miércoles, 14 de agosto de 2013

Crítica a novena temporada de "Los Expedientes-X"


   Emitida originalmente entre el 11 de noviembre de 2001 y el 19 de mayo de 2002, contó con 20 capítulos.   Esta temporada y la anterior provocan opiniones contrarias entre los seguidores del programa, habiendo quienes consideran que éste mejoró con los nuevos giros argumentales (la salida de Fox Mulder, la maternidad de Scully, los supersoldados, entre otros) y con la incorporación de los nuevos personajes; mientras que otros, lo más puristas, quienes pensaban que la serie solo se justificaba si estaba la dupla completa de Mulder/Scully, vieron a estas dos últimas temporadas como el debacle de show, perdiendo calidad sus episodios desde el punto de sus guiones (de lo que en mi caso particular no estoy de acuerdo).
    En esta temporada final tal como ya se había previsto, David Duchovny firmó solo para aparecer en los dos últimos capítulos, los que correspondieron a una sola historia dividida en dos partes.  El resto, tuvo en el protagonismo a Scully, acompañada  por los agentes Dogget y Reyes, si bien debido a los cambios en los créditos iniciales, se suponía que también Skinner venía a ser un personaje principal (sin embargo, contra lo esperado, el personaje a lo más salió en la mitad de la temporada).  Considerando que ahora Monica Reyes y Walter Skinner se convirtieron en personajes estables, la clásica presentación del programa cambió aún mucho más que lo sucedido en la temporada anterior.
    Otro personaje nuevo que tuvo gran relevancia durante esta temporada, fue el Director Adjunto del FBI Brad Follmer, interpretado por Cary Elwes; a su vez el ya conocido personaje del Director Adjunto Alvin Kersh, tomó como nunca aquí mayor importancia  Por último, el supuesto amigo de John Dogget, el recio Knowle Rohrer (Adam Baldwin), ya aparecido anteriormente, vuelve a la serie en repetidas ocasiones.
    Otro elemento caracterizador durante esta última parte, va a ser que el humor regresa como parte esencial de muchos de los guiones, lo que igual va a contrastar con el tono intensamente dramático de muchos episodios y que en verdad llegan a ser capaces de emocionar hasta las lágrimas a más de un espectador.
    Considerando que la pareja conformada por John Dogget y Monica Reyes eran quienes ahora tenían a su cargo los Expedientes-X, mientras que Dana estaba dedicada a otras labores más orientadas a la medicina, como a cuidar a su hijo (razón por la cual solo trabajaba de consultora para sus amigos), la serie se fue orientando a la idea de potenciar a estos dos para pasar de una vez al relevo total, una vez que se diera el visto bueno para un nuevo año (ahora ya sin Scully); no obstante debido a la disminución de la audiencia, el programa tuvo que ser rematado dejando la curiosidad de cómo habría sido la serie sin sus protagonistas originales.
      Los episodios que comprenden la novena y última temporada son:

