martes, 13 de febrero de 2018

Una ciencia ficción televisiva diferente.


     Tras el éxito indiscutido de la adaptación por parte de HBO de la saga Canción de Hielo y Fuego de George R. R. Martin, bajo el nombre de Juego de Tronos, las cadenas parece que han encontrado un nuevo filón de oro en llevar a la pantalla pequeña, como series de televisión, importantes obras de la fantasía y la ciencia ficción literarias.  Es así, que en los últimos años hemos tenido el placer de encontrarnos con otras muy buenas producciones de este tipo, tales como El Hombre en el Castillo (sobre la novela del mismo nombre de Phillip K. Dick) y el año pasado con Dioses Americanos (de una obra de Neil Gaiman).  
      Dentro de los más actuales programas que siguen esta tendencia y que más encima ha conseguido ya un montón de seguidores, como alabanzas de los críticos y varios premios, viene a ser El Cuento de la Criada.  Basada en una novela de la prolífica autora canadiense feminista Margaret Atwood, está pronto a estrenar en abril su segunda temporada y que el público espera con ansias, tras un estreno que dejó a todos asombrados y atentos al destino de su protagonista, tras un final de temporada en realidad inolvidable.  Solo es de esperar que este segundo año, que tendrá 3 episodios más que los 10 que componen su debut, mantenga la misma calidad que la convirtió en la favorita de los últimos certámenes como el Emmy y el Globo de Oro.
     Si la serie sobre la ucronía de Dick dejó claro para la audiencia que la ciencia ficción es mucho más que mundos futuristas, robots, mutantes, extraterrestres e inventos fabulosos, con este más reciente éxito del género en la pantalla chica y en imagen real, queda más que nunca consignado la riqueza temática y argumental de este tipo de historias.  Pues una vez más estamos frente a un relato tan grande como la vida misma, en la que en medio de un argumento complejo que atrapa desde el principio al público, tal como la mejor ciencia ficción que no solo es entretención, nos invita a reflexionar sobre varias problemáticas que nunca dejan de ser actuales: el derecho y el valor de la libertad, el aprecio hacia la vida (la de uno mismo y la de los demás), el poder de las ideologías sobre la “chusma ignorante”, el sentido que tiene la religión en nuestra existencia, la figura que posee la mujer dentro de la sociedad, la amistad y el significado de la familia…Eso y mucho, mucho más es posible reconocerlo en la que, sin dudas, viene a ser uno de los mejores shows televisivos dramáticos que se han hecho jamás.
     En esta ocasión no se trata de una ucronía, o sea, de un mundo muy parecido al nuestro, en el que la historia en un detalle concreto tomó un rumbo diferente y que cambió por completo su sociedad respecto a la nuestra (como en Synco de Jorge Baradit, donde el golpe de estado de Pinochet en Chile no se efectuó y ello llevó a que Salvador Allende se mantuviera en el gobierno por más de una década…), sino que acá estamos frente a la más conocida antiutopía (también llamada como distopía y contrautopía).  Por lo tanto, estamos hablando de un mundo que se encuentra en medio de un totalitarismo y/o dictadura, llevado a su máxima expresión, en el cual supuestamente lo que ofrecen los que mandan es una sociedad perfecta y que, sin embargo, es todo lo contrario: una pesadilla con serios asideros en la realidad y que por desgracia sí se ha manifestado de alguna manera en el mundo que pisamos más de una vez.  
      Ambientado en Estados Unidos, nos presenta a este país (o más bien a lo que queda de él tras una segunda guerra civil) gobernado por fanáticos puritanos (tal como los que vivían en la infame ciudad de Salem, durante el siglo XVII en dicha nación) y quienes llevan a cabo un patriarcado de carácter fundamentalista, basado en el Antiguo Testamento.  Tal como sucede en este tipo de comunidades, solo un reducido grupo de personas cuentan con todos los privilegios, en este caso aquellos que participaron de la revolución, que se separó del resto de la otrora poderosa nación gringa; no obstante, como la autoridad se haya bajo el poder de los hombres, las mujeres se ven sometidas a su “buena voluntad”, claro, unas más que otras.  Toda esta desgracia fue llevada a cabo, porque debido a una catástrofe ambiental, la mayor parte de los hombres y mujeres se volvieron estériles y los fanáticos le echaron la culpa a la “debacle moral de la civilización”; por esta razón justificaron sus actos, como la medida correcta para salvar sus almas y sus vidas.  Es así que las criadas corresponden a mujeres fértiles, que son una especie de esclavas sexuales de los matrimonios, quienes obligadas a participar de un espantoso rito basado en un oscuro episodio de la Biblia, deben darles hijos a la patria.  La protagonista es una de estas desgraciadas féminas, relatándonos tanto sus vicisitudes como criada y sus intentos de liberarse de su sino, como su pasado antes de caer en las garras de sus amos.

