lunes, 11 de febrero de 2019

Pura Ciencia Ficción.

1. Introducción.

      Luego de alucinar con la segunda parte de la llamada Trilogía de los Tres Cuerpos de Cixin Liu, titulada El Bosque Oscuro, no me aguanté las ganas y de inmediato convertí su continuación y última parte de la saga, en mi primera lectura del presente año; a raíz de ello El Fin de la Muerte acaparó mi atención durante estas últimas semanas (más o menos desde la quincena de enero y principios de este mes).  Son más de 700 páginas en nuestra lengua y estuve dedicado los 7 días a la semana a esta obra, pero como hago otras cosas entre medio, por supuesto tardé su tiempo en acabarlo, que así además podía disfrutarla sin apuros.
     Con los buenos recuerdos que me dejó el final del segundo volumen, que quedó en lo mejor y con más de una promesa irresistible sobre cómo seguiría la historia, acerca de la preparación de la humanidad ante una futura invasión extraterrestre, me encontré con la siguiente sinopsis en la parte trasera de su edición en español:

     “Tras El problema de los tres cuerpos y El bosque oscuro, la tensa espera de la humanidad concluye ahora con un último episodio, tan extraordinario como los anteriores, lleno de ideas electrizantes y una calidad de obra maestra. Ha pasado medio siglo de la batalla del Día del Juicio Final y la Tierra goza de una prosperidad sin precedentes gracias al conocimiento transferido por Trisolaris. Mientras la ciencia humana avance y los trisolarianos adopten la cultura terrícola, ambas civilizaciones podrán convivir sin temor a ser destruidas. Pero con la paz la humanidad se ha vuelto autocomplaciente. Después de una larga hibernación, Cheng Xin, una ingeniera aeroespacial de comienzos del siglo XX, despierta en esta nueva era. Su mera presencia, sumada a cierta información sobre un proyecto olvidado desde el principio de la Crisis Trisolariana, podría alterar el frágil equilibrio entre ambos mundos... ¿Alcanzará el ser humano las estrellas, o morirá en su cuna? El fin de la muerte, galardonado con el Premio Locus 2017 y nominado al Hugo 2017, es el desenlace de la magistral trilogía de ciencia ficción china que ha conquistado a cinco millones de lectores en todo el mundo. Cixin Liu es el escritor de ciencia ficción más relevante de China, capaz de llevarse el Premio Hugo 2015 a la mejor novela, deslumbrar a lectores y medios de los cinco continentes y conseguir prescriptores de la talla de Barack Obama, Mark Zuckerberg o George R.R. Martin.”

     Pero estas palabras son algo engañosas, que si bien todo lo que cuentan es verdad, hay mucha información no dicha a propósito; que estamos hablando de una novela tan compleja y en la que ocurren tantas cosas, que el lector se encuentra con una conclusión de la trilogía, lejos muy diferente a lo que uno podría esperar.  Mejor experimentar por uno mismo las múltiples sorpresas que nos depara su autor, que mientras tanto les voy a compartir mis impresiones haciendo lo posible por no contar más de la cuenta.

