jueves, 24 de mayo de 2018

Diferente…¡Pero aun así muy “güena”!



     El 8 de marzo de este año Netflix por fin subió a su parrilla programática, la ansiada segunda temporada de su segundo show de imagen real, basado en personajes de Marvel: Jessica Jones.  Basta recordar que su reinterpretación de las novelas gráficas tituladas Alias de Brian Michael Bendis y Michael Gaydos, cosechó los suficientes elogios y seguidores que le valieron el éxito seguro, de modo que tras reencontrarnos con su protagonista el año pasado en Los Defensores, volver a tenerla como la protagonista de su propio show (si bien los secundarios volvieron a ganarse su lugar en la pantalla…Otra vez), ha sido toda una delicia para la audiencia.  Ahora bien, tampoco faltan los que no han quedado contentos con el giro dramático de este año; pero a un servidor le ha parecido genial lo que han hecho con la acomplejada antiheroína, que en serio se fueron hacia lugares inesperados en cuanto a cómo llevar la trama, relacionados con el pasado de Jessica y potenciando como nunca a 3 de sus personajes de apoyo.  Veamos cómo les quedó todo.
     La vida continúa igual para nuestra detective privada con superpoderes, tras haber salvado a New York del desastre perpetrado por La Mano, junto a sus inesperados compañeros justicieros (adivinen quiénes).  Solo sus más cercanos saben del papel que cumplió en lo anterior, pero a esta no le interesa el reconocimiento de los demás, que ya hace rato solo busca “sobrevivir” el día a días, tras su experiencia dramática con Kilgrave, el Hombre Púrpura.  Es así que todo sigue sin mayores contratiempos, hasta que un tipo que pareciera ser un loco más se acerca hasta ella y le demuestra estar emparentado con las mimas personas que experimentaron con ella de pequeña y le dieron sus extraordinarias habilidades.  El comienzo de la investigación la llevará por un regreso sin retorno hacia su pasado, el que implicará momentos en realidad memorables y dramáticos (cual las tragedias griegas clásicas, que la Casa de las Ideas tan bien ha sabido actualizar…desde los sesenta), que incluyen el regreso de nada menos que de alguien importante para Jessica…y que todos estábamos seguros había “pasado a mejor vida”.
     Luego de haber tenido a un villano tan potente como el ya mencionado Kilgrave, era de esperarse que el que viniera ahora a hacerle más complicadas las cosas a la Jones, fuese igual o más increíble.  No obstante es en este punto, acerca de la supuesta necesidad de tener un archicriminal para justificar una historia de este tipo y potenciar la personalidad (super) heroica del protagonista, que este programa nos sorprende, al no tener en realidad en la segunda temporada a alguien con estas características.  No obstante sí aparece en escena alguien lo suficientemente poderoso, y más que la misma Jessica, que le remueve el piso a todo el mundo (incluyendo al público).