      Nothing Important Happened Today I (Nada Importante pasó Hoy I): Tras haberse quedado a cargo Reyes y Dogget de los Expedientes-X, Scully tenido a su bebé y Kersh puesto en investigación por sus supuestos actos delictivos, Mulder decide desaparecer, de modo que nadie (ni siquiera Dana) sepa su paradero.  Es entonces cuando aparece una misteriosa mujer que posee una gran fuerza y capacidad para regenerarse y quien al parecer esconde un gran secreto ligado al tema de la confabulación extraterrestre (aquí a cargo de la preciosa y talentosa actriz Lucy Lawless, quien se hizo famosa en el papel de Xena la Princesa Guerrera, de la serie del mismo nombre y que luego en Spartacus maravilló a todo el mundo con un papel completamente diferente y mostrando sin tapujos su divina desnudez).
      Nothing Important Happened Today II (Nada Importante pasó Hoy II): La mujer misteriosa aparecida en la primera parte, resulta ser alguien del pasado de Dogget y accede a llevar a éste y a sus compañeras hasta un buque en el cual se realizan espantosos experimentos; una vez en dicho lugar, los protagonistas descubren nuevas aristas de la confabulación.  El principio de temporada resulta ser bastante prometedor, lleno de acción e intriga y debe su nombre a una famosa frase histórica del rey Jorge de Inglaterra, al haberla escrito en su diario personal el día de la independencia de los EE.UU.
     Daemonicus: Nuevo capítulo independiente en torno al tema satánico, fiel heredero de lo mejor de la llorada y extinta serie hermana Millenium.  Varias muertes violentas llevan a los personajes hasta un aterrador hombre, quien resulta ser algo más que un simple asesino.  El artista invitado en este caso es James Remar, actor de televisión y cine con una gran carrera y hoy en día haciendo el papel del padre del carismático asesino en serie con código de honor Dexter, de la serie homónima.
    4-D: Sin duda uno de los mejores episodios de la temporada, tratando por primera y única vez en el programa, el tema de los universos alternativos y/o paralelos (también conocidos como realidades paralelas); de ahí el nombre del capítulo que hace referencia a una supuesta cuarta dimensión (en contraposición con el habitual 3-D).  Un asesino posee la capacidad para pasar de una dimensión a otra y es así como tras su persecución traspasa el umbral John Dogget, quien resulta herido de gravedad; luego la Monica Reyes de la realidad habitual de la serie, descubre la verdad respecto a los saltos entre una dimensión y otra y hace lo posible por reestablecer la normalidad.  El destino dado al John Dogget “alternativo” en este capítulo, resulta ser bastante dramático, siendo un personaje que para ser tan “reciente” ya ha conseguido sus propios seguidores.  La famosa frase representativa de la serie The Truth is Out There (La Verdad está ahí Afuera) es cambiada en este caso en los créditos iniciales por erehT tuO si hturT ehT, o sea, la misma, pero al revés y con lo que recalca la idea de algo parecido a lo habitual, pero aún así distinto.
Knowle Rohrer.