La "Ceremonia" a la que se ven sometidas las criadas.

     Pero no solo llegamos a conocer este espantoso mundo, tan siniestramente verosímil al nuestro, a través de los ojos y el corazón de su protagonista, sino que se nos revela toda una sociedad caracterizada por las rígidas reglas impuestas de sus dueños, en las que también se hayan las otras mujeres (infértiles todas ellas), que cumplen el rol de esposas y toda una serie de categorías según el oficio que deben cumplir el resto, que se encuentra dentro del lugar que se le ha destinado al sexo femenino. Los hombres también están representados en esta serie, cada uno de ellos miembros de 3 estamentos diferentes de esta trastocada sociedad.  El cuadro se completa, con los geniales flashbacks que nos van contando el pasado de los personajes y que van armando el rompecabezas que explica cómo se llegó a este nivel de locura dentro de esta realidad.
     A la supuesta santidad de los poderosos y los que están por sobre el resto en la escala social, podemos hallarnos con la dura verdad de que una cosa es la supuesta moralidad que se ostenta y otra es la debilidad de la carne y del espíritu que a todos asola, cuando es posible reconocer la corrupción en estos supuestos hombres santos; luego, queda de manifiesto que en los dos grandes tipos de ideología, política y religión, fácil será encontrar sujetos que se aprovechan del alto sitio que han conseguido en sus cuarteles, para hacer y deshacer a su antojo.  Solo aquellos que simplemente desean ser felices sin mayores complicaciones y compartiendo con sus congéneres, pueden llegar a ser ejemplos de personas admirables ¿Por qué razón? Pues debido a que al no pretender ser perfectos, en su imperfección están mucho más cerca de la perfección que los otros.
     En los primeros capítulos es posible reconocer en los monólogos en off del personaje principal, algunos fragmentos de la propia narración en primera persona del libro.  A través de estos queda consignado su carácter literario o más bien la poderosa calidad argumental y artística de este show, que en al menos en toda su primera temporada no pierde fuerza en ninguno de los elementos que la componen.  Cada una de las actuaciones son, sin dudas, soberbias y hay momentos en los que dan hasta ganas de aplaudir, al ver cómo los histriones dan lo mejor de sí para darle tanta corporeidad al rol que les corresponden hacer.  Pues cada personaje, que en realidad cada uno posee algo especial, que los hacer ser tan entrañables (incluso los que podrían ser considerados como los villanos), da más de un momento de intensa emotividad y que en una u otra ocasión, puede llegar a conmovernos hasta las lágrimas.  A todo esto, se le agregan los guiones que contaron con la supervisión de la misma Margaret Atwood, cuya mano se nota para haberle dado tanta humanidad a la serie en todos sus capítulos.  Si la producción técnica en materia de la recreación de esta antiutopía, es de igual manera propia de una gran filme hollywoodense, la música no se queda atrás, brindándonos hermosos acordes por parte de Adam Taylor; además, casi al final de cada episodio escuchamos una significativa canción popular, relacionada con los eventos de la serie, que también es posible apreciar otras en medio de este totalitarismo y en el que la belleza ha sido suprimida para contemplación y gusto de la mayoría de los mortales.
    Tal como habrá quedado de manifiesto, con lo que se ha velado en parte acerca de lo que va El Cuento de la Criada, ya está claro de que es un programa para gente con “criterio formado”.  A la dureza de sus guiones y temas abordados en este, nos enfrentamos a varias escenas impactantes tanto por su dramatismo, como por su violencia gráfica, muchas veces sexual y psicológica, en especial contra las mujeres (a ocasiones entre estas mismas hacia su propio género).  Teniendo en cuenta el papel que cumplen las criadas en medio del territorio conocido como Gilead (una reinterpretación irónica de la tierra santa, mencionada en el Antiguo Testamento y que el mismo Stephen King adaptó para el hogar idealizado de Rolando en su saga de La Torre Oscura), el sexo también forma parte de su argumento, cuando se trata de llevar a cabo la espantosa y patética ceremonia para concebir hijos; es así que vemos una manera más de convertirlo en algo maquinal, escondido bajo la fachada de algo sagrado; a ello se opone el amor y la verdadera pasión, en las escenas en las que es posible reconocer un verdadero vínculo entre sus participantes.