2. De qué va el libro.

     En contra de lo esperado, la novela no sigue con las aventuras y desventuras de Luo Ji, el personaje principal de la anterior entrega, si bien luego vuelve a aparecer unas tres o cuatros veces de manera muy breve, salvo la última; que estamos hablando de un personaje central para el desarrollo de toda la saga, así que habría sido una total injusticia haberse olvidado de él (aunque el “muy malvado” del escritor, nunca más nos volvió a contar algo del heroico Da Shi y también abandonó en medio de los sucesos de este tercer libro a otro carismático secundario).  En cambio el protagonismo gira en torno a un nuevo personaje, alguien muy distinto en muchos aspectos al Vallado representante de China y aun así con varios punto en común con su predecesor.
    La trama se extiende por mucho más tiempo que las otras dos, abarcando eras que cada una tiene un nombre, según el momento decisivo en la historia de la humanidad en que transcurre, llegando a abarcar incluso un futuro tan lejano que la narración toma ribetes cósmicos y hasta metafísicos (¿Se puede usar este último concepto en un libro de carácter ateo?).  Incluso parte con un primer capítulo, ambientado nada menos que en 1453 en Constantinopla, durante el asedio del Imperio Turco-Otomano; a través de este comienzo, Liu no solo nos muestra sus conocimientos de Occidente, sino que además juega con la idea de que la magia es solo una manera de referirse a aquello, que nuestros conocimientos racionales no pueden explicar (idea sacada de Arthur C. Clarke); y, por otro lado, el escritor juega acá un poco con la manera de escribir al usar un estilo más de tipo occidental, dejando de lado las metáforas más orientales que tiende a ocupar en el resto del ciclo.
     De manera intercalada a los acontecimientos, nos es posible leer fragmentos de un libro llamado Un Pasado Ajeno al Tiempo, que queda bien claro ha sido escrito en un futuro posterior a todo lo que se cuenta y comenta en él.  Solo finalizando el tomo, se sabe del origen de su autoría, no obstante gracias a lo que hemos podido leer de este texto ficticio, podemos llegar a ver de una manera más “objetiva” los hechos que se describen dentro de la narración principal; puesto que esta especie de ensayo histórico, se dedica a analizar el impacto social y la trascendencia de tales hechos.  Asimismo, una vez revelado quién está detrás de este trabajo, queda explicado el nombre en chino que posee la saga: El Recuerdo del Pasado de la Tierra.
     En El Fin de la Muerte conocemos a la Agencia de Inteligencia Estratégica del Consejo de Defensa Planetaria, una poderosa organización nacida bajo el alero de la O.N.U., de carácter multinacional, encargada de reunir las mejores mentes del planeta para encontrar maneras de ganar la guerra contra el futuro invasor.  Es así que comienzan a evaluar varios proyectos, a ver cuál es el mejor a la hora de conseguir su objetivo, los que por supuesto van en paralelo a los que los Vallados estén haciendo por su cuenta.
    A la par de todo lo que se cuenta, con respecto a los intentos para conseguir una tecnología que le dé una verdadera oportunidad a la humanidad, se nos narra la historia de otro personaje y quien estará ligado para siempre a uno de los experimentos del Consejo y, en especial, a la vida de una de sus miembros.
    Tal como ya se dijo, el tiempo va transcurriendo a pasos gigantes cada vez más, detallándose el progreso de nada menos que las relaciones entre terrestres y trisolarianos; que van teniendo una evolución por completo distinta a lo que un lector podría esperar, si bien se pasa de un estado a otro, entre situaciones favorables y desfavorables para la humanidad, en cuanto a cómo estás se van desenvolviendo.  
    Asimismo, se describe lo que sucede con dos naves tripuladas por humanos, una de ellas largo tiempo en el espacio, desde uno de los episodios más trágicos e impactantes de El Bosque Oscuro.  El destino de estos hombres y mujeres, es decisivo para la sobrevivencia de la especie humana.
    Sin querer caer en spoilers, contando detalles sabrosos que es mejor uno descubra por sí mismo, nos enteramos de que existen otras civilizaciones extraterrestres y al menos un par de ellas interviene en el devenir de nuestra especie.

3.  Momentos inolvidables de la novela y los temas de la ciencia ficción que podemos encontrar en su interior.

a) Una idea clásica de la literatura y cómics de ciencia ficción más pulp (esa de las revistas baratas que se vendían en los kioscos, allá por la primera mitad del siglo pasado en Gringolandia y/o de la llamada Edad de Oro de la Ciencia Ficción, entre las décadas del treinta y del cuarenta del mismo siglo XX), corresponde a la de un trasplante de cerebro o mantener este vivo y/o activo, conscientemente de una manera u otra.  Uno de los mejores ejemplos de ello viene a ser la saga del Capitán Futuro de Edmond Hamilton, a través de la figuro del genio Profesor Simon Wright, cuya masa encefálica permanece en un recipiente y gracias a lo cual el científico continúa su existencia, sin usar un cuerpo orgánico o mecánico (¿Recuerdan el famoso anime de finales de los setenta, que tanto nos marcó a muchos de niños?).  Pues en el cierre de la Trilogía de los Tres Cuerpos, sale actualizado este concepto, mucho más verosímil de cómo aparecía anteriormente y que viene a ser parte de uno de los elementos argumentales más relevantes de toda la historia; de hecho, el porvenir de toda la humanidad tiene que ver de manera estrecha con este hecho.

