miércoles, 12 de junio de 2019

TOS reactualizada por segunda vez.


1. Nuevas historias para contar.

      Tras una primera temporada tan potente y cuatro cortometrajes que sirvieron para adelantar la siguiente temporada de Star Trek: Discovery (pequeñas piezas que, sin dudas, dejaron con más ganas aún a los seguidores del show), en el transcurso de enero de este año se estrenó la nueva tanda de episodios, de esta otra precuela al universo trekker (recordemos que la primera de ellas corresponde Star Trek: Enterprise), consistente en “solo” catorce de ellos.
       Esta segunda temporada comienza justamente donde terminó el año pasado: Nada menos que con la llegada de la mítica Enterprise de la Serie Original, de modo que así se anticipaba que ambos navíos y sus tripulaciones vivirían aventuras compartidas.  Para lograr esto, se quiso respetar lo mejor posible la continuidad de la franquicia (cabe recordar que los fanáticos más puristas han criticado de forma negativa las inconsistencias de las dos precuelas con lo visto en sus programas precedentes), de modo que a cargo de la llamada “nave insignia” de la Federación no podía estar al mando el capitán Kirk, pero sí Cristopher Pike, aquel que pudimos conocer a través de ese hermoso único episodio doble de los sesenta que es The Menagerie y que en realidad había sido el primer capitán que consideró su creador Gene Rodenberry para la serie, cuando hizo el piloto original The  Cage.  Por otro lado, ateniéndose a todo esto, era de esperarse que también apareciera Spock, quien para esa época servía junto a Pike en dicho crucero…Así que la segunda temporada debía venirse potente.
      Luego del conflicto con los klingons y con el llamado Universo Espejo, la historia debía ser otra y así fue, que cabe recordar que este actual título sigue la tendencia de hoy en día: abordar una larga trama para toda la temporada, dejando de lado los argumentos antológicos y/o de carácter unitario (salvo el par de excepciones, que tuvo en su primer año).  Es así que esta vez el argumento central se centró en la amenaza de una inteligencia artificial, que en el futuro provocaría la extinción de toda vida orgánica inteligente en buena parte de la galaxia; de modo que habría que frenarla, antes de que en el presente llegara a alcanzar todo su potencial.
      Ligado a esta trama, se encuentra el misterio del llamado “Ángel Rojo”, tras aparecerse a varios sujetos desde hace décadas e incluso siglos, como además interviniendo en un montón de momentos significativos; con posterioridad, se descubre que todo esto se encuentra relacionado con nada menos que Michael Burnham.  Cuando se revela la identidad de esta criatura, no se puede negar que estamos frente a uno de los puntos más álgidos de la temporada.