Interesante publicidad de la serie con varios de los personajes principales.  De la lista de abajo, descubre quién es quién.

     Los personajes de la serie son:

June: Como criada debe usar el nombre de Defred (ya que estas se ven obligadas a tomar para sí, parte del que llevan los maridos de la familia a las que son adjudicadas).  Antes de la guerra civil que separó Estados Unidos fue una exitosa y culta mujer profesional, casada y con una hija pequeña a la que se la quitan cuando la atrapan los de Gilead.  Pese a todas las humillaciones que debe pasar y a cada una de las penurias que llega soportar, su espíritu libre en ningún momento cae y ello la convierte sin dudas en uno de los personajes más emblemáticos del programa.  
Fred: Comandante de Gilead que “acoge” a June junto a su esposa.  En un principio lo vemos como a un hombre capaz de empatizar con la criada, siendo sensible con esta y ayudándola a hacer menos duro su papel dentro de la casa; no obstante en la medida que la acción va desarrollándose, logramos conocer lo que se oculta detrás de su imagen dulce.
Serena Joy: La hermosa e imponente señora de Fred es al igual que este, una de las personas que estuvieron involucradas en la formación de esta nueva nación.  El episodio en el que se revela su pasado y nos enteramos acerca de qué tipo de mujer era antes de la guerra civil, viene a ser uno de los mejores momentos de toda la primera temporada.  De mente privilegiada, ve con ojos como tras el éxito de sus planes el amor que tuvo antes con Fred se ha enfriado, ya que este apenas tiene gestos de afecto con ella ahora y por eso mismo toma como toda una afrenta la presencia de June en su casa.  Su relación con June está llena de tensiones, con idas y venidas.
Luke: El marido de June, con quien tuvo una verdadera historia de amor hasta que llegó a unirse en matrimonio con esta.  Ambos hicieron lo posible para escapar a la frontera con Canadá para llevarse a su hija al mundo libre, pero bruscamente fueron separados los tres y luego Luke tuvo que vérselas por su cuenta para tratar de recuperar a su familia.
Moira: La mejor amiga de June desde hace años y antes de que todo se fuera al carajo, es una mujer de naturaleza impetuosa, que también fue sometida a convertirse en criada, yendo a parar junto con su compañera al mismo centro donde preparaban a las “bendecidas” para formar parte de este ministerio.  Pese a su lesbianismo (considerada una traidora a su género y por ello una criminal), no se la mandó a cumplir condena a las llamadas Colonias, donde llegan todos los considerados culpables de las peores infracciones morales para Gilead, pues como mujer fértil aún puede “redimirse”.
Janine: Primero llamada Dewarren y luego Dedaniel tras haber sido entregada a otra familia, luego de haber concebido un hijo para la primera de ellas, es una mujer que fue castigada poco después de ser sometida por los de Gilead, dejándola tuerta por un pequeño acto de rebeldía.  La afrenta a la que se le sometió y que mancilló su otrora hermoso rostro, la dejó en tal estado de insanidad mental, que a lo largo de la temporada se transforma en el mejor ejemplo de las víctimas que llegan a ser las criadas dentro de esta antiutopía.  June siente hacia ella una tremenda compasión y ambas se consideran amigas, relación que refuerza el tema de la fraternidad en esta obra.
Emily: Primero Deglen y luego Desteven, fue la primera compañera de compras de June, ya que a las criadas se les adjudica una para que se vigilen mutuamente.  En un principio June cree que esta es otra fanática del sistema, no obstante luego se entera de que en realidad es miembro de la resistencia conocida como Mayday, en la que la inicia.  Emily resulta ser otro de los grandes personajes de la serie, entregando al espectador varios momentos inolvidables (la verdad es que son los protagonistas femeninos los que más destacan en El Cuento de la Criada, debido también en parte a que las actrices que las interpretan, son dignas de los mayores elogios).
Tía Lydia: Las tías son mujeres que cumplen el rol de educar, vigilar, cuidar, aconsejar y castigar a las criadas.  Tía Lydia es la de mayor peso entre estas.  Se trata de una mujer mayor de apariencia dura, una verdadera creyente en los dogmas de Gilead, entregada en cuerpo y alma a lo que considera como su sagrado deber.  No obstante, tal como ya lo afirmé mucho más arriba, ella no es alguien representada de forma maniquea, sino que también podemos reconocer en su persona a una mujer que mantiene su lado maternal y quien también es capaz de demostrar dulzura pese a todo.  Sus atenciones con la desequilibrada Janine, otorgan otras escenas de inmensa emotividad a la serie.  
Nick: Empleado de los Waterford, es un hombre de pocas palabras que en su rol de chofer del comandante, conoce varios de los secretos de este y de su esposa.  Supuestamente es un ojo, o sea, un espía que debe vigilar a todo el mundo en caso de cometerse alguna infracción contra las leyes de la patria.  Desde un principio queda claro un tipo de atracción mutua con June, lo que origina una parte importante de los vuelcos argumentales del programa.


