jueves, 10 de marzo de 2016

De lo mejorcito de Stephen King (segunda parte).


      Tras mi análisis personal del libro El Resplandor (que puedes leer haciendo click en este enlace), ahora me toca tratar con otro aspecto de esta misma obra...

Las adaptaciones de la novela.

1- La película:

     El consagrado director de cine inglés Stanley Kubrick, llevaba buen tiempo deseando realizar un filme de terror, tras haber incursionado exitosamente en la ciencia ficción por partida doble con Odisea 2001 (1968) y La Naranja Mecánica (1971).  Fue así como se encontró con la posibilidad de llevar al celuloide la adaptación de un libro de King, quien por aquellos años ya había acaparado la atención como escritor y más aún luego de la exitosa versión cinematográfica que hizo de su novela Carrie Brian de Palma en 1976.  Pues teniendo en cuenta su perfeccionismo y particular forma de realizar sus cinta (que incluían una obsesiva tendencia por repetir una y otra vez la misma escena antes de darle el visto bueno y crear nuevas técnicas de filmación para dar rienda suelta a sus ideas novedosas en aquellos años), Kubrick llegó a realizar no solo una de los mejores largometrajes sobre una obra de nuestro querido escritor, sino que en la historia del séptimo arte.   
      Pese al esmero con el que este artista hizo uno de sus filmes más célebres, a Stephen King no le gustó mucho la verdad y desde un principio hubo diferencias de opinión entre uno y otro, a tal punto que el escritor prácticamente se desentendió de la que también sería considerada una de las más grandes películas de miedo.  El malestar de King radicó no solo por el hecho de que Kubrick y Diane Johnson, quien coescribió con el primero la adaptación (y que además consideraba una obra menor el libro, despreciando a su propio autor), cambió varios puntos  fundamentales del argumento de su libro, sino que además se alejó del punto de vista espiritual del cual estaba tan orgulloso el novelista.  No obstante por mucho que la versión cinematográfica de El Resplandor, sea la visión personal de Kubrick del texto homónimo, en varios sentidos logra reflejar la atmósfera opresiva y claustrofóbica de sus páginas. Además desde su primera escena, con la cámara enfocada a metros de distancia mostrando desde arriba el auto de los Torrance a través de las montañas y en dirección al Hotel Overlook, su director deja  clara la monstruosidad (pese a su belleza) de la naturaleza, que luego también sería un enemigo más de esa familia aislándolos.  La verdad es que varias son las imágenes de pesadilla con las que Kubrick recrea el libro, muchas de ellas de su propia autoría y que hoy en día están entre los momentos íconos del cine: por ejemplo, resulta imposible olvidar a las dos gemelas asesinadas que aparecen en varias partes de su extenso metraje, lo mismo que sucede con la marea de sangre que se ve salir de los ascensores, ambas representaciones de la muerte que se les avecina a los protagonistas. Cada escena de esta aplaudida adaptación es una verdadera pintura preciosista, donde los colores y el decorado (ya sea en los interiores como en los exteriores) expresan aún en su hermosura, el destino fatídico de sus personajes.
     Dentro del trabajo relacionado con la dirección de arte, destaca el uso de un verdadero hotel para llevar a cabo esta producción.  El magnífico edificio en el que fue rodado El Resplandor se presenta tan vasto, con tantos escenarios dentro de él mismo, que la malignidad del lugar se hace aún más evidente, ya que se transforma en un gargantuesco monstruo que se ha devorado vivos a los personajes y los martiriza manteniéndolos en sus entrañas.
     Otro punto destacable a la hora de apreciar este filme, viene a ser la banda sonora hecha por Wendy Carlos, que ya desde los primeros segundos nos deja en evidencia de que se trata de una historia de terror.  Si bien su música no puede ser considerada como “hermosa”, está concebida adrede así, siniestra, majestuosa y cacofónica según la ocasión lo amerite, para mantenernos tensos y darnos a conocer que en ningún momento se está a salvo en el Overlook.