b) La existencia del llamado criosueño, también llamado hipersueño o hibernación tal como se le llama en esta saga (al menos en su traducción al español) para realizar viajes espaciales de larga duración y a través de extensiones inmensas de un punto a otro, es otra noción cara a esta saga.   En El Bosque Oscuro ya lo encontramos como un recurso que permite extender la vida, lo suficiente como para poder ser ciudadano del futuro; no obstante, en este tercer libro es usado con mayor peso para el desarrollo de la narración, al punto de que queda consignado de que es la única manera posible, para que el ser humano logre “viajar en el tiempo”.  Es así que dos de los personajes de la novela, realizan varios de estos saltos y encontrándose cada vez que vuelven a despertar, con un mundo muy distinto al que dejaron en su anterior vigilia.

c) El tema de la existencia de otras dimensiones o niveles de existencia (por llamarle de una forma comprensible en pocas palabras) también es un tópico recurrente en este tipo de obras.  En este caso nos encontramos con la descripción de las maravillas de la cuarta dimensión, la cual llega a ser usada por un importante grupo de personajes y quienes luego entran en sus dominios, encontrándose con un montón de maravillas.  Con posterioridad, el significado (aterrador) de un mundo de dos dimensiones, entrega a la obra uno de sus momentos más impactantes.

d) Otro tema recurrente en la ciencia ficción es el de los robots y más cuando estos son inteligentes artificiales, que actúan de forma independiente y son seres sensibles…Pues acá aparece uno, sin dudas uno de los mejores personajes secundarios del libro y que en cada una de sus intervenciones, da gusto encontrarse con tal criatura, que muchas sorpresas nos depara al respecto.

e) La existencia de civilizaciones extraterrestres y el llamado primer contacto con estas, es algo utilizado desde el principio de la trilogía, a través de la presencia de los trisolarianos como eje conductor de muchas situaciones.  Era de suponer que habrían otras especies sintientes por ahí, más cuando se introdujo la tesis del Bosque Oscuro: como un universo en el cual, la única manera de que una especie civilizada pueda sobrevivir en medio de sus vastedades, sería manteniendo en secreto su existencia y localización, para que otras no amenacen su porvenir…Pues ahora llegamos a saber de varias otras razas interespaciales, si bien nunca logramos tener mucha información al respecto (que de los mismos trisolarianos, solo sabemos muy pocos detalles); sin embargo la mención de estas culturas y al menos participación más directa en la trama de una de ellas, permite otorgarle al cierre de la saga un tremendo carácter cósmico y con el que termina esta épica obra maestra.

f) Está claro que el tema de la invasión extraterrestre es esencial en la saga, puesto que existe la certeza, de que en un futuro más o menos cercano los trisolarianos llegarán a la Tierra, devastarán a la humanidad y se quedarán como dueños absolutos de nuestro planeta; debido a esto, la especie humana comienza una incesante carrera tecnológica, para enfrentar esta amenaza.  Como es de suponer, en varios momentos de la trilogía la acción se pone más dramática que en otros, llegando a uno de sus episodios más increíbles, cuando nuestra civilización se ve obligada a emigrar toda a Australia; las consecuencias que significa esta forzada migración, la manera de cómo llegan a vivir los exiliados en su propio planeta, es algo que da al lector una de las mayores satisfacciones, al pasarse por la cabeza las imágenes que nos cuenta su autor.

g) En la entrada dedicada al segundo libro de la trilogía, me refería a que me llamaba la atención, que al tratar esta sobre los planes mundiales para enfrentar una futura invasión extraterrestre, el autor no nos mostrara la existencia de un gobierno mundial  y pese a la presencia de un enemigo en común…Pues ahora, por fin, ello es posible y en parte gracias a que la novela se extiende mucho más tiempo en el futuro que sus predecesoras, de modo que la sociedad ha cambiado lo suficiente, como para limar las asperezas de antaño y de carácter ideológico entre los pueblos.  En el mejor de los escenarios posibles, las obras de ciencia ficción más esperanzadoras, con respecto a la evolución de nuestra especie, auguran este tipo de gobierno, quizás cercano a un “socialismo perfecto” (si es que esto pueda ser posible) y al respecto, el novelista pareciera estar de acuerdo con que ello sea posible.

