domingo, 18 de agosto de 2013

Crítica a la tercera temporada de “Juego de Tronos”.


     Tras el increíble final de la segunda temporada de la serie, el cual fue bastante fiel a la novela que la inspiró (Choque de Reyes, segunda entrega de la popular saga de fantasía épica para adultos Canción de Hielo y Fuego de George R. R. Martin), el público seguidor esperaba como nunca ver qué pasaría ahora con sus queridos personajes.  Así fue como en marzo de este año, se estrenó con bombos y platillos en HBO la ansiada tercera temporada, la que para muchos fue superior a las que le precedieron, en especial debido a su ritmo mucho más adrenalínico que en el caso de la temporada anterior y a la cual algunos la encontraron algo soporífera, salvo en sus dos últimos capítulos (idea de la cual no me sumo, pues a mi parecer el programa nunca ha perdido sus grandes atractivos, si bien cada año se va poniendo mejor).  Volviendo a la tercera temporada misma, ésta contó con 10 episodios igual que las otras, lo que aún sigue dejando con gusto a poco a los fanáticos y más en el caso de quienes también han leído los libros, de modo que echan de menos unos cuantos personajes y subtramas obviadas de la adaptación televisiva (si bien en todo caso es de suponer pase con las versiones para el cine o la televisión de alguna obra literaria, donde se deben ajustar algunos elementos para no extender más de la cuenta la duración y el presupuesto de la obra); no obstante como ya sucedió en los dos primeros años de la serie, los productores y guionistas nos regalaron con adiciones propias en la trama, siendo que en muchos momentos se mostraron sucesos no narrados en el texto original o que bien apenas se les mencionó en sus páginas o, quizás, que bien podrían formar parte del cuarto libro; así es como además se unificaron líneas argumentales para potenciar a los personajes ya conocidos o se buscaron otras alternativas para reducir costos, pero siempre manteniendo la idea principal de ciertos hechos de importancia para la saga.  Por otro lado, unos cuantos personajes y diálogos que fueron omitidos durante la segunda temporada, acá por fin fueron introducidos, puesto que en el caso de los personajes, su ausencia habría cambiado demasiado el transcurso de la historia.  En todo caso las decisiones tomadas a la hora de realizar los cambios pertinentes, fueron bastantes sabias y solo un conocedor de los libros logra identificar las modificaciones y omisiones; a su vez alguien lo suficientemente objetivo como para apreciar el trabajo de la adaptación televisiva, aun cuando sea lector fanático de las novelas, bien puede disfrutar el show sin tener que criticar negativamente tanta modificación.
    Considerando que la novela número 3 del ciclo en el que está basada Juego de Tronos, llamada Tormenta de Espadas, supera con creces las mil páginas, era evidente que si en realidad se deseaba serle fiel al material escrito independientemente de que hubiera cambios respectivos, en solo 10 episodios resultaría imposible mostrarlo/contarlo todo de una manera que honrara a la fuente original; de este modo o la duración de la temporada se extendía por sobre la cantidad de capítulos habituales, o bien estos superaban con creces su acostumbrado metraje (que en todo caso son mucho más largos que en las series habituales).  No obstante HBO quizás para alargar su exitoso programa, tomó la decisión de cortar más o menos en la mitad el grueso volumen y dramatizar solo hasta ese punto el libro; así es como la tercera temporada se extiende no más hasta cierta parte del texto original, dejando lo que para muchos es el más impresionante acontecimiento de Tormenta de Espadas, así como otros más de gran relevancia y que de seguro podrán ser apreciados el año que viene.  Respecto a lo anterior, habrá que ver si la cuarta temporada se encontrará dedicada no más a lo que resta del libro o contendrá elementos de Festín de Cuervos, la cuarta entrega de la saga (hasta cierto punto, puede entenderse la decisión de los creadores del programa, quienes ante el hecho de la larga espera que ha sido que Martin publique el sexto tomo y más aún el séptimo, siendo que estos son la fuente de la que se nutre el programa, bien pueden estar haciendo tiempo para que éste no alcance lo publicado, de modo que no suceda que queden sin material disponible).  Respecto a la iniciativa de dividir el tercer tomo a la hora de adaptarlo para la pantalla chica, ello tendrá con el tiempo sus repercusiones que bien pueden ser nefastas o no para la verosimilitud de los acontecimientos de la trama, puesto que no se debe olvidar que como expresiones artísticas, literatura y adaptaciones audiovisuales (cine y televisión), difieren en muchos aspectos…Así es como entre un libro y otro de Canción de Hielo y Fuego no pasan años, razón por la cual los personajes no crecen y/o envejecen con tanta rapidez; empero al contemplar con detalle la serie, se puede apreciar  que en el caso de los niños Bran y Arya sí se evidencia el paso del tiempo, al verlos bastante crecidos respecto a cuando comenzó la serie.
