domingo, 7 de octubre de 2012

Choque de Voluntades, Choque de Reyes.


     Choque de Reyes corresponde a la segunda novela de la famosa saga de fantasía de George R. R. Martin que lleva como título genérico Canción de Hielo y Fuego.  Este libro data de 1998 y los sucesos que se narran en él transcurren inmediatamente después de los correspondientes al primer libro de la saga, Juego de Reyes.   La novela ganó dos importantes premios: El Premio Locus en 1999 a la Mejor Novela de Fantasía y el Premio Ignotus en 2004 a la Mejor Novela Extranjera.  A su vez este libro ha sido adaptado dentro de la segunda temporada (de tan sólo este año) de la serie de televisión Juego de Tronos de HBO y que es la versión audiovisual del fabuloso mundo creado por Martin.
    La historia transcurre inmediatamente después de los eventos del tomo anterior, de modo que el lector va descubriendo que pasó con sus personajes favoritos, en especial con aquellos donde el narrador se detuvo en el primer libro para contar sus propias odiseas y mostrar en distintas partes de este mundo ficticio cómo los eventos se iban desenvolviendo y relacionándose entre sí.  De este modo los distintos capítulos de esta extensa novela mucho mayor que la anterior (sobre las ochocientas páginas) retoman a todos sus héroes (salvo el que murió en el libro anterior, claro); a su vez suma dentro del relato el punto de vista de dos nuevos personajes, uno que en el volumen anterior fue un secundario y que acá toma gran relevancia, y otro completamente nuevo y gracias al cual se lograrán conocer los sucesos ligados a otros de los reyes en conflicto por conseguir el preciado Trono de Hierro y el poder absoluto.
    Considerando las últimas palabras del párrafo de arriba, el título de esta entrega, hace relación a que luego de la muerte del rey Robert Baratheon, más de un hombre poderoso se disputa el honor de ser su correspondiente sucesor, lo que provocará una guerra civil.  Por un lado en el mismísimo Desembarco del Rey, se encuentra el hijo mayor del Rey Robert, Joffrey, a quien debiera corresponderle por derecho de nacimiento la corona, sin embargo como ya muchos saben, no es el verdadero hijo del monarca fallecido, por ello usan tal conocimiento para oponérsele; a su vez los dos hermanos sobrevivientes de Robert, Stannis y Renly reclaman cada uno su lugar en el Trono de Hierro.  En tanto desde las Islas de Hierro, hay otro pretendiente al poder, quizás el más egoísta y con menos derecho para obtener el bien codiciado.  Desde el Norte, Robb ha sido coronado  rey de la zona, pero sus propósitos no son los de gobernar todos los Siete Reinos, si no que se contenta con liderar con justicia sus tierras, sin embargo ante la guerra civil que se avecina, debe tomar bando y enfrentarse con quienes les es imposible dialogar.  Tampoco se puede olvidar que desde las lejanas tierras del Oeste se encuentra Daenerys, quien se sabe en algún determinado momento volverá a reclamar el trono supuestamente usurpado a su familia.  Por último tras el Muro, se sabe de un rey que quiere cruzarlo, por lo que bien sus propósitos pueden empeorar la sitiación.
    Por otro lado, en los cielos se ha comenzado a ver un cometa rojo y el cual en cada una de las partes donde transcurre el libro, es considerado como una señal a favor según el beneficio de cada bando que la interprete.  Este fenómeno que igual posee su carácter ominoso, acentúa el ambiente más intrigante que poseerá Choque de Reyes y donde en cada lugar se encuentran fermentando los sucesos que terminarán por devastar la paz que hasta antes de la muerte del rey Robert prevalecía aún.