h) La existencia de ciudades en el espacio y la conquista del sistema solar y el cosmos, era algo que tenía que estar presente, al contarnos esta obra sobre la carrera espacial de la humanidad; es así que de manera progresiva, con cada salto en el tiempo que hace la protagonista (ya hablaré sobre ella), se nos detalla cada una de estas maravillas y que ahora son descritas de manera minuciosa (si bien en el libro anterior algo pudimos conocer al respecto). Cuando llegamos a la parte en la que se han edificado mundos artificiales, más allá del planeta madre, el realismo detrás de la ficción es apabullante, que estamos hablando de uno de los puntos cruciales en el desarrollo de la ciencia y tecnología humana.

h) El Apocalipsis, que implica el fin de la humanidad y de todo en general, es algo que llegamos a presenciar a través de estas páginas de una manera increíble.  Cixin Liu no cae en soluciones facilistas, para “quedar bien” con el lector, por medio de concesiones que tal vez un escritor gringo usaría para no pecar de pesimista y, en cambio, nos muestra de la manera más ingeniosa posible lo anterior y aún mucho más.  Pero tras la muerte viene el cambio y en este caso somos por igual testigos del nacimiento de algo nuevo, que en parte responde a teorías científicas, como al espiritualismo oriental que un autor ateo como nuestro escritor, parece no haber despreciado por completo.

¡I love, Cixin Liu!
4.  Otros aspectos atractivos del libro.

    Supongo que ya habrá quedado claro, que estamos hablando de un libro muy complejo desde el punto de vista argumental, como temático, que no debe olvidarse se suma a todo lo abordado en las dos entregas que le precedieron.  Pues dentro de todo lo valioso que podemos encontrar en su interior, se encuentra el uso de una clásica técnica literaria: El relato enmarcado.  Proveniente de la literatura medieval, cuyos mejores exponentes son Las Mil y Una Noches (árabe), Los Cuentos de Canturbery (inglés), El Decamerón (italiano) y El Conde Lucanor (español), consiste en la incorporación de una historia o más dentro de la principal y que también tuvo uno de sus mayores ejemplos clásicos en El Quijote de la Mancha de Cervantes.  Ahora bien, esta técnica ya había sido usada de manera muy inteligente (y hermosa) por Dan Simmons, en su primer libro de Los Cantos de Hyperion, en lo que concierne a la ciencia ficción.  De modo que Cixin Liu no es el primero en aplicarla para una obra del género, que de seguro muchos otros títulos de fantasía científica lo hicieron antes; no obstante, loable viene a ser su elección al usarla, que estamos hablando de un tipo de escritura más cercana a la narrativa occidental (supongo yo) y la que muy bien logra adaptar sus fines el chino.  Por medio de esto, el artista introduce una hermosa historia con elementos de los cuentos de hadas, hablando de reinos, princesas, guerreros y magia, para relatarnos una historia en tres partes y que tiene estrecha relación con la trama principal. 
     Sabido es el tema de las tensas relaciones entre los países hermanos de China y Japón, con tanta historia en común y elementos culturales compartidos entre sí.  Pues pareciera que Cixin Liu no tiene mucha simpatía hacia sus vecinos o que al menos que mantiene ciertos resquemores personales y en especial hacia sus mujeres.  Y es que ya en El Bosque Oscuro, aparece una fémina nipona que luego resulta ser una traidora y en el caso del libro que hoy nos reúne, el robot al que ya me referí más arriba, de apariencia femenina y que se llama Tomoko (que en su país se refiere a una mujer inteligente, también reservada y/o desconfiada que permanece en segundo plano o en las sombras para actuar por su cuenta), viste kimono (vestido tradicional japonés, más bien característico de las damas) en tiempos de paz, pero cuando debe ser dura y drástica, usa un equipo de ninja y deja su delicada manera de hablar para ponerse dura en su trato con los humanos.
     Los estadounidenses tampoco quedan muy bien considerados en este libro y la serie en general, apareciendo como uno de los personajes más manipuladores de la saga un norteamericano y al que en general resulta difícil simpatizar con él, debido a las triquiñuelas que realiza. En contraste a lo anterior, el novelista deja clara su simpatía hacia el pueblo ruso, destacando en El Fin de la Muerte un científico ruso muy amable y con el cual se encariña mucho la protagonista.
     Hace años, allá por los noventa, mi amigo Iván Piñeyro, muy ducho en lo que concierne a la ciencia ficción y otras materias ñoñas, me abrió los ojos cuando me dijo que los japoneses, a diferencia de los gringos, nos muestran a los antagonistas de los héroes como tipos particularmente malvados y desalmados; si no que se trata de sujetos con honor, que creen de manera firme en que su manera opuesta de pensar es la correcta y he ahí la razón de la confrontación con los protagonistas; los occidentales, en cambio, recurren de manera fácil al maniqueísmo (o es blanco o es negro, no hay términos medios), algo habitual en las historias más básicas.  Pues aunque no sea proveniente del país del Sol Naciente, Cixin Liu presenta en su narrativa una concepción que al parecer es de origen oriental, al caracterizar al enemigo trisolariano no como a villanos, ni monstruos espaciales sedientos de sangre, sino que como un pueblo que aprende a respetar a su contrapartida y tener verdaderos gestos de grandeza con los humanos y en especial, con aquellos por los cuales demuestran un hondo aprecio en atención a su inteligencia.
      Por otro lado, no deja de llamarme la atención la visión negativa hacia la religión y las iglesias que presenta el libro, que desde su primer capítulo ambientado en Constantinopla, siempre los muestra como fruto de la ignorancia del hombre y que ningún verdadero aporte valioso puede darle; es más, da por supuesto que con la evolución de nuestra especie vendrá la desaparición de estas ideologías, siendo que solo pueden volver en momentos de crisis sociales como un escapismo y un signo de su miedo (en otras palabras, nunca vemos en sus páginas ejemplos de amor y nobleza motivados por la fe religiosa).
     ¡Ah, por cierto! El lector puede llegar a descubrir un sentido homenaje al maestro Edgar Allan Poe por parte de su colega ¿Quién me puede decir cuál es?