Como si no les bastara con la serie para explotar la saga de
Canción de Hielo y Fuego, no hace mucho comenzaron una versión en cómic.
     Los libros que adapta el popular programa de Juego de Tronos, se caracterizan entre otras cosas, por su uso de lenguaje soez y sus marcadas violencia y erotismo, que los hacen no ser la lectura recomendada para jóvenes y niños que gustan de historias épicas (pese a sus indiscutibles virtudes literarias).  Es así como la versión televisiva a la hora de acaparar mayormente la atención de la audiencia, aparte de querer ser fiel a las novelas en cuestión, no escatima en mostrar todo esto, si bien en general los productos televisivos de HBO por lo general son famosos por su corte “adulto”, no escaseando en ellos el sexo y la truculencia.  No obstante si se compara esta tercera temporada con las dos primeras, en lo que respecta al plano erótico, en esta ocasión igual llega a sorprender lo osada que se pone, al no solo abundar los desnudos femeninos (lo más habitual en todo caso si se quiere apelar a los “instintos sexuales” del público, por lo general masculino), si no que esta vez la ”democratización sexual” en la serie se puede observar al mostrar también varios representantes del género masculino desnudos o en situaciones bastante insinuantes (como por ejemplo mostrando su vello púbico), masturbaciones y hasta sexo gay (y no del típico lésbico, si no entre hombres) más que sugerido.
     Otro detalle que destaca en el programa y siendo más preciso en esta tercera temporada, es que muchas situaciones a su manera han sido suavizadas para no llegar a los extremos dramáticos que posee la novela; esto es con hechos concretos donde si bien el programa igual llega a ser crudo en gran parte (como ya se abordó en el párrafo anterior), algunas otras circunstancias la han mejorado para no “abusar” de la emotividad del público o, lo más seguro, atendiendo a meros intereses comerciales (lo que en este caso es más que comprensible, al hacer menos grotescos a algunos personajes): para concretizar dicha idea, esto se puede ver en el caso de Tyrion y hechos ligados a su persona, como lo son las consecuencias de la batalla contra las huestes de Stannis Baratheon en su figura y su relación con Sansa, como también con su amada; a su vez en las figuras del heroico caballero Dondarrion y su amigo y compañero Toros de Myr, se optó por “hermosearlos”, lo que de igual manera se hizo con el mismísimo Stannis al obviar su transformación entre un libro (y aquí temporada) y otro.
     Un personaje al que se potenció bastante en esta tercera temporada, fue a la interesante “Reina de las Espinas”, la matriarca de la Casa Tyrell, y la que si bien en el tercer tomo de la saga llegó a destacar, no apareció tanto como se hubiese querido; sin embargo en el programa ésta brilló y como bien se augura, tendrá vital relevancia en la adaptación televisiva.  Este hecho de potenciar a un personaje secundario, ya sucedió a partir de la segunda temporada, con el caso de la prostituta que en la serie resulta ser la enamorada de Tyrion.  Dentro de esto, se puede agradecer que hayan vuelto a ocupar a la carismática mujer salvaje Osha, la cual no sale en todo el transcurso del volumen 3.
     Considerando el aumento de la intensidad dramática que alcanza a tener la saga en este punto con Tormenta de Espadas y lo mostrado durante este año en la serie, sería ingrato no reconocer la gran labor de los guionistas y actores a la hora de escenificar algunos de los momentos claves del libro; todo ello logrando llegar hasta la sublimidad al representar con una belleza tal y efecto, pasajes tales como muchos de los dedicados a Daenerys, las aventuras por separado de Arya y Jon, como por igual con lo ocurrido con Jaime junto a Brienne; mención aparte merece todo lo concerniente a la llamada “Boda Roja”, uno de los puntos más altos de este tercer año.  Si en la primera temporada no se mostró en pantalla la muerte de uno de los personajes principales, siendo además éste uno de los más amados por el público, si no que se vio todo “desde lejos”, acá se puede apreciar en un primer plano impactante el fallecimiento de otro gran personaje (sobresaliendo en todo caso el desempeño actoral de quien tiene a su haber dicho papel).  Por ende, resulta difícil no llegar a emocionarse hasta las lágrimas ante tanta escena memorable dentro de la temporada.

