martes, 14 de marzo de 2017

Una maravilla del cómic latinoamericano: “El Eternauta”.


       Como amante de la ciencia ficción y las historietas, por años tuve una deuda pendiente con una novela gráfica argentina que varias veces me recomendaron: El Eternauta de Héctor Germán Oesterheld en el guión y  Francisco Solano López en el dibujo… ¡Si hasta amigos míos no-ñoños y que menos le dedican el tiempo a este tipo de arte, lo tuvieron entre sus manos antes que yo! ¡Qué vergüenza! Así que casi a finales del año pasado apenas tuve la oportunidad, lo adquirí en una preciosa edición que respeta el formato en el que salió originalmente en la revista trasandina especializada Hora Cero, con una página horizontal en vez de vertical (tal cual las llamadas “tiras cómicas” de los periódicos).   Esta obra fue publicada originalmente entre 1957 y 1959, una época que ya parece algo lejana y sin embargo ya avanzado el nuevo milenio, su historia sigue estando tan vigente como cuando sus protagonistas se hicieron conocidos en sus viñetas.
       Se trata de una obra de ciencia ficción pura, aunque de esas que van mucho más allá del mero entretenimiento, puesto que tal cual otros grandes títulos del género, corresponde a una extrapolación de nuestra realidad y además de un trabajo crítico que no deja de llevarnos a la reflexión tras su lectura.  Cabe notar, además, que su trama transcurre en la Argentina del presente en el cual fue escrita, retratando sin dudas la sociedad de aquellos años, pese a sus elementos de fantasía científica; de este modo el lector que le dedica su tiempo, ya sea argentino o no, sin dudas que puede conocer mejor la época y su gente de aquel entonces, en especial si se lee en su lengua original, que usa varios de los términos propios de aquellos años.
         Puede que sea a propósito o solo venga a ser una feliz casualidad, propia de los grandes temas de este tipo de narraciones, pero quien sabe de los grandes clásicos de la ciencia ficción, bien puede identificar a El Eternauta como una versión latinoamericana de La Guerra de los Mundos de H.G. Wells.  De este modo, en el trabajo de Oesterheld y Solano López nos encontramos con una terrible invasión alienígena al mundo entero, si bien llegamos a conocer todo esto debido a los sobrevivientes bonaerenses, quienes tal como en la novela mencionada, como pueden se resisten a la violencia de los conquistadores alienígenas.  De igual manera que en el texto de finales del siglo XIX, los personajes humanos corresponden a individuos comunes y corrientes, que se enfrentan a lo fortuito, sacando a la luz con sus acciones lo más luminoso y pesadillesco de nuestra humanidad; de este modo cuando se escenifican verdaderos actos de heroísmo, no son los de sujetos extraordinarios, ni que pertenezcan a una elite de guerreros, si no que sirven para exponer a lo que podemos llegar cualquiera de nosotros, si tenemos la motivación como para superar las debilidades que nos agobian.
La recomendable edición que poseo.
       El desastre comienza en medio de la tranquilidad hogareña, cuando el personaje principal (quien luego será nada menos que el llamado Eternauta) se encuentra bajo la dicha de su familia (esposa e hija) y la presencia de sus mejores amigos, con quienes comparte varios gustos en común.  Entonces comienza a caer una horrible nevazón tóxica, que al solo contacto con ella mata a todo ser viviente.  A partir de este punto la trama no puede ser más angustiante y claustrofóbica, la que sus autores manejan a través de un guión rico en diálogos y descripciones de gran esteticismo, como de un dibujo marcado por la expresividad del rostro de sus personajes, muy estilizado, lo que en su conjunto lleva al receptor a sentirse emocionalmente comprometido con esta historieta.  La intrusión de todo esto, en las imágenes que retratan la paz de la vida sencilla, no deja de ponernos claros el horror de todo acto de violencia y la correspondiente pérdida de la seguridad frente a todo tipo de infortunios.
       Mucha tragedia y drama en general encontramos en este cómic, donde hay hasta un espacio para el amor y la ternura; sin olvidar además sus momentos más sublimes, que no dejan de encantarnos ante tanta belleza plasmada en estas páginas.
       La guerra no está presente en esta obra como una dignificación de la confrontación armada entre oponentes, debido a diversos intereses (por lo general egoístas), si no que como la defensa de todo un pueblo por el derecho a su autonomía y a ser dueños de sus tierras frente al invasor.  En cierto sentido, aquí hayamos el poder visionario de la ciencia ficción, al adelantarnos el conflicto del país hermano (Argentina),  con los imperialistas británicos, al adueñarse de las islas Malvinas en el transcurso de 1982 (cabe mencionar que cuando el propio Well escribió su libro, lo hizo a manera de dura recriminación a la política avasallante de su nación de origen).  Con respecto al papel que acá cumple el enemigo, poco a poco nos vamos dando cuenta a través de los protagonistas, que quienes creemos son los culpables de todo, en realidad o son solo carne de cañón o bien puramente son manipulados por los verdaderos responsables de la disputa.  En este sentido, podría aventurarme a afirmar que el argumento viene a ser un llamado al pacifismo, debido a cómo nos damos cuenta de que nada es lo que parece y de que no son los soldados extraterrestres los dignos de ser odiados, sino que el mal se haya detrás de quienes se esconden en las sombras y controlando los hilos de todo. Por ende, hay belleza y bondad incluso en quienes tildamos de rivales y al final no importa que tantas buenas razones hayan para luchar, la guerra nunca llega a ser satisfactoria.
        El comienzo, algunas partes del medio y el final de todo esto, no dejan de ser impactantes, puesto que la historia es contada por nada menos que el Eternauta al propio Oesterheld; ello en un juego metaliterario que rompe con los límites de la ficción y la realidad, lo que evidencia la capacidad del escritor para otorgarle una mayor dimensión estética a su obra. 
       Por otro lado, es en el rostro de este Eternauta, que se contrapone al de su versión más joven, que la pluma de Solano López se muestra en toda su magnitud, cuando podemos identificar en las arrugas del héroe las marcas que deja el dolor frente a las tribulaciones.
        Debe saberse que Héctor Oesterheld, fue una de las tantas víctimas de la última dictadura argentina, siendo detenido en 1977 y ejecutado al año siguiente.  El triste final de este creador, viene a demostrar las lecturas políticas de El Eternauta, que no puede ser más contestatario respecto a cómo desnuda los abusos de los poderes fácticos y representados en los ominosos Ellos (que como bien sucede en el mundo real, no son los que van al frente, pero sí mandan engañados o bajo su control a quienes están bajo su mando).
        Antes de la triste muerte del guionista, este realizó una nueva versión de su más grande labor y esta vez con el dibujo de otro maestro, el urugayo Alberto Breccia, con la cual acentuó el discurso ideológico de la novela gráfica.  Ello fue en 1969.  Estando en la clandestinidad, cuando era considerado un enemigo al régimen del irónicamente llamado Proceso de Reorganización Nacional de su país, Osterheld realizó el libreto para El Eternauta II, que no alcanzó a verlo terminado en su totalidad.  Con posterioridad otros autores han continuado esta historia, en lo que se ha convertido en toda una saga en el transcurso del tiempo.
        Como testimonio del amor hacia la libertad y el derecho a manifestarse en contra de la opresión, durante los tiempos de la dictadura que provocó la muerte del autor y de tantos otros inocentes, sus seguidores a manera de protesta y como homenaje, tendían a dibujar en las murallas imágenes de esta historieta…Un ejemplo más de que un buen cómic, sin dudas puede ser una obra digna de respeto y un llamado a la conciencia.   
Viñetas de esta historieta para apreciar la belleza de su texto y dibujo.