5. Los personajes.

* Cheng Xing: Joven científica china, que cuando comienza la novela está en sus veinte y luego termina teniendo poco más de 30 años, gracias a todas las veces que “hiberna” y logra mantenerse joven, pese a la enorme cantidad de tiempo que pasa durante un periodo y otro.
    Comenzó su carrera en la Agencia, siendo la artífice del proyecto, que en parte logra salvar a la humanidad de la extinción completa. Es una mujer dulce que cree en lo mejor del ser humano y en la compasión.  En muchos aspectos es la antítesis de su antecesor Luo Ji, cuando le toca ser la “portadora de la espada” y teniendo que velar por los intereses de la Tierra, durante el conflicto con los trisolarianos.  Mucho le toca pasar a esta mujer tan entrañable, tan distinta a los otros protagonistas de la saga en libros anteriores, cuyo destino va más allá de cualquier cosa que se nos pueda ocurrir.

* AA: La mejor amiga de la anterior, siendo que ambas se conocieron tras despertar Cheng de su primera hibernación.  Muy dada a hablar, renuncia a su trabajo para fundar una empresa junto a esta, que luego les dará a ambas enormes divisas, siendo unas de las mujeres más poderosas de la civilización humana.  AA acompaña a su “jefa” en todas sus aventuras mientras le sea posible.

* Jian Tianming: El segundo personaje más importante dentro de este libro, por largo tiempo fue el enamorado en secreto de Cheng, quien llegó a hacerle un valioso y significativo regalo, cuando esta aún ignoraba ser objeto de su amor.  Las vidas de ambos se cruzan muchos años después, de que se conocieran en la universidad.  Su rol  en la guerra contra los trisolarianos y el destino general de los seres humanos tiene estrecha relación con sus sentimientos hacia la científica.  No quepa lugar a dudas, de que Jian es lejos uno de los mejores personajes de la trilogía.

* Wade (no recuerdo, ni encuentro su nombre): El jefe de la protagonista en la Agencia, es el gringo del que algo les conté, un apuesto hombre de corazón frío y calculador, al que le gusta tratar a sus subordinados humillándolos.  Está dispuesto a todo con el propósito de ganar la guerra contra los trisolarianos.  Pese a todo, es un hombre de palabra y su vida se encuentra igualmente unida a la de Cheng.

