (esto durante los eventos de finales de la segunda temporada); ya a principios de la tercera temporada despierta de su letargo de décadas y al verse en medio de su nuevo destino, se ve obligada a unirse al grupo, pese a su original disgusto.  A su vez es una experta xenoarquióloga.  Durante sus primeros momentos en Moya se llevó muy mal con Chiana, pero luego ambas se convirtieron en compinches.  Jool y Ka D´ Argo llegan a enamorarse cuando ya la relación entre éste último y Chiana se ha enfriado supuestamente.
·         Noranti: Utu Noranti Pralatong es una anciana que decidió quedarse en Moya a finales de la tercera temporada, como agradecimiento porque los suyos fueron liberados de una nave prisión escarrana por parte de Crichton y los demás.  El nombre de su raza nunca se supo y es más, su nombre fue recién revelado al final de uno de los capítulos de principios de la cuarta temporada.  Es una mujer dulce y sabia a su manera, que en un principio se ve como alguien despistado.  De gran humor y amistosa, posee grandes conocimientos en medicina, drogas y en la cocina, siendo capaz de crear suculentos platos de cualquier cosa; le basta con saborear algo como para conocer sus propiedades.  Su aspecto físico recuerda mucho al de esos muñequitos tan populares en los ochenta, los “trolls”, de largas orejas redondas, arrugada y además con un tercer ojo en la frente que abre de vez en cuando.  En un principio el resto se quejaba de su desagradable olor, pues al parecer no se bañaba, no obstante quizás luego cambió sus hábitos higiénicos, pues ya nunca más la molestaron por ello o simplemente lograron acostumbrarse a su presencia.
·         Sikozu: Sikozu Svala Shanti Sugaysi Shanu llegó primero a la misma leviatana que acogió a Crichton al comienzo de la cuarta temporada, mientras éste estuvo separado de sus compañeros.  Perteneciente a la raza de los kalish, la que vive en el espacio controlado por los escarranos, el imperio enemigo de los Pacificadores (siendo los grandes malvados de todo Farscape), quienes trabajan en labores administrativas para estos.  Su especie es incapaz de asimilar los microbios traductores, por lo que sólo gracias a su extremada inteligencia y habilidades propias de su raza es capaz de sólo en minutos aprender otros lenguajes tan sólo escuchándolos; los kalish también pueden controlar la gravedad de sus cuerpos, pudiendo subir murallas y todo tipo de plataformas sin problemas; además poseen la capacidad de regenerar sus miembros siempre y cuando estos vuelvan a su lugar de origen.   A su vez Sikozu se muestra como una persona con tendencia a la arrogancia, puesto que se cree mucho mejor que los demás; no obstante reconoce la superioridad de Skorpius en muchos aspectos, a tal punto que nace entre ambos un tipo de atracción.  En la miniserie La Guerra de los Pacificadores cambia su loock casi virginal, por uno más rebelde; como durante un buen tiempo de transcurrido esta historia apenas habla, hasta pareciera ser interpretada por otra actriz, no obstante siempre fue la misma artista (Raelee Hill) quien la personificó.
·         Capitán Bialar Crais: El primer “gran malo” de todo el programa, siendo quien motiva con sus rencillas el escape/persecución de Crichton y los suyos.  Llega a culpar a John de la muerte de su hermano y por ello le jura venganza a costa de cualquier cosa; pero lo que realmente lo mueve durante gran parte de su existencia, es el deseo de poder y control, de modo que ha hecho de su carrera militar una instancia para ello sin importarle qué recursos ocupará.  No obstante los vaivenes de la vida lo tomarán por sorpresa y es así como a lo largo de la serie este personaje evolucionará a tal punto que dejará de ser la Némesis del protagonista; es así, como entre otras cosas, Crais llega a tener una relación muy estrecha con Talyn, el hijo “mestizo” de Moya.  Lani Tupu, el actor que interpreta a Crais, además le pone la voz a Piloto, logrando crear con grandes logros  y en paralelo a un personaje completamente distinto al de este pacificador.
·         Skorpius: Sin duda el mejor personaje de todo el programa, llegando a convertirse en toda una satisfacción para el espectador cada una de sus intervenciones a lo largo del programa.  Su aparición fue por primera vez a finales de la primera temporada, justo cuando Crichton también conoció a Stark; luego en la segunda temporada apareció en numerosas ocasiones (la verdad la mayoría de los episodios) y así fue como debido a su popularidad a partir de la tercera temporada alcanzó estatus de personaje estable.  Skorpius es un ser lleno de interesantes aristas, secretos y habilidades, siendo el hijo mestizo de dos razas enemigas que se suponía era imposible pudieran procrear entre sí: la sebaceana y la escarrana.  Esta naturaleza suya le provocó una serie de problemas, entre ellas el hecho de que los sebaceanos debido a su intolerancia por el calor extremo, su organismo apenas logra controlar la atracción escarrana a las altas temperaturas, por lo que Skorpius debe usar en todo momento un traje térmico que le permite en parte sobrevivir; a su vez usa unos tubos refrigerantes que debe cambiar constantemente y son incrustados dentro de su cráneo (el efecto que se usa en Farscape para este procedimiento es en verdad notable).  Cuando Skorpius descubre que Crichton guarda dentro de sí el misterio de la creación de Agujeros de Gusano, decide conseguir a como de lugar tal conocimiento, no obstante su proceder atiende a algo mucho más allá que la simple maldad y el deseo de poder que poseía alguien como Crais: a Skorpiurs lo mueve la venganza contra el imperio escarrano y su preocupación de que éste no logre el dominio de la galaxia.  Skorpius posee un hondo sentido del honor y no mata por simple gusto; es capaz de dialogar, llegar al consenso y de hacer los más impresionantes cambios en su proceder, si estas acciones le permiten acercarse más a su noción de lo que es correcto.  Pese a su pasado violento con Crichton, lo respeta y lo trata con consideración, lo mismo que a aquellos a quienes supuestamente son sus enemigos.  Es un individuo de extrema inteligencia y con un talento para la defensa y la sobrevivencia de lo más admirable.  Su apariencia física, apoyada por su traje negro y de cuero tipo sadomaso, que bien recuerda al de un cenobita de Hellraiser, es soberbia.  También se debe reconocer que aparte de la labor de los guionistas que fueron capaces de crear a un personaje tan carismático como éste, su popularidad se debe también a la gran labor actoral de Wayne Pygram, quien lo interpreta haciendo una de las mejores caracterizaciones de la ciencia ficción televisiva (lo que se observa mucho mejor si se toma en cuenta el otro papel que realiza en la serie, el de Harvey, el clon neural de Skorpius que vive dentro de la cabeza de Crichton y que tal como sucede con la ya mencionada dicotomía Crais/Piloto, corresponde al de un personaje completamente distinto, aunque de igual forma muy atractivo, que el Skorpius original).
   