2. Los personajes.

      Pero mucho más sucede durante estos capítulos, que puede que a varios dejen con gusto a poco, pues como con Pike venía Spock (que, en todo caso, solo aparece bien entrada la temporada), era de suponer que por fin se abordara la difícil relación con su hermana adoptiva y de lo que algo se mencionó en el pasado.  Este Spock, en cierto sentido, es bastante distinto a aquel que conocimos y amamos, gracias al interpretado por Leonard Nimoy e incluso por Zachary en la trilogía del reboot; y es que acá lo vemos como un ser más o menos atormentado por su doble herencia, que no solo se trata de su barba que lo hace verse tan varonil y sexy (recuerden que es mestizo de humana con vulcano, dos especies muy diferentes en varios sentidos).  En todo caso, como la serie transcurre años antes de los eventos de TOS, se entiende que para cuando sucede lo de Discovery, el personaje aún no ha encontrado su equilibrio, de modo que aún debe crecer bastante como sujeto y parte del proceso para llegar a dicha paz, es posible apreciarla a lo largo de esta temporada.  
     Volviendo a Pike, cuando este asume el cargo de capitán de la Discovery… ¡Por fin tenemos a alguien de su jerarquía al mando de la nave, encarnando lo mejor de la Federación y de la Flota Estelar, tal como nos tenían acostumbrados en las otras series de la franquicia! Pues cabe recordar que Lorca, el anterior capitán de esta avanzada nave, no era el derroche de virtudes que esperábamos; y, en cambio, el buen Cristopher es un hombre con el cual de inmediato nos encariñamos: amable, valiente, capaz de inspirar respeto y confianza y con una enorme capacidad de autosacrificio.   Dentro de todo lo destacable que podemos llegar a apreciar de este personaje clásico, que ya había sido revisitado por estos años en la mencionada trilogía cinematográfica, se encuentra un nostálgico episodio y que retoma su historia en Talos IV, el planeta de los telépatas que solo aparecieron en los igualmente mencionados piloto original, The Cage y el capítulo doble de TOS, The Menagerie; grata sorpresa viene a ser este para los fanáticos más acérrimos (puesto que ni siquiera en Enterprise, la primera precuela a la Serie Original, se hizo relación a esta raza y a su mundo); posteriormente, cuando viaja  hasta un planeta solo habitado por klingons, se nos hace otra genial alusión directa al triste destino, que ya muchos sabemos tendrá en un futuro no muy lejano.
      Como era de esperarse, cada uno de los protagonistas de la serie posee sus propios arcos argumentales.  Así es como Tyllie primero se ve en apuros con una entidad extraterrestre no humanoide y, luego, al final de la temporada, se reencuentra con esa singular amiga que hizo en el corto que tuvo previamente.
      La historia de Stamets gira en torno al pesar que siente tras la muerte de su esposo; pero una luz de esperanza pareciera que llegara a su vida, aunque como bien queda demostrado a través de su persona, una cosa son las pretensiones personales y otra muy distinta las decisiones de quienes nos rodean, que lamentablemente no siempre concuerdan con nosotros mismos.
      El formidable señor Saru (lejos mi personaje favorito), como no, es uno de los tripulantes que más sobresale.  Tras el hermoso y emotivo corto que tuvo, donde se nos cuenta su origen, se reencuentra nada menos que con su gente: todo esto con muy interesantes repercusiones para el pueblo al que pertenece y, por supuesto, para él mismo.  Por cierto, muchas de las dudas que teníamos sobre los kelpianos, se nos aclaran por fin.  Y no puedo cerrar este pequeño apartado de mi revisión, sin decir que no puede dejar de conmovernos, tanto gracias a los estupendos guiones centrados en su figura, como debido al tremendo talento que posee Doug Jones: todo un maestro de la actuación, capaz de personificar con tanta soltura a criaturas extraordinarias, a veces tan humanas,  como este comandante y pese a su naturaleza alienígena.
    Otro tremendo personaje que regresa para gozo de sus seguidores, como para los fanáticos de la estupenda actriz que la personifica, es Phillippa Georgiou; si bien no como la noble capitana federacionista, si no que como su doble terrana la ex Emperador.  Tremendas sorpresas nos da esta mujer, tan bien caracterizada, quien tal como ya sabíamos muchos trekkers de corazón, esta vez viene como miembro de nada menos que de la oscura Sección 31 y en la que de manera rápida ha ido ascendiendo.  Cabe recordar, que este grupo está conformado por una división secreta de la Federación y encargada de hacer el “trabajo sucio”, cuando se trata de velar por los intereses de esta, que fue introducida en DS9 y luego retomada en sus inicios a través de Enterprise.  Tras este potente secundario y su destacado papel durante la segunda temporada, es de esperar que se concrete pronto el spin-off dedicado a las andanzas de esta fémina de carácter tan fuerte.  Por cierto, no se puede olvidar el proceso de humanización que va teniendo a lo largo de la temporada, tras ser alguien tan despiadada y supuestamente negada a sentir amor por alguien: y es que su relación con Michael nos va revelando una faceta maternal y amigable suya, inesperada hasta ese momento (pese a que sigue igual siendo una “perra”, claro).
    Ash Tyler, el antiguo Jefe de Seguridad de la Discovery, vuelve también dentro de las filas de la Sección 31.  A su vez su destino está ligado de manera muy profunda al Imperio Klingon, el cual se supone ya no tiene rencillas con la Federación; de igual manera, la relación que tiene con  L'Rell, su ex amante y ahora nada menos que Canciller del Imperio, viene a ser un atractivo arco argumental que implica, además, la aparición de un tercer personaje klingon muy ligado a ambos; lo que agrega otra interesante arista, para tener en cuenta dentro del desarrollo del programa.