     Y volvamos al detestable Hombre Púrpura…Bien sabemos que este lleva rato “criando malvas” y que una ficción como Jessica Jones, pese a su origen de los cómics de superhéroes, mantiene un alto grado de realismo; no obstante cuando tenemos buenos guiones, es posible hacerlo volver de una manera verosímil.  Dejo a quienes aún no han visto esta temporada, descubrir cómo es posible ello, sin regresos después de la muerte milagrosos.  No obstante detrás de esto, además de hacernos gozar de nuevo con la soberbia interpretación de David Tennant, se encuentra un muy importante motivo: dejarnos claro de que para bien o para mal, somos la suma de quienes han pasado por nuestras vidas, de que debemos aprender las lecciones dejadas por quienes fueron lo suficientemente importantes para dejarnos su huella (incluso con los más nocivos para nuestro pasado).
     Los secretos sobre quiénes estaban detrás de la naturaleza intervenida de Jessica, ahora se develan abriendo una verdadera Caja de Pandora.  No obstante nada es simple, que no estamos hablando de una trama maniqueista, sino que como en una buena obra que intenta imitar a la vida, se nos refriega en la cara aquella verdad de que el camino al Infierno está hecho de buenas intenciones.  Por ende, a lo largo de los 13 episodios que conforman esta nueva tanda del show, queda de manifiesto de que por mucho que nos esforcemos por hacer algo bien y con toda la mejor voluntad de uno, las cosas se nos salen de nuestro control y ahí empiezan los verdaderos problemas.  Lo anterior implica relaciones amorosas, familiares, fraternales y proyectos personales, como profesionales; que los personajes del programa (tal como nosotros mismos), tienen que saber sobrellevarlo de la manera más dura (y realista), quizás, vista hasta el momento en estas producciones marvelitas de Netflix.
     Pero no todo es puro dolores de cabeza para Jessica, que también entra este año a su existencia un nuevo romance, distinto al que tuvo antes con Luke Cage (y aún más diferente, por no decir más maduro, que el que se nos revela en un impactante capítulo ambientado en la juventud de esta).  Es así que a través de esta relación, llega la promesa de la estabilidad que una persona con tantas cicatrices emocionales como Jessica (más encima con una tremenda nobleza, detrás de esa estampa de dura que posee), bien se merece para acercarse lo mejor posible a la idea de la felicidad.
     Asimismo, un tema bastante fuerte en esta segunda temporada, viene a ser el relacionado con el sentido de la familia ¿Qué es esta importante institución en la sociedad y en la vida personal de cada uno? ¿Supera el lazo de consanguineidad? Pues tal como dicta la propia experiencia y lo deja presente la serie, por supuesto que a la familia la hacen los afectos y la convivencia, la que se forma entre sujetos que comparten estos dos elementos.  No obstante, también es cierto que “La sangre es más espesa que el agua y que arrastra”, algo que con nuestra heroína y su mejor amiga/hermana Trish Walker, se nos dejará claro con el desarrollo argumental dedicado a sus propias familias consanguíneas.

Un premio para el que me diga correctamente quién es quién en esta fotografía.