16 comentarios:

  1. Este comic maravilloso, mi amigo, fue incluido en una colección de las mejores novelas argentinas... A ese grado ha llegado su reconocimiento literario.
    Sólo quiero agregar que Oesterheld se hizo militante de los Montoneros, el sector más combativo del peronismo. Tanto él como sus 4 hijas, fueron detenidos y desaparecieron en los centros de detención y exterminio de la última dictadura militar argentina.
    El discurso politico de Oesterheld se hace mucho más nítido en la versión del Eternauta que hizo con Breccia, y en El Eternauta 2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra sobremanera que hayas sido uno de mis primeros amigos en leer y comentar este texto, por el hecho de que hayas sido una de las personas que me recomendaron este cómic...¿Qué están esperando los argentinos para hacer la peli o la serie con lo buenos que les salen este tipo de producciones?
      Espero conseguirme pronto el resto de lo que hizo Oesterheld al respecto, lo mismo que sus cuentos que me interesan mucho.

      Eliminar
  2. Un gran artículo sobre una gran novela gráfica, Elwin. Aquí se publicó en ese formato apaisado, que también fue muy popular en España en aquella época.

    De Oesterheld-Breccia me gustó también "Mort Cinder", y creo que fueron novelas con las que fui cambiando de gustos en cuanto a los cómics.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra sobremanera que al otro lado del océano, en el Viejo Mundo, conozcan esta preciosa obra y a sus autores. Por mi parte, apenas pueda me conseguiré más de estos dos artistas y de la saga.

      Eliminar
  3. Saludos Elwin, aquí murinus2009.

    No conocía nada de "El Eternauta", mas que el hecho de que el autor fue detenido y desaparecido durante la dictadura argentina de 1977 a 1982.
    Ahora que lo pienso, no creo haber visto esta obra en las librerias, ni tiendas de comics que frecuento desde hace años, sera buen momento para buscarla.