3. Otras sorpresas.

     Los tres personajes femeninos que siempre veíamos en el puente de mando de la nave, durante la temporada anterior, la morenaza, la rubia y la chica ciborg, esta vez toman mayor relevancia en los capítulos; no obstante, es esta última la que destaca por sobre las otras, haciendo que nos llegue a simpatizarnos…Hasta que un giro dramático de los acontecimientos, nos deja con el alma en el hilo, respecto a lo que podamos llegar a sentir por ella.
     Asimismo, la guapa almirante Katrina Cornwell tampoco ha sido olvidada dentro de estos episodios, quien por igual demuestra tener encarnado en ella los ideales de la Federación, en especial como líder de la Flota Estelar.  
     Tres nuevos personajes recurrentes llegan: primero una eficiente técnica rescatada de un planeta, donde había caído la nave en la que trabajaba, quien llega a tener un interesante vis a vis con Stamets; cabe mencionar su orientación lésbica (de personalidad masculina y muy irónica), siendo el tercer personaje LGTB introducido en la serie.  Luego viene la nueva Jefa de Seguridad de la Discovery, la cual llega junto a Pike; perteneciente a una raza que solo pudimos ver en el clásico episodio El Precio, de la tercera temporada de TNG. Y luego está el capitán de la sección 31, con quien viene Phillippa, un viejo conocido de Pike y con varios esqueletos en el armario (incluyendo algunos relacionados con el pasado de Burnham).
      Para rematar la nostalgia que nos trae el Enterprise de la época de Cristopher Pike, viene con él además Número 1, la mano derecha de este durante los eventos de The Cage y The Menagerie…Me estoy refiriendo a una independiente mujer con un alto cargo militar, por sobre muchos hombres en la cadena de mando, algo normal hoy en día para nosotros y que Star Trek lo ha trabajado bastante; pero que en tiempos de TOS fue tanto una novedad, como un adelanto social para la televisión sesentera.  Bastante guapa esta fémina, por cierto, que en una primera instancia fue interpretada por una joven Majel Barret, ya entonces esposa de Gene Rodenberry y la que luego interpretó en la Serie Original a la enfermera Chapel y posteriormente a Lwaxana Troi en TNG.
      En contra de lo esperado, si se toman en cuenta los otros dos cortos previos a esta segunda temporada, no llegamos a ver a Harry Mudd, el famoso delincuente revisionado en esta serie.  Es de esperar que este vuelva a aparecer en la tercera temporada, que desde hace rato está confirmada (y que espero sea más larga que aquellas que le han precedido). De igual manera, tampoco sale el protagonista de Calypso, el otro bello corto con que nos regalaron los productores antes del estreno de este segundo año…y cabe recordar que esa historia transcurre en un futuro dentro de muchos siglos más adelante, uno en el que supuestamente no hay seres vivos orgánicos…De este modo, si nos detenemos a recordar la amenaza de la IA, a la que se enfrentan en esta ocasión, he aquí el nexo entre ambos acontecimientos; ya que en algún momento de la temporada, se deja claro que dicho futuro es decisivo para el desarrollo de la serie y de la continuidad del universo Trek.