    El autor nos regala en este segundo volumen de su famoso ciclo, muchos más eventos de corte sobrenatural y mágico, puesto que a la vez que en los llamados Siete Reinos la guerra comienza, en el Este, donde la última de los Targaryen vive, la magia perdura más que nunca y eso se ve en las aventuras que le toca vivir a Daenerys en su búsqueda de apoyo para recuperar el trono que piensa injustamente se le quitó a los suyos.   Este cariz más fantástico parte ya con el Prólogo del libro, donde como en el caso de Juego de Tronos, se presenta la idea de que el mundo sobrenatural no ha desaparecido, tan sólo se ha replegado a sí mismo para salir en cualquier momento e irrumpir en la vida de los mortales aún a costa de revolucionar toda su existencia.  Sin embargo en los dos Prólogos, estos primeros chispazos se encuentran más bien ligados con las fuerzas de la oscuridad y del mal, aún cuando se sabe que también lo mágico se presenta como una manifestación de las fuerzas de la naturaleza que necesariamente no tienen por qué ser malignas.
    Se observa también la predilección del escritor hacia los personajes de Aria y Tyrion, justamente los dos personajes que junto con la misma Daenerys, se mostraron en el primer libro los más heroicos por el simple, pero significativo hecho, de que en su carácter de ser los tomados menos en cuenta por quienes los rodean (y en su deseo de superar sus propias circunstancias), logran encumbrarse más que nadie ante la adversidad.  Por lo tanto Choque de Reyes comienza con un primer capítulo sobre Aria, tratándose la mayoría de ellos sobre la hija menor de los Stark, lo mismo que con Tyrion (si bien el Prólogo se encuentra ambientado en otro lugar, presentándonos a Davos, uno de los nuevos personajes de la saga que tomará preeminencia y a quien se le dedicarán unos cuantos segmentos en este volumen); en tanto este libro a lo más tiene cinco episodios dedicados a Daenerys y bien separados entre sí.
    La violencia también a veces pareciera cobrar mayor fuerza en esta obra, no obstante ésta más que ser tan gráfica como en el caso de la obra anterior, aquí es más bien implícita y eso quizás es lo que la hace aún más visceral.  Tal y como en las tragedias griegas, muchos hechos sanguinarios que ocurren, se cuentan como que ya pasaron y de este modo no ocurren “frente a los ojos” del espectador; sin embargo saber cómo la crueldad humana es capaz de victimizar tanto a niños, como a mujeres, y a ancianos como a hombres adultos indistintamente, hace que este libro a veces haga que uno no ceje de sorprenderse y sienta repulsión ante tanta bestialidad.
    Entre otras cosas, el libro nos da dos pequeños, pero más que interesantes datos. Nos cuenta, si bien de forma breve, el pasado de dos de los personajes más llamativos de la obra: Jorah Mormont, la mano derecha de Daenerys en el Este y Varys, el eunuco jefe de espías de Desembarco del Rey.  Sus historias pese a no ser contadas con la extensión que se quisiera, aportarán importantes detalles para comprender la psicología de estos y puede que en los libros que le sucedan, tomen mayor notabilidad.
    El hecho de que haya su correspondiente progresión en los eventos de esta guerra, que acá ya es un hecho, tras la muerte del rey Robert Baratheon, permite que los protagonistas de Juego de Tronos vayan cada vez más separándose entre sí y con ello vayan llegando a nuevos lugares que en algunos casos, antes sólo habían sido mencionados; de este modo la narración se detendrá en describir ahora estas zonas, tanto exóticas como impresionantes en su configuración geográfica y étnica.  Todo ello permitirá a la larga crear un mundo cosmopolita y heterogéneo, con lo que los hechos se irán acomplejando aún más y así creándose más la idea de que se está produciendo una verdadera revolución que poco a poco se irá tornando más y más increíble.    Cada personaje en el que el narrador se detiene para contarnos su propia aventura, será para nosotros un guía a la hora de mostrarnos cómo se encuentra realmente configurado el universo de Canción de Hielo y Fuego.
    En pocas palabras y para no dar mayores detalles acerca de los sucesos del libro, esto es lo que se puede decir sobre cada uno de los personajes principales del tomo:

  • Catelyn: Para ser un personaje que debido a sus fuertes prejuicios, quizás pudo resultar odioso en parte durante el libro inicial de la saga,  acá logra redimirse más que nunca.  Es enviada por su hijo Rob a hacer de mensajera ante Renly Baratheon, el hermano menor del extinto rey Robert,  y lograr uno que otro acuerdo; todo esto significará para ella una participación inesperada dentro de los eventos apoteósicos que se están precipitando.
  • Sansa: Otro personaje que en su carácter poco heroico pudo bien resultar odioso en su especial configuración durante el texto que precede a éste.  Sin embargo tras los hechos del final de Juego de Tronos, ésta logra madurar a tal punto que su actuar será digno de una hija de su padre, Stark, manteniendo la dignidad ante las injusticias que le toca vivir en medio de Desembarco del Rey.
  • Arya: Como ya se ha comentado antes, la hija menor de Eddard y Catelyn, resulta ser uno de los personajes más queridos y mejores de la saga.  Esta niña pequeña con el corazón de un león (¿O de un huargo?) vivirá a lo largo de casi novecientas páginas, algunas de las experiencias más extraordinarias, maravillosas, como aterradoras del libro.  A su vez a lo largo de su periplo, Arya llega a conocer a individuos en verdad increíbles, muchos de ellos aliados, de gran atractivo para el lector y con personalidades bastante llamativas.
  • Brandon: Al dejar Invernalia Rob, el pequeño y lisiado Bran se queda a cargo de la zona, llegando a tener que tomar decisiones de adulto, pese a su escasa edad (si bien no está solo y cuenta con el consejo y la compañía de un importante grupo de gente y amigos).  Es durante sus capítulos que el elemento sobrenatural destacará bastante, en especial en su propia persona.
  • Jon: Toda su aventura sucede tras el Muro, junto al resto de la Guardia de la Noche, mientas él y los suyos buscan huellas de sus compañeros perdidos y además tratan de saber qué se teje con los planes del llamado “Rey-más-allá-del-Muro”, quien al parecer desea atacar el Norte y al resto de los Siete Reinos.   Pese a todos los eventos de gran importancia que se están incubando tras el Muro (un mundo completamente distinto y misterioso al de los Siete Reinos), puede ser que los capítulos de Jon en esta segunda entrega de la saga, no sean ni los mejores, ni los más entretenidos.
  • Tyrion: El único Lannister que despierta simpatía y admiración, cada vez sobresale entre los demás, así como va transformándose en un individuo heroico (pese a la propia imagen que posee de sí mismo, como la que tienen de él quienes lo infravaloran).  Al final de Juego de Tronos su padre lo envía a Desembarco del Rey para tomar el cargo de Mano del Rey, puesto que no confía  en el buen desempeño del adolescente rey Joffrey, ni mucho menos en su madre, la reina regente, Cersei.  Tal como se propone desde un principio Tyrion al llegar al lugar, acude con la idea de “hacer justicia”, puesto que bien sabe lo crueles que pueden ser sus familiares con los inocentes.  Tyrion hará hasta lo imposible para salvaguardar la cordura y la benevolencia en la zona.  Llama la atención el hecho de que en medio de su cruzada, llega a tener un singular apoyo de  parte de Varys, si bien ambos no confían completamente el uno en el otro (los dos son seres que a los ojos de muchos son parias y de aspecto poco grato a los ojos, personajes de temer debido a su astucia, por lo tanto esta semejanza entre ambos los hace verse como curiosos compañeros de camino).
  • Daenerys: Si bien el libro anterior culmina con los increíbles hechos en los cuales ella es la principal protagonista, en este segundo tomo casi pasan doscientas páginas para que recién tenga su primer episodio en él.  El capítulo comienza con ésta y su escaso séquito buscando sobrevivir y conseguir apoyo.  Al llegar a un pueblo fantasma, más bien desolado, los acontecimientos tomarán un camino insospechado para ésta, cuando tres extraños personajes lleguen a ella pidiendo conocer a la “Madre de los Dragones”.  Una vez producido este encuentro, la suerte de la última de los Targaryen pareciera mejorar, al ser llevada junto a su grupo a la majestuosa ciudad de Qarth, donde más de una aventura le aguarda.  Esta ciudad pese a ser un gran centro comercial, posee más magia de lo que hasta el momento se ha visto en los dos libros y es allí que Daenerys debe enfrentar con valentía y sabiduría las tentaciones del poder fácil.
  • Davos: Uno de los nuevos personajes del ciclo que desde el principio llegan a ser gratos al lector, si bien los capítulos dedicados a él apenas llegan a los cuatro o cinco en total.   Davos fue un contrabandista del mar cuya ayuda fue esencial para la subsistencia de Lord Stannis Baratheon y los suyos durante un cruel asedio en el cual si no fuese por su cargamento de cebollas traído en sus barcos, la gente habría muerto de inanición; este hecho le otorgó el agradecimiento del futuro rey que reclamaría el derecho de sucesión para reinar desde el Trono de Hierro, Stannis, el mayor de los tres hermanos Baratheon, quien además le concedió el título de Ser y a su vez lo transformó en su hombre de confianza.  Sin embargo, Stannis en su dureza, pese a concederle tales honores, lo castigó antes por sus supuestos crímenes de contrabandista y le mandó a cortar los dedos de una de sus manos.  Ante estos dos hechos, Davos tomó como emblema de su casa una cebolla y fue conocido por todos como el Caballero de la Cebolla; por otro lado, tomó la decisión de llevar en una bolsita colgando de su cuello los huesos de sus dedos a manera de amuleto.  Davos es un hombre sencillo, dado a la reflexión.  En esta novela no participa de los acontecimientos mayormente de forma directa y activa, si bien oficia como un excelente testigo de los hechos que ocurren a su alrededor, gracias al cual el lector se puede hacer un visión bastante completa de quién es realmente el mayor y menos querido de los hermanos Baratheon. 
  • Theon: En el primer libro fue un personaje secundario al que apenas se le caracterizó y del cual apenas se sospechaba qué rumbo tomaría con el devenir de los acontecimientos.  Theon Greyjoy es el hijo menor de la casa dominante en las llamadas Islas de Hierro, gente caracterizada por su actitud belicosa y salvaje.  Por años Theon vivió como pupilo de los Stark, donde se le trató con amor e hizo muy buena amistad con el propio Robb, el ahora “Rey desde el Norte”.  La verdad es que Theon fue llevado de niño a Invernalia a manera de rehén para asegurar la lealtad de su peligrosa gente a los Siete Reinos.  Confiando en las buenas intenciones de Theon, Robb lo envía de vuelta a su original hogar, sin embargo Theon tiene sus propios planes y ello bien puede significar más de una traición.  Como el resto de su familia y la mayoría de los guerreros de su calaña, Theon es un hombre sediento de poder, sanguinario y sin escrúpulos.