     Teniendo en cuenta lo anterior y el resto de las relaciones interpersonales abordadas en profundidad en esta serie, que, como queda claro son difíciles de llevar para conseguir la plenitud, las desavenencias entre los individuos requieren de un importante acto para mejorar: el Perdón.  Bella palabra, pero difícil muchas veces de llevar a cabo con la acción y sinceridad requeridas.  Es así que a lo largo de esta segunda y potente temporada, veremos una y otra vez cómo los personajes deben aprender a perdonar a sus seres queridos, si en verdad desean lograr cierta armonía con ellos y con sí mismos (después de todo, primero hay que perdonarse uno para luego hacerlo con el resto).  No obstante, en relación a todo esto, vemos que el amor incondicional cumple un rol importante en lo que viene a ser el perdón…Al menos en la mayoría de los casos.  Quedarán pendientes (tal como nos pasa a menudo) algunos conflictos, que ello será material para seguir enriqueciendo la continuidad de este programa.
     Y ahora es el momento de revisar qué tan grande es el salto que dan los secundarios en Jessica Jones:
     Patricia Walker, Patsy, comienza a acercarse más y más al desarrollo y/o evolución de su clásico personaje, retomado de los cómics románticos y de humor de los cuarenta y en los que apareció originalmente; puesto que esta luego se convierte en superheroína por cuenta propia, recibiendo el nombre de Gata Infernal. Ahora bien… ¿Cómo es posible que la Trish que conocemos, de actriz adolescente, cantante juvenil y locutora radial ya adulta, pase a ser una justiciera? Pues sus propias investigaciones sobre quiénes están detrás de poderes de Jessica, la llevan hacia ese otro mundo, cuyo camino, claro, no será fácil, ya que le costará varios nuevos conflictos.
     El otro gran amigo de Jessica, el ex drogadicto Malcom Ducasse (y quien gracias a la intervención de esta, logró salir a flote tras su propia temporada en el infierno), comienza a trabajar junto a ella en la agencia de detective, descubriendo con ello su propia habilidad como investigador, entre otras cosas que hablan bien de la inteligencia que posee.  Con posterioridad sus mismas capacidades le hacen ganar varios puntos a favor, entre ellos en lo que concierne al plano amoroso (¡Y adivinen con quién!).  Llama la atención también cómo potenciaron en este personaje su lado más sexy, lo que incluyen unos cuantos desnudos parciales, cambios de imagen y otros detalles que demuestran a través de esta ficción, cómo uno puede cambiar con el paso de tiempo y convertirse en alguien mucho más interesante.
    Con respecto a la abogada Jeryn Rogarth, puede decirse que posee quizás el arco argumental secundario más interesante de toda la temporada (casi tanto o más impactante que la trama central en torno a Jessica Jones).  Es así que esta otra dura mujer (una especie de reflejo de la propia Jones, mayor de edad, con sus propios “poderes” como abogada-ave-de-rapiña y sin el código moral de Jessica) tiene su propio acercamiento a la gente inmiscuida en los experimentos, que dieron sus habilidades a Jessica; luego, por medio de esta verdadera cruzada personal suya, terminamos por conocerla en una dimensión más humana y en realidad impactante.  
     A manera de concesión a los lectores de los cómics de Alias, en los que está basado esta serie, en determinado momento aparece la reproducción de la primera portada de esta colección y ello de una manera muy especial.  De igual manera para satisfacción de los seguidores de estas producciones Netflix relacionadas, aparece un muy querido personaje, en una escena con unos cuantos diálogos a su haber.  Por otro lado, el mismo Stan Lee hace su propio cameo.
      Teniendo en cuenta que el protagonismo del programa se encuentra sobre los hombros de una fémina, que de los 3 secundarios ya mencionados 2 son mujeres, no se puede dejar de lado (sin caer en el maldito spoiler) que otras 3 damas cumplen papeles relevantes dentro de esta temporada, sobresaliendo 2 por todo el peso dramático que le otorgan a los acontecimientos (una específicamente ligada a la trama central y la otra relacionada con uno de los personajes secundarios).  Por lo tanto, queda de manifiesto que el show viene a ser una celebración a la figura de la mujer, como pilar de las grandes historias y del mundo actual.  No hay que olvidar que quien está detrás de la creación de esta serie es otra dama (Melisa Rosenberg), así como que quienes son responsables de los guiones y la dirección de los capítulos son igualmente del mismo sexo.  Por todo esto y más, resulta significativo que la primera temporada haya sido estrenada un día 20 de noviembre, próximo al 25 del mismo mes y en que se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género; así como la segunda temporada, haya sido liberada el 3 de marzo, previamente al 8 de ese mes y en que se conmemora el Día Internacional de la Mujer.


Créditos.


2 comentarios:

  1. Saludos Elwin, aqui murinus2009.

    Este personaje, a pesar de que soy seguidor de las mujeres guerreras, no ha llamado mucho mi atención.
    Vi algunos cómics de Alias hace algunos años, pero aunque lo intente no logre leer ninguno, creo que los escritores no eran buenos como para captar rápido al lector por primera vez, solo recuerdo a la protagonista en un bar tomando alcohol.
    A la protagonista de esta, Jessica Jones, la vi hace unos años en una serie de comedia, creo que se llamaba, Apartamento 134, o algo así, aunque era actriz secundaria, le aportaba mucho al programa, es mas, no recuerdo a la verdadera protagonista.
    Creo que estaría mejor sin superpoderes, usando exclusivamente su gran inteligencia, astucia y contactos.

    Con esta Entrada tuya dan ganas de darle una oportunidad.

    Gracias Elwin y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he leído la serie de "Alias" y mucho me gustaría hacerlo. Eso de que "los escritores no eran buenos" un marvelita de esos dogmáticos te habría mandado a la hoguera, que Bendiss, su creador, está entre los pesos pesados actuales de la llamada Casa de las Ideas.

      Ahora bien, sin dudas que debes darle su oportunidad a este gran programa, que es toda una joya.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...