7 comentarios:

  1. La buscare para poder descargarla, por este analisis me empezo a llamar la atencion, mas que nada por alguno que otro personaje, como lo son Aeryn y Skorpius, tengo la sensacion de que la mayoria de las series que ha salido por esos años han marcado una diferencia connotable, como farscape tambien esta buffy, angel, camaleon, entre otras.

    Atte. Fabian Ibarra.

    ResponderEliminar
  2. Pues, estimado amigo, si en realidad gozas de la ciencia ficción de alto calibre, esto es lo que te recetó el médico. Y es cierto cuando te refieres a sus personajes, pues estos son su gran fuerte, claro, en todo caso debido también a los potentes guiones que nunca decaen. Mis bendiciones por leerme seguido.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo Elwin, en el que creo que tocas todos los puntos relevantes. Mis personajes favoritos eran Zhaan y, ya avanzada la serie, Sikozu, aunque creo que de esta última se sacó menos provecho del que merecía. Aeryn está sublime en el final de la tercera temporada y toda la cuarta, momentos en los que se percibe el gigantesco cambio que ha exprimentado el personaje desde el inicio. En cambio, Jool y Stark siempre me parecieron demasiado cargantes y me alegré cuando se los quitaron de encima.

    Como tantas grandes series, su interés reside en el contraste y conflicto entre los protagonistas más que en la pura aventura, y eso creo que lograron hacerlo maravillosamente bien los guionistas. Creo, eso sí, que algunos episodios en la segunda y tercera temporadas resultaban algo confusos al intentar explicar con un exceso de tecnocháchara los hechos "físicos" o "astronómicos" que acontecían.

    Y, al final, gracias a los fans, éstos pudieron obtener un digno final para la serie en lugar de dejarla colgando miserablemente como ha sucedido tan a menudo en el género. Desde luego, una serie muy recomendable y, dado que "sólo" duró cuatro temporadas, se asequible visionado.

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  4. my buena serie, una de mis favoritas!!

    ResponderEliminar
  5. Pues tienes un gusto exquisito, Romy. Gracias de nuevo por dedicarle tu tiempo al Cubil y en verdad espero verte seguido por acá.

    ResponderEliminar
  6. Excelente su artículo,solo faltó una reseña sobre MOLLA que es un miembro activo e importante dentro de la tripulación,me recuerda a la ballena de la historia bíblica de jonas;ahora como personaje creado para una serie,no recuerdo otra serie con un personaje de estas características.
    En todo caso muy bueno su comentario,una excelente guía de apoyo para la serie,gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado este texto que escribí con tantas ganas hace largo tiempo atrás ya...Y es cierto lo que dices, se me olvidó en mi apartado a los protagonistas mencionar a la nave (mea culpa). Quedas invitado a pasarte cuando quieras acá, honrarme con tus comentarios y hacerte seguidor.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...