     Aparte de los personajes principales mencionados arriba, existen unos cuantos que bien merecen que uno se detenga en ellos para dar unos cuantos datos sobre su papel dentro del libro:

  • Melisandre: La “Sacerdotisa Roja”, una mujer de pelo carmesí, imponente y siniestra que ha conseguido ser tomada en cuenta por nada menos que el hermético Stannis y su esposa.  Esta mujer sirve al dios R´hllor, el Señor de la Luz y quien al parecer no es tan benigno como se supondría una deidad con ese título.  Melisandre domina la magia con desenvoltura y se nota en ella a una persona manipuladora y malvada.
  • Gendry: Conocido como “El Toro”, es un adolescente inmenso, musculoso y guapo que tiene la “suerte” de ser el único de los hijos “bastardos” del extinto rey Robert, que logró escapar a las purgas de Cersei.  Es llevado en el mismo grupo donde va Arya hacia el Muro para salvarle la vida.  Había salido brevemente en el primer tomo de la saga, pero como personaje lograr brillar por sí mismo en esta segunda parte.  Se convierte en un gran amigo de Arya y se insinúa que se siente atraído amorosamente por ella.  Es aprendiz de herrero, poseyendo grande dotes para esta labor.  Pese a su aspecto imponente, es alguien dulce y protector.
  • Pastel Caliente: Niño gordo de orígenes muy humildes que fue aprendiz de cocinero, hasta que se vio “obligado” a unirse al grupo de Arya.  Su primer encuentro con ésta no fue el mejor, puesto que la amenazó y al final salió perdiendo.  No obstante su verdadero carácter es mucho más agradable, si bien es un niño cobarde.  Se convierte en otro gran amigo de la menor de los Stark.
  • Jaqen H´ ghar: Uno de los tres prisioneros peligrosos que son llevados encadenados por el Guardia de la Noche Yoren para llevarlos al Muro.  Jaqen es descrito como un hombre cuya increíble belleza y encantadora sonrisa van a la par con sus dotes de gran asesino.  Acostumbra a hablar sobre sí mismo en tercera persona.  Lo hechos fortuitos hacen que tenga una gran deuda de honor con Arya y será así como en el último de sus encuentros con ésta, Jaqen le haga más de una inesperada revelación.
  • Asha: La hermana de Theon es tanto una mujer hermosa, como además belicosa guerrera de las Islas de Hierro, por lo que es alguien de temer.  Ostenta ser la verdadera heredera de sus tierras, luego de que su hermano fuera llevado a Invernalia y por ello ya no le correspondería ya el derecho a tal título, por lo que tiene con él grandes confrontaciones.  Su reencuentro con Theon es lejos uno de los mejores momentos del libro.
  • Brienne de Tarth: Como Asha, es una guerrera de gran valor y dominio en el campo de batalla, pero su semejanza con ésta llega sólo hasta aquí, puesto que Brienne en muchas otras cosas es totalmente diferente: En primer lugar no posee los increíbles atributos físicos de Asha, que hacen que muchos la miren con deseo, al contrario, es una mujer tan poco atractiva que muchos la llaman con ironía como “la Bella”, pese a temer sus habilidades marciales; a su vez Brienne es una mujer que pese a su aspecto poco armonioso, bien es alguien tímido y amable, poseedora de una voz de ángel.  Ama a Renly Baratheon, a quien le ofrece sus servicios como soldado y guardaespaldas.  Llama la atención esta oposición entre las dos mujeres guerreras del libro (belleza no es sinónimo de bondad, mientras que fealdad, de maldad, lo que bien ya se vio con anterioridad con los personajes hermanos de Jaime y Tyrion Lannister).  Brienne se convierte en la mejor compañera de aventuras de Catelyn Stark.
  • Qhorin Mediamano: Uno de los Guardias de la Noche que vive cuidando los Siete Reinos tras el Muro.  Jon llega a conocerlo y es elegido a cumplir junto a éste una importante misión.  Su apodo se debe a que le faltan unos cuantos dedos de una de sus manos debido a un enfrentamiento que tuvo hace años con un salvaje.  Es un alguien de aspecto señorial y grave, pero un buen hombre valiente de fuertes principios.  Su defecto físico es compartido con el ya mencionado Ser Davos, pero a ninguno de ellos lo invalida.  En la presencia de estos dos mancos se observa otra de las tantas dicotomías, oposiciones y/o paralelismos que pareciera gustar a George R. R. Martin en sus libros.
  • Meera y Jogen: Dos hermanos adolescentes, niña y niño respectivamente, que llegan a Invernalia para rendirle tributo a los Stark, siendo los herederos de Aguasgrises, un lugar que al parecer corresponde a una especie de ciudad flotante sobre las aguas.  Una vez en Invernalia, se convierten en confidentes de Bran, más aún cuando descubren las habilidades sobrenaturales de éste, puesto que Jogen posee la capacidad de tener sueños premonitorios, lo que le permitió desde un principio dilucidar que el destinos de estos tres estaba ligado,  a la par que se dice que su gente aún guarda ciertos conocimientos perdidos, los que provienen de los antiguos habitantes del Norte.  Su amistad con Bran será importantísima para los hechos que se desarrollarán y para que éste asuma por fin su destino.
  • Ser Dontos: Alcohólico, obeso y poco agraciado caballero al que Sansa le salva la vida y que por ello le ofrece su eterno agradecimiento, además de su ayuda para lograr escapar de su detención en Desembarco del Rey.  Joffrey lo degradó de Ser a bufón de la corte, hecho que aprovecha Dontos para proteger a Sansa.