    Lord of the Flies (Señor de las Moscas): Tal y como nos tiene acostumbrados el programa, el nombre del capítulo es otra referencia intertextual, en este caso a la famosa novela de William Golding The Lord of the Flies, aunque en este caso su título resulta mucho más explícito que en el simbolismo de la novela de Golding.  La historia cuenta las vicisitudes de un joven adolescente que se siente un “bicho raro” (situación típica de esta etapa de la vida) y que como desadaptado que es, descubre que su condición va más allá de los cambios hormonales típicos de su edad.  Capítulo de monstruos memorable y el primero de la temporada con humor.
      Trust N° 1 (No Confíes en Nadie): Capítulo de la “mitología” lleno de mucho suspenso.  Un misterioso hombre contacta a Scully, supuestamente porque es alguien que se mantiene en comunicación con Mulder; no obstante todo resulta ser un engaño más.  En el clímax del episodio, los protagonistas descubren por accidente cómo neutralizar a los peligrosos supersoldados.  El actor invitado en esta ocasión es nada menos que Terry O´ Quinn, quien ya antes había hecho dos papeles diferentes en la serie durante la segunda temporada y en la primera película (y luego como uno de los protagonistas de la otra serie de Chris Carter, Millenium); lo más curioso de todas estas veces en que dicho gran actor trabajó junto a su amigo Carter, fue que aunque siempre interpretó distintos papeles, siempre salió con la misma imagen (calvo y con bigotes).
     John Doe: Nombre que le dan en USA a los individuos cuya identidad es desconocida (por lo general cadáveres); en este caso el título del capítulo cumple la doble intención de jugar con el nombre de John Dogget y la situación que aquí le toca vivir al perder la memoria.  Este episodio tan entretenido, se encuentra ambientado en México (verosímilmente recreado por los productores, aun cuando fue hecho en Gringolandia).  A su vez esta historia juega con el tema de las mafias mexicanas, mezclado con la rica tradición folclórica y sobrenatural de ese atractivo país; también el capítulo nos permite conocer algo más sobre el carismático personaje de Monica Reyes.  Gran parte del capítulo se encuentra hablado en español (como ya sucedió con El Mundo Gira, gran historia de la cuarta temporada); a su vez para los exteriores se usó una fotografía similar a la de los segmentos transcurridos también en México, en la película Traffic, lo que en todo caso se hizo de adrede para acentuar el clima soporífero de la región y representar el tormento por el que pasan los personajes (mucha luz, derivada supuestamente de un sol inclemente).
    Hellbound: Otro alcance intertextual de la serie, en este caso a una famosa película de terror de los ochenta (Hellraiser II: Hellbound), puesto que en ambas historias se muestra a gente despellejada, siendo además este capítulo bastante sangriento al igual que el filme citado.  Este capítulo es a su vez el tercero en la serie en abordar el tema de las reencarnaciones, luego de la primera y cuarta temporadas, todo mezclado con otro tema que ya llega a ser una constante en el programa: la venganza. A su vez nos muestra otra interesante faceta de Monica Reyes.
     Provenance (Procedencia): Primera parte de un capítulo doble de la mitología.  Aquí vemos cómo cuando una nave extraterrestre cae, varios sujetos andan detrás de sus secretos; mientras tanto un extraño hombre que al parecer es mucho más de lo que aparenta, se involucra y a su vez Scully junto al resto se sienten obviados por el resto del FBI, que los ha mantenido al margen de las investigaciones (lo que los hace sospechar otra vez acerca de sus verdaderas intenciones).
     Providence (Providencia): Continuación y culminación de la historia comenzada en el episodio anterior.  Las cosas se complican para Scully cuando su bebé es raptado por una secta que adora a los extraterrestres y de la cual su líder parece guardar más de un secreto.
     Audrey Pauley: Monica sufre un accidente automovilístico que la deja en coma y al borde de la muerte; no obstante poco después de encontrarse en ese estado, despierta en el mismo hospital donde estaba en observación; sin embargo apenas se dedica a deambular por el lugar, se da cuenta que está casi vacío, con excepción de otros dos pacientes, quienes apenas tienen idea de lo que está pasando. Es entonces que la agente se encuentra con una tímida mujer y todo le hace ver que ella es la respuesta para salir de su aprieto.  Mientras tanto, sus amigos buscan por sus propios medios cómo recuperarla.  En el capítulo aparece Tracey Ellis, quien interpretó otro emotivo papel en El Calabozo, un inolvidable episodio de la tercera temporada.
     Underneath (Debajo): El capítulo comienza mostrándonos la escena del crimen de un espantoso caso de asesinato múltiple, en el cual le tocó trabajar a John Dogget cuando era policía; muchos años después el hombre que fue acusado del crimen es liberado por falta de pruebas, no obstante Dogget no cree en su inocencia, pese a que Reyes y Scully no están de acuerdo con él; durante la investigación se descubren impresionantes datos que escapan a cualquier caso visto anteriormente.
     Improbable: Verdadero capítulo de antología, el cual a su vez posee bastante humor y cuenta nada menos que con Burt Reynolds como actor invitado (famoso actor de cine, quien con sus bigotes y varonil figura fue todo un galán de antaño, hoy en día padre de Ryan Reynolds, el cual ha heredado de él su connotación de ícono sexual masculino).  Además fue escrito y dirigido por el propio Chris Carter.  Este curioso episodio muestra cómo unos horrendos asesinatos de tipo misógino, deben ser resueltos de forma poco ortodoxa (a través de la numerología).
     Scary Monsters (Monstruos de miedo): Un niño es acosado por unas criaturas monstruosas y nuestros agentes del FBI favoritos tratan de ayudarlo, no obstante lo que encontrarán en su casa supera cualquier cosa que hayan imaginado.  Otro capítulo con humor, donde además reaparece la simpática agente principiante introducida en el memorable episodio Alone, de la temporada anterior.  El remate de esta historia resulta ser bastante irónico, burlándose del control de la televisión del público infantil.
     Jump the Shark (Salta el Tiburón): Con este capítulo comienza una seguidilla de capítulos bastante emotivos y dramáticos, pese a que en este caso preciso también abunda el humor.  Un grupo terrorista desarrolla una terrible arma biológica y solo los Pistoleros Solitarios, junto a sus dos antiguos socios con los que se les vio en su desastrosa serie The Lone Gun Men  pueden salvar la situación (la que fue todo un fracaso, pese a las grandes expectativas que se le tenía, durando solo una temporada).  Último capítulo donde aparece el queridísimo trío de teóricos de la conspiración.  El clímax y final del episodio, resultan en realidad inolvidables.
     William: Gira en torno al bebé hijo de Scully y Mulder, comenzando el episodio con una introducción en la cual se le ve en una inesperada circunstancia, para luego a través de un racconto mostrarnos cómo se llegó a tal situación.  El capítulo a su vez expone como nunca la faceta más heroica de Scully, quien acá debe tomar duras decisiones a la hora de proteger a su hijo.  Todo se gatilla cuando llega un hombre espantosamente desfigurado y todo indica que es nada menos que Mulder; al final su verdadera identidad e intenciones superan cualquier teoría.  Este capítulo fue el tercero de la serie dirigido por el propio David Duchovny y también coescrito por él, siendo el mejor de la trilogía que hizo.
     Release (Liberación): Un estudiante del FBI demuestra tener habilidades especiales para descubrir la identidad de asesinos seriales, el cual luego afirma poder ayudar a Dogget, para saber de una vez quién fue el responsable del rapto y la muerte de su hijo; no obstante este especial informante esconde unos cuantos secretos sobre sí mismo.  A su vez el personaje de Brad Follmer se ve involucrado en todos estos acontecimientos, de tal modo, que bien podría estar involucrado en el fallecimiento del pequeño.
     Sunshine Days (Días de Sol): El esperado capítulo n° 200 del programa (cifra respetable considerando la cantidad de episodios a los que llegan por lo general las series en USA, que por lo general no logran  tantas temporadas en el aire, ni menos esa cantidad de episodios).   En esta ocasión aparte de la numeración señalada, fue además el último caso autoconclusivo antes del gran final del programa; a su vez era la prueba fehaciente que podía reivindicar de una vez por todos los años de trabajo en los “vilipendiados” Expedientes-X, en el FBI…hasta su dramático final.   Todo tiene que ver con un hombre que posee la capacidad de modificar la realidad a su alrededor, provocando contra su voluntad unas cuantas muertes (el actor que interpreta al personaje resulta ser nada menos que Michael Emerson, quien luego cobraría fama con la serie Lost y al que hoy en día se le ve de protagónico en Persons of Interest).  Este episodio posee a su vez humor y un aire de melancolía, que en todo caso dejan un mensaje positivo antes del dramático desenlace del programa; por otro lado, en contraposición con lo visto en el irónico final de Scary Monsters, esta historia se permite hacerle un homenaje a lo mejor de la televisión, en cuanto a su capacidad para proyectar los sueños de la gente.