                                            Tráiler subtitulado de la primera temporada.

9 comentarios:

  1. Hola que mas puedo decir de esta serie es cruel , comenze a verla ya que cuando se estaban acercando los premios a estas series la gente comenzo a darse el dato lo bueno que era , ademas su premisa hizo darle artiro su oportunidad . Cuando comenze a verle cada capitulo que veia me daba angustia en especial cuando le ocurria algo a las criadas (esa escena de emily levantadose y ver que le hicieron circusion femenina fue horrible me dolio hasta a mi ).
    La fotografia me encanto con tonos oscuros pero que a la vez en escenas se ven iluminados , como tambien el manejo de la camara.
    De los actores que mas se puede decir el trabajo de cada uno es increible en especial de la actriz principal lo hace increible .
    Una lastima que la proxima temporada solo tenga 3 capitulos lo bueno que en entrevista ya dijeron que la serie ira mas alla que el libro .
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. No entendiste, querido Andrés, pues yo escribí "tendrá 3 episodios más que los 10 que componen su debut", o sea, que estará compuesta por 13 en total...Todo un motivo para estar feliz ¿No?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O verdad entonces mucho mejor , no lei bien esa parte

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Saludos Elwin, aqui murinus2009.

    Una buena serie mas para poner en la lista de espera.
    Este es el primer lugar en que veo que la mencionan.
    Las Ucronias son un Genero Artistico que me gusta mucho.
    Ucronias famosas (y no tanto) que conozco son:
    -Abril y el Mundo Extraordinario.
    Maravillosa pelicula francesa de Animacion, muy bien hecha, si puedes, no te la pierdas Elwin, por lo que se es reciente 2017 o 16.
    Trata sobre las aventuras de una chica, la, Abril, del titulo y su gato (que habla), en un París de los años 40s,. en que muchos cientificos nunca lograron hacer su trabajo porque desaparecierón y el desarrollo del Mundo es a base de tecnología de vapor.
    -Fatherland.
    No la he leido, se que trata sobre que Alemania gana la Segunda Guerra Mundial.
    -Tiempos de Arroz y Sal, de Kim Stanley Robinson.
    Aqui la población de Europa es eliminada por la Peste junto con el Cristianismo y son las Civilizaciones Chinas e Islamica las que continúan la historia.

    Otras aparte de
    -Synco que mencionas de Jorge Baradit
    Que he escuchado sin estar seguro son
    -Roma Eterna de Robert Silverberg.
    -What If, de la Marvel y...
    -Elseworlds, de DC creo
    Aunque no se si cuentan, pues son en mundos mitologicos.
    Incluso tu colega de guillermocracia.blogspot escribio una...
    -Infra Terra
    Que no he leido, pero que el mismo lanzo Spoilers...