4. Evaluación final.

      A diferencia del primer año de Discovery, la temporada queda más o menos abierta, con los protagonistas lanzados hacia una red de posibilidades sobre su devenir y lo que podría significar un cambio radical en la manera de abordar el show hasta el momento.  Muchas sorpresas pueden venir de ahora en adelante y tal vez por fin volvamos al antiguo estilo de los capítulos unitarios.  Por otro lado, tras el cierre de esta segunda etapa, se logra resolver, supuestamente, aquel detalle que tanto dilema provocó entre los trekkers más preocupados por la continuidad: la superioridad tecnológica de la Discovery y en general de esta Federación de antaño, que transcurre en el siglo XXIII, con respecto a los otros títulos ambientados en el siglo XXIV.
      Da gusto que Jonathan Frakes, Will Ryker de TNG haya vuelto a dirigir para este programa y esta vez no solo un episodio, sino que un par; lo mismo podrían hacer más adelante otros actores de la franquicia, que se dedicaron con éxito a trabajar tras las cámaras como LeVar Burton (Geordi La Forge) y Roxann Dawson (B'Elanna Torres en Voyager); soñar no cuesta nada y hasta el mismísimo Patrick Stewart (el Capitán Picard) podría encontrarse algún un día en el set, que muchos de los mejores episodios de TNG corrieron por su cuenta.
      Para este servidor, lejos la primera temporada es mucho mejor que esta otra, que los temas del Imperio Klingon y el Universo Espejo están entre mis favoritos.  Igual que hayan “rescatado”, para insertar a la trama central, a personajes tan emblemáticos como Pike y, en especial, Spock me parece de lo más sobresaliente e ingenioso; igual me alegro de que hayan seguido utilizando a Sarek y a su esposa Amanda, para redondear los argumentos sobre la familiaridad entre el mestizo y su hermana adoptiva Michael.  Por igual, el trabajo con la “infame” Sección 31 y el papel que desempeña la terrana Philippa Georgiou, me parece destacable, así como todo lo concerniente al pueblo de Saru.  De las dos grandes tramas relacionadas entre sí, la del Ángel Rojo y Control, creo que la primera está mejor abordada y que al menos en mi caso fue mucho más satisfactoria, debido a las sorpresas que dio una vez que se supo la naturaleza de su origen. Pero el final de temporada, pese a todo el dinero que se gastó en ello, hasta me aburrió un poco; que no pudo conquistarme.  Es de esperar que la tercera temporada recupere fuerza y mantenga el nivel alto, al que nos tiene acostumbrados Star Trek en televisión. 


                           Primera secuencia de apertura de la temporada (en total tuvo dos).

5 comentarios:

  1. Elwin:

    Excelente reseña sin spoilers. Estoy en pleno visionado de esta temporada, que al igual que la primera, es muy buena. Con un tono distinto, demuestran que la serie puede ir por distintos caminos. Es una gran encarnación del universo Star Trek, y responsable de que la franquicia volviera a lo más alto. Las referencias al universo conocido (y sus inconsistencias) se han ido mejorando y/o explicado.

    Saludos
    RICARDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno te esté gustando esta serie, que tanto tiene para darle al trekker incondicional. A ver qué nos depara a futuro.

      Eliminar
  2. Saludos Elwin, aquí murinus2009.

    Con esta temporada 2 de Discovery ya hay más material acumulado para mi del Universo Star Trek.

    Por lo que me acuerdo hasta el momento la cronología va así:

    -Enterprise.
    -Discovery.
    -Starman Trek TOS.
    -Star Trek, La Serie Animada.
    Luego de esta y el éxito de Star Wars aparece la primera película de Star Trek y de ahi se intercalan entre TOS y TNG.
    -Star Trek: TNG.
    -Star Trek: DS9.
    -Star Trek: Voyager.

    De todo el universo sólo he visto:
    Parte de
    -TOS.
    Una película quizá
    -Star-Trek 1, es donde... spoiler... los contacta una entidad llamada "Viyer" que resulta ser ...lo dejaré ahiapor si alguien mas no la ha visto.
    --Star Trek insurrección creo, donde viajan a un planeta primitivo donde todos se mantienen jóvenes.
    Parte de
    -Voyager.
    hasta donde...spoiler...un cubo Borg contacta una nave de seres insectoides les dicen "serán asimilados" y los insectoides...los destruyen...
    Parte de
    -Enterprise
    donde vi el mejor capítulo, para mi, y el que mejor resume el Espiritu de toda la serie:
    La Expansión.
    Según me dijiste Elwin, es el final de la temporada 2, aquel donde, El Enterprise, por vez primera:
    "Se atreve a ir donde jamás nadie ha ido".

    Gracias por esta Reseña Elwin, quizá eres quien tiene la mejor información del Universo Star Trek en Internet.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno te entusiasme el universo de Star Trek, pero yo te recomiendo comenzar a verlo no de forma cronológica según la ficción, si no según el orden en que fueron saliendo las series y las pelis ¿Me entiendes?
      Yo aún debo reverme las 4 pelis de TNG y comentarlas cada una.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...