     The Truth I & II (La Verdad I & II): Este sorprendente  final de un programa de culto como al que se han dedicado estas críticas, comienza con nada menos que Fox Mulder, quien resulta ser el verdadero protagonista de este capítulo doble; es así cómo esta impactante historia empieza con Fox, ingresando “ilegalmente” a un recinto científico militar secreto, donde es capturado.  Como consecuencia de lo anterior, es sometido a un juicio, por lo cual si es declarado culpable, será ejecutado y por esa razón sus amigos harán todo lo posible por salvarlo del castigo.  En el transcurso de este capítulo (que bien puede ser considerado de larga duración, según se haya visto en una parte o en dos), se muestran a manera de flashbacks varios momentos importantes de las nueve temporadas, así como a Mulder se le “aparecen” varios personajes emblemáticos, quienes ya estaban muertos al suceder los acontecimientos de esta historia.  La serie en realidad termina de forma memorable, si bien  se puede lamentar que al devolver a Fox en el centro del protagonismo, le quitaran relevancia a los nuevos personajes de Dogget y Reyes, quienes ya se habían ganado su espacio respectivo.  Como muchos episodios del programa y de esta temporada, éste fue escrito por su creador, Chris Carter, quien “abrió y cerró”  la serie, pero al igual que en el piloto, dejó a otra persona a cargo de la dirección. A su vez reaparece un importante personaje que se supone llevaba temporadas fallecido.  Por último, acá se da la fecha definitiva de la invasión extraterrestre, la cual resulta corresponder con una considerada ya de dominio público y que en su momento causó bastante revuelo (adivinen cuál es).