4 comentarios:

  1. Elwin:

    Este libro es una joya auténtica, igual que los demás libros de la saga. George R.R. Martin ha dicho que le encanta que le comparen con Tolkien, pero verdaderamente Canción de Hielo y Fuego es como el reverso tenebroso o el negativo de El Señor de los Anillos. Mientras que en la obra de Tolkien la magia está desapareciendo y el mundo se vuelve cada vez más prosaico, en la obra de Martin la magia está volviendo a un mundo que es casi naturalista.

    Por otro lado, la perversidad de los personajes de Martin es de otro tipo que la perversidad de Sauron y sus servidores: la primera es más bestial, más despiadada y más sexual que la de los últimos; también es más humana, más carnal.

    Aunque todos los personajes de la trama son interesantes, el de la maga Melisandre es muy sugestivo, igual que el de la misteriosa sombra asesina fruto de su relación con Stannis.

    ResponderEliminar
  2. Juan Carlos: Como siempre tus aportes iluminan mis palabras e ideas. Particularmente no me gusta eso de comparar a Martin con Tolkien, puesto que como bien señalas, sus fantasías poseen diferentes características. Para un autor como Tolkien mejor es equipararlo al de otros autores religiosos como el propio C. S. Lewis, Stephen Lawhead o el gran Orson Scott Card. A ver si de aquí a fin de año o principios del próximo adquiero el tercer tomo de la saga para leerlo de inmediato y ver qué me depara la tenebrosa Melissandre.

    ResponderEliminar
  3. Espero leer luego este libro, mi novia me presto juego de tronos para que lo leyera y terminando ese sigo de inmediato con choque de reyes mientras busco tormenta de espadas y fetin de cuervos.

    Es una gran hstoria como pocas se han llegado a ver ultimmente, mejor dicho, a leer.

    No puedo dejar mucho como comentario, puesto que aun no empiezo a leer nada, y no quiero terminar auto-spoileandome por asi decirlo, pero Cnacion de fuego y hielo ha dejado la bara alta con respecto a la literatura en general hoy en dia, de hecho he visto a mucha ente en la calle aca en talca y alla en stgo teniendo en sus manos cada tomo, y eso muestra mucho como una obra impulsa a la lectura en la gente.

    Atte. Fabian Ibarra.

    ResponderEliminar
  4. Hola otra vez, Fabián: Tal como lo has podido comprobar, esta saga es genial y cada libro es superior al otro; pero respecto a lo que afirmas sobre que esta saga ha dejado lavara muy alta, para ser sinceros y justos, existen otras sagas de fantasía que por si mismas se encuentran a la altura de ésta: "Terramar" de Ursula K. LeGuin y "La Torre Oscura" de Stephen King (y a las que hace tiempo les debo un espacio en este blog), entre otras.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...