* Tomoko: El robot/androide que sirve a los trisolarianos, como enlace en la Tierra con los humanos.  Es una criatura misteriosa que nos da más de una sorpresa, algunas para aplaudir y otras…Mejor descúbranlo ustedes por sí mismos.

6. Lo que nos depara tras haber leído y gozado la Trilogía de los 3 Cuerpos.

    Muchas interrogantes quedan al leer esta fabulosa serie, que quién sabe si en algún momento la continuará Cixin Liu (que si lo hace sería doblemente plausible, considerando la manera de cómo la termina); puesto que hay muchas cosas entre medio que no nos contó, a lo largo de sus tres entregas.  Es así que para gran alegría de parte nuestra, un colega suyo y compatriota le “pidió permiso” para escribir una novela o spin-off, que completa algunos de los vacíos argumentales de la saga; algo que por supuesto entre yanquis y autores de Occidente sería realizado por encargo de las editoriales y previo negociado económico con el autor original.  El libro en cuestión se llama Redención del Tiempo de Baoshu (¡Harto raro nos parece el uso de un pseudónimo como este! ¿No?) y que se centra en el largo viaje que realiza Jian Tianming y lo que le sucede tras cumplir su misión.  Resulta que los hados nos han sido propicios y los mismos responsables de la Colección Nova ya lo sacaron a nuestra lengua.
    Por otra parte, tras el éxito entre los hispano parlantes, de la obra maestra de ya saben quién, los mismos editores de la prestigiosa colección de ciencia ficción en castellano, están pronto a sacar La Esfera Luminosa, del mismo autor que nos ha conquistado el corazón.  Se trata de una novela anterior a lo que ya les leímos, pues data de 2004 y cuyas premisas prometen tanto o más satisfacciones tras su lectura.  Es de esperar que sigan sacando más de este autor y al cual debemos estar más que atentos.
     Y para terminar… ¡Vaya que se extrañan las presentaciones e introducciones de Miguel Barceló en Nova! Me habría gustado leer el punto de vista de esta eminencia de la ciencia ficción, creador de los valiosos premios UPC españoles del género y director por años de esta misma colección, sobre Cixin Liu, su trilogía y los nuevos títulos que están sacando en la actualidad ¿Qué pasó con este gran señor de la ciencia ficción, que demostró a nivel universitario a los académicos y fanáticos, que el género no es algo para ser despreciado?


2 comentarios:

  1. Saludos Elwin, aquí murinus2009.

    Hace mucho que no me aparezco por aquí buen amigo, se me ha juntado mucho por leer.

    Increíble lectura la que reseñas aquí Elwin, no leí toda porque me falta la parte 2, de lo que alcance a leer da una idea de una obra epica, me recordó en algunos pasajes donde se pone de alcance cósmico a:
    El Hacedor de Estrellas,de:
    Olaf Stapledon.
    Queda apuntada esta trilogia en los pendientes.

    Por último
    Gracias Elwin por preguntar sobre mi en aquel blog archivosdelostracismo.blogspot
    Apenas hace unas horas vi y conteste tu mensaje.
    Conseguí una conexión casi inservible(por smartphone) que me dificulta todo, excepto investigar algunos canales de Youtube y perder el tiempo.
    Espero esté febrero de 2019 arreglar todo mas o menos a la normalidad.

    Gracias de nuevo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo, me alegra mucho volver a saber de ti, que tanto "silencio" tuyo me tenía muy preocupado (además, eres lejos el mayor "lector constante" que me queda, así que echaba de menos tus visitas también, puesto que hoy en día pocos son los que dejan sus palabras por acá, por lo que a veces me da la impresión de que ya ni me leen).
      Constantemente revisaba tu página a ver si actualizabas; de modo que ahora mismo me paso para allá.
      Como te habrás dado cuenta, he aprovechado de escribir harto estas largas vacaciones de verano, que aún me queda harto por descansar (hasta cuando estuve en la playa le dediqué su tiempo al blog, je). Que a veces en el año laboral me veo atosigado y no puedo escribir tanto como quisiera.
      Nos estamos leyendo y escribiendo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...