Director Adjunto del FBI Brad Follmer.

6 comentarios:

  1. pues la mera neta solo los capitulos de la conspiracion hasta la temporada 7 creo que me parecen muy buenos,,y algunos que otros de los demas temas,,me parece que cerraron los misterios y acabaron con los personajes de una manera muy burda,,ademas los ultimos episodios muestran un adelanto de lo que seria csi miami,,jaja,,,muy malos con la agente reyes y el agente dugget,,su pesonalidad ni al caso,,ademas de terminar volviendose una novela. recuerdo que termine viendo los ultimos episodios muy a fuerzas, todos los dialogos y "misterios" son una clara muestra de que se les habia secado el coco,,,creo que toda la serie en conjunto esta sobrevalorada,,y tiene demasiados capitulos de relleno(ni al caso su existencia),, si talves las temporadas las hubieran creado con solo la conspiracion y uno que otro capitulo decente se humor y misterios estupidos sin razon, hubiese estado mucho mejor. y ahi si hubiese sido de culto total,,como una especie de joyita

    ResponderEliminar
  2. Qué alegría encontrarme con un nuevo lector por acá...¿Y creo que desde la bella tierra azteca, no? Bueno, ambos diferimos en cuanto a la opinión sobre esta "polémica" temporada o dos últimas temporadas; no obstante como dice el dicho "En gustos no hay nada escrito" (¿Lo usan allá en tu país?).

    ResponderEliminar
  3. Ubieran podido continuar la serie con Jhon y Monica demostraron que tenían talento.
    Por cierto sabes si an sacado mas libros sobre la serie?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Miguel, por pasarte por acá y además seguir este blog honrándome con tus comentarios. Respecto a lo que dices, estoy por completo de acuerdo, ya que ambos eran grandes personajes y tenían mucho potencial; ahora bien, ignoro si luego de esta temporada siguieron apareciendo novelas sobre la serie, pero lo que sí tengo claro es que los cómics sobre la serie se siguen editando (incluso hay un crossover con "30 Días de Noche").

      Eliminar
  4. Estoy viendo otra vez la serie...no he visto temp 9sin Mulder...soy lo q llamàs purista y consisero q la lôgica debe profundizar el vinculo y circunstancias d Mulder y Scully....para cambiar psicologia d la serie puede hacerce X files 2...o variar todo...Mulder tiene una ironia deduccion ternura unicas en su trabajo lo q contrasta con su ascetismo y frialdad sexual a veces cinica con Scully...el humor q se genera entre ellos es magico...no hubiese variado esta dinamica...sino la hubiese profundizado psicologicamente mas...miy bien blog..felicitaciones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me hace muy feliz encontrarme con una nueva lectora y más si me deja un comentario tan interesante como el tuyo. Pues respecto a lo que dices, te recomiendo mucho esta temporada, que tiene episodios memorables y entre ellos el regreso de Fox al final. En cuanto a la contraposición de personalidades entre el mismo Fox y Scully, me gustó mucho cómo dieron vuelta los papeles con Mónica y John.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...