    Por último, considerando que en el transcurso de esta serie se conocen nuevos lugares, como a su vez otros han cambiado a su manera (entiéndase en concreto el caso de Invernalia), la hermosa presentación de los créditos iniciales del programa tuvo sus nuevas modificaciones, destacando la representación de las ciudades visitadas por Daenerys.

Original poster oficial de la tercera temporada.

6 comentarios:

  1. Hola!
    Con respecto a que pasará con la daptación de los libros en la cuarta temporada está confirmado que adelantaran parte de la trama de Festin, y en la quinta será Festin y Danza. Hay que sumarle tambien a la espera de Vientos, el proximo libro, el plazo standar que duran las series de HBO, que es de 7 años (una serie exitosa, por supuesto).
    Yo sinceramente esperaba que esta temporada fuera mucho mas diferente al libro, como los productores mismos prometieron, pero no noté cambios trascendentes en este aspecto. Supuse por eso que la cuarta entonces contendrá esta mayor cantidad de cambios, pero segun rumores parece que no serán tampoco excesivos. Es decir, no será otra True Blood. Y eso se nota por la forma en que apremian a Martin para escribir mas rápido.
    A mi me parece bastante acertado usar personajes como comodín, para evitarse tener que castear a mas actores(la plata escacea por lo que he escuchado), Gendry es un excelente ejemplo, aunque ha dejado a muchos fanaticos sin saber por donde tomarle el hilo jaja.
    Uno de los principales efectos de la adaptación es la transformación de los personajes, que tarde o temprano terminan siendo diferentes a los que les dieron origen. Uno no tiene mas remedio que aceptarlo, pero me molestó particularmente el tratamiento que tuvieron Loras, Sansa, Cat, Brienne y Cersei en parte, y Sam.
    Loras, este Loras, no es el mismo de libro, no lo fue desde la primera temporada. Pero el personaje creado se nos presentó como un muchaco inteligente, ambicioso y habil en el juego. Ademas de estar genuinamente enamorado de Renly. Por qué el Loras de la tercera temporada es tan diferente? Por qué ha sido reducido a un florero? Sin mencionar que para retratarlo se recurré a viejos cliches sobre la homosexualidad, que se supone, habíanse sorteado con mucha inteligencia en las dos entregas anteriores. Fue para potenciar la figura de su hermana y de su abuela?
    Sansa tuvo un estancamiento esta temporada, me atrevería a decir que sufrió una reversión, y esto también pasó con Sam, de pronto adquirieron los defectos que poseen sus homólogos en los libros, pero de cierta manera mas potenciados, dado que estas mismas características habían sido obviadas por la serie en un principio. Esto hace que sus personajes queden en una molesta indefinición.
    Cat perdió mucho protagonismo, a medida que creció el de su hijo, claro que esto era para potenciar el efecto emotivo del noveno capitulo, pero era necesario entonces el monologo sobre la viruela de Jon? Era lo mas importante que tenía que decir uno de los personajes femeninos protagónicos de la serie y la saga?
    Brienne también sufrió una especie de silenciamiento, aunque dado que carece de Pov en Tormenta, se puede decir que no altera demasiado su personalidad reservada, pero era necesario que en su dialogo se incluyeran frases misóginas que de verdad NADA tienen que ver con el personaje y lo desvirtúan totalmente?
    Cersei en la serie es mucho mas humana que en los libros, lo que me encanta, y mas porque tiene tremenda actriz como Lena, pero no es quitarle protagonismo el culpar a su hijo por crímenes que se cree ella cometió? Y mas que nada el hacerla ver como una ama de casa desvalida? Esa no es Cersei, no es la del libro, y no es la misma de Aguasnegras.
    Se dice también que Tyrion ha sufrido un blanqueamiento excesivo, pero al parecer es la táctica de los productores para que sea mas dramático el giro de los acontecimientos, como pasó con Jaime, con Arya, y como seguramente pasará con Cersei. Entretenida esta tercera temporada, pero no creo que alcance la primera, realmente =)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Damablanca, por tu siempre genial comentario, que como es de costumbre resulta un gran aporte a lo que escribo. Por lo que puedo leer entre líneas en lo que afirmas, no te gustó mucho esta temporada (bueno, algo me habías dicho al respecto en tu comentario sobre mi crítica a "Tormenta de Espadas"). La verdad es que a diferencia tuya, mis recuerdos de los libros no son tan precisos como los tuyos, razón por la cual los cambios hechos con los personajes no me resultan tan disruptivos. A ver si pronto adquiero las dos novelas que me faltan, mira que casi desespero por saber qué pasará luego del increíble desenlace del tercer tomo. De seguro te diste cuenta que hice lo posible por abordar la temporada en numerosas aristas, sin caer en los spoilers (espero haber conseguido mi propósito).