    Por lo que mencionas, la obra es un gran Clasico Literario de alcance Universal ¿Imagino que valio la pena la larga espera para que pudieras leerla Elwin?.
    Coincido con lo que mencionas Elwin, los argentinos podrían hacer una buena adaptacion de este Clasico a una: serie, pelicula, o combinacion de ambos, sería bueno ver si sucede en el futuro
    Como en otras ocasiones, (y seguro en muchas mas por venir), este gran Trabajo tuyo será la mejor referencia hacia esta obra del Noveno Arte.

    Terrible el dato que aporta @mfkarlos, de que no solo el autor Oesterheld fue desaparecido, sino tambien sus 4 hijas, no solo se perdió una gran mente y talento artistico, ¿Que quien sabe que mas pudo aportar al Mundo?, sino probablemente 4 mas.

    Gracias Elwin, reitero, por esta Gran primer referencia a "El Eternauta" y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llama la atención que en España sea conocida esta novela gráfica y en cambio en México, que está más "cerca". En fin, si puedes tener acceso a "El Eternauta" dudes en hacerlo.
      Creo que el tiempo que pasó para leer esta obra está bien, pues quizás si lo hubiese hecho no habría podido apreciarla en su conjunto y conociéndome, tal vez me habría aburrido.
      Como siempre tu visita y elogiosas palabras me animan bastante. Gracias por tu interés a lo que hago.

      Eliminar
  4. Elwin y estimados lectores de este blog: Como argentino, tengo que decir que El Eternauta ya es parte de la cultura de nuestro país, todo un hito. Además de las circunstancias que involucraron al país en aquellos días, El Eternauta es una gran historia de ciencia ficción, cruda, realista, pesimista.

    El dibujo de Solano López es realmente brillante. Hace poco se editó una versión restaurada del original, en tamaño mayot de la edición "clásica" que muestra Elwin y realmente es impresionante.

    La saga continuó con varias otras historias y homenajes. De todas, recomiendo El Eternauta II (de los mismos autores) y El Eternauta: El Regreso (que son 3 tomos), ya que tiene dibujo también de solano López y retoma la historia en nuestros días.

    Excelente análisis, Elwin. Saludo!

    RICARDO
    www.stephenking.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que un argentino y más encima alguien que sabe apreciar este tipo de obras, se haya dado tiempo para este post, me alegra mucho.
      En verdad es cierto eso del orgullo que le significa a tu pueblo este cómic, que por algo lo tienen como lectura para el colegio. No obstante ante ello, me sorprende la falta de una adaptación audiovisual suya, con toda la gran industria que posee Argentina al respecto (si bien que yo sepa, el cine y la televisión de ustedes no tiene una "historia" en lo que concierne a estos géneros, lo que es una verdadera lástima).

      Eliminar
  5. Elwin: Varias veces se mencionó la posibilidad de una película, y se empezaron a producir diversos proyectos, pero ninguno prosperó. Es una lástima porque la historia lo merecía. De todos modos, les paso un video interesante. Hace unos años, en la muestra Tecnópolis (Buenos Aires), se "simuló" una especie de museo en el que la historia del Eternauta fuera real. Y se presentó un corto muy interesante. Es lo más parecido, hasta el momento, a ver esta historia en la pantalla: https://www.youtube.com/watch?v=hN3gIdJl8jo. Saludos!

    RICARDO
    www.stephenking.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me doy cuenta, amigo Ricardo, que amas esta obra y bien entendible eso (¡es hermoso cómo el arte puede provocar tantas bellas cosas en alguien sensible).
      Gracias por el link que mandas.

      Eliminar
  6. Que tal mano, esta obra es una de las principales obras del cómic en latinoamérica, es bueno verla por aquí reseñada, siempre con el estilo tan entusiasta que tienes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, amigo Cidroq, gracias por dedicarle tu tiempo al Cubil.

      Eliminar
  7. Aunque usted no lo crea ya tenia conocimiento sobre este cómic , el como lo conocí fue atravez de un youtuber argentino el cual reseña manga ( el cual admiro su colección de cómics y mangas que supera los 1500 tomos ) , y en ocasiones reseña comics , y justo en esa sección reseño este comics el cual al contar de que se trataba llamaba bastante la atención y al ver imágenes en Internet tiene un dibujo único , lo cual me dieron bastante ganas de leerlo así que ya esta anotado en la lista de comics jajajaja . Pero en si un cómics que me llamo bastante la curiosidad y que al reseñarlo usted escribe justo puntos que pican mas mi atencion.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es bueno leer otro tipo de historias, que uno puede llevarse grandes sorpresas. Por mi parte, deseo leer más de "El Eternauta".

      Eliminar
  8. Nunca he logrado leerlo, aunque algo me decía que era un excelente material. Espero, eventualmente, lograr conocerlo para así comentarlo contigo con más detalle.
    Buen Post, cortito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, que siempre me es grato encontrarte por acá. Bueno, cuando quieras te presto esta obra.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...