    En la que una civilizacion subterranea asciende a la superficie (En parte por el subsuelo de Chile creo) y arrasa todo a su paso.

    Reitero no conocía esta serie hasta esta buena Reseña tuya Elwin, se ve bien hecha con buenos y carismaticos protagonistas, incluidos los villanos-antagonistas.

    Si no la logro ver, (la ultima vez que intente, Hulu, no estaba disponible en México, quiza ahora que es Disney...) al menos este trabajo tuyo sera una gran referencia.

    Gracias Elwin y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una aclaración, mi amigo, esta obra no es una ucronía, sino que una antiutopía. Mucho me atraen ambos conceptos, pero para el primero está "El hombre en el castillo" (novela y serie), muy recomendable. Otra novela de este tipo es "Pavana", una preciosa obra que si eres católico la disfrutrarás mucho más.
      De los títulos que mencionas, me entusiasmó mucho "Tiempo de arroz y sal", de la que ya había oído hablar; la de Silvenberg es la primera vez. Los What if y elseworlds no son mundos mitológicos, sino que a versiones alternativas de sus superhéroes (escribí un post al respecto que puedes leer, si a bien tienes, acá: http://elcubildelciclope.blogspot.cl/2015/08/los-elseworlds-estan-de-vuelta-o-al.html ).
      ¿Por qué no descargas esta serie u otras cosas de internet? Es una gran alternativa, que con una buena conexión te sale en la práctica gratis. Ya te he dado antes enlaces recomendables: thepiratebay.org y cinecalidad.com

      Eliminar
    2. Saludos Elwin, aqui murinus2009 otra vez.

      Respecto a tu pregunta.
      Gracias por los enlaces sugeridos Elwin, por el momento no cuento con una buena conexion, espero este año conseguir alguna que se ajuste a mis requerimentos.

      Respecto a lo de ucronias y antiutopias hay mucho todavia que tengo por aprender y mucho mas en Elcubildelciclope que me falta por conocer.

      Hasta pronto si no surge algo mas.

      Eliminar
  5. Elwin: como siempre, me encanta leer tus artículos de libros (o series) que ya leí o ví, pues aprendo muchas cosas que paso por alto .De Margaret Atwood, te diré que en BsAs usaron una performance basada en la serie al manifestarse a favor de la ley del aborto legal, pues en ese sentido las mujeres son vistas en el libro como meras incubadoras, desaparece la visión de a mujer ante ese rol.Esto te lo comento, al margen de que se esté de acuerdo o no con dicha ley.Besos
    Vale

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, amiga, hace años te presté la novela y supongo que disfrutaste harto la serie. Fíjate que la segunda temporada ya está lista, así que es solo cosa de conseguírsela; yo tengo planes para el próximo verano de verla. Me alegro te haya gustado este texto. Besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...