    ResponderEliminar
  3. Yo hace poco terminé de leer Tormenta de Espadas (una maravilla, por cierto) y tan solo puedo decirte que lo que ocurre en la cuarta temporada (segunda parte del libro) te dejará sin palabras. Es la cosa más inverosímil y a la vez deseada que ha podido pasar jamás, yo me puse a gritar y todo. No te digo nada más por no decirte spoilers.
    Algo sí, en Festín de Cuervos no aparecerá Daenerys, me refiero a que no se narrará nada acerca de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, creo que no aguantaré las ganas y me compraré para Navidad "Festín de Cuervos", pues en lo que espero me lo regale mi hermana, George R. R. Martin termina de una vez la saga.

      Eliminar
    2. Bueno, conociendo a George a lo mejor se muere a posta para dejarnos la saga inacabada... Nah, poco probable.
      Aún y así, investigando en internet (por investigar me refiero a buscar en Wikipedia) he podido ver que ya están todos los títulos de los libros, que en total son siete. Están, Juego de Tronos, Choque de Reyes, Tormenta de Espadas, Festín de Cuervos, Danza de Dragones, Vientos de invierno y el último, A Dream of Spring.
      No sé si ya sabías esto, pero me ha parecido interesante compartirlo.

      Eliminar
  4. Gracias, una vez más, María por compartor conmigo tu información. Por cierto, quuiero recomendarte una espectacular saga de fantasía de la cula hace poco me leí el primer tomo y pronto pretendo escribir una critica para subir pronto acá: "El Imperio Final" de Brandon Sanderson (la verdad es que hay tanta saga de fantasía que feliz te invito a disfrutar, como "Crónica del Asesino de Reyes", "Alvin Macker" y "La Torre Oscura"). Estoy con ansias por ver cómo en la cuarta temporada de GOT (o JDT, españolizada) adaptan la segunda parte de "Tormenta de Espadas" que quedó tan impresionante.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...