     Si el escrito original de Stephen King centró gran parte de su argumento en el punto de vista del niño Danny, quien primero percibe la maldad del Overlook y luego experimenta el proceso de la corrupción por la que pasa su querido padre e influenciado por la maldad que habita en el hotel, Kubrick opta por trabajar con el horror de los adultos, especialmente desde la figura del patriarca Jack Torrance.  Interpretado por un magnífico Jack Nicholson, que no deja de gesticular y hablar como todo un demente en la cinta (quien luego se convertiría en todo un experto interpretando papeles de sujetos desequilibrados y violentos), el progenitor de esta versión es un hombre detestable desde el principio, ya que incluso desde antes de caer bajo la sombra del mal sobrenatural, queda claro que se trata de un individuo machista y poco cariñoso; de este modo en ningún momento el tipo despierta empatía por parte del espectador, a diferencia de su símil literario, que sí se presenta mucho más humano a los ojos del lector.  Y sin embargo este Jack resulta mucho más aterrador, porque el largometraje lo convierte en un ser de carne y hueso, más que la víctima de posesión que viene a ser el personaje de la novela, puesto que sin duda viene a identificar a todo alcohólico y drogadicto de la vida real, quien tortura una y otra vez a los suyos con sus bajezas.
Las aterradoras gemelas asesinadas del filme.
     Luego nos encontramos con el caso de la Wendy Torrance visionada por Kubrick y su compañera en el guión: Pues esta también difiere de la mujer que llegamos a conocer aquellos que hemos leído el libro, ya que lo realizado por Shelley Duvall como Wendy Torrance, fue encarnar a la típica cónyuge de un marido abusivo y que debe cargar en silencio con sus infamias.  La violencia implícita y explícita de este matrimonio maldito es sobrecogedora y ejemplifica el verdadero horror que existe, el cual lamentablemente podemos encontrar en nuestra cotidianeidad.  No obstante esta Wendy que nos provoca compasión se dignifica sin dudas, por el inmenso amor protector que demuestra hacia su unigénito, ya que a ella sí le sobra delicadeza y dulzura, a diferencia del Jack aquí mostrado. 
     Volviendo a Danny, pues su papel en el filme es mucho más pasivo a diferencia de cómo sucede en el libro (quizás por la imposibilidad, en aquellos años, de hacer que un niño pequeño cargue con el peso dramático que significa dicho rol), ya que sus diálogos son escasos y su participación en los eventos se limita mayormente a entrar en trance debido al mal que percibe.  No obstante el chico posee sus buenos momentos, como sus encuentros con las gemelas asesinadas y todas las veces en que la palabra Redrum se encuentra implicada (lejos algunas de las escenas más emblemáticas de la cinta).  La actuación del pequeño actor a cargo del personaje resulta bastante convincente, de modo que ello ayuda a completar el cuadro pavoroso que se representa en El Resplandor.   Siguiendo con la caracterización de Danny en la película, resulta bastante inteligente el modo con el que abordaron su forma de comunicarse con Tony, el “amigo imaginario” del muchacho, la que si bien varió algo respecto a cómo sucede en la novela, fue bastante ingeniosa y se hizo verosímil para el desarrollo del argumento.
    Para un lector acérrimo de King y además que se precie de tenerle especial cariño a su tercer libro publicado (¡No me vayan a salir con que no saben de cuál se trata!), dentro de todos los cambios y omisiones por parte de Kubrick al texto que lo inspiró a realizar su filme, puede existir un detalle que podría considerarse como su verdadera “metida de pata” al respecto.  Esto tiene que ver con lo que hizo con el personaje de Dick Halloran.  Pues en el libro resulta fundamental la relación entre este hombre y Danny, para el desarrollo de los acontecimientos, pues en la amistad que se crea entre ambos, radica justamente la mayor esperanza de los Torrance para sobrevivir a la amenaza que se les cierne.  Es así como siguiendo la línea de un Danny introvertido, este en la cinta no se muestra muy elocuente que digamos con Dick y por esa razón la importante conversación en secreto entre los dos que sella su fraternidad con el hombre mayor, carece de la suficiente intensidad como para que luego se justifique que Halloran acuda en ayuda suya ,enfrentando todos los peligros que ello significa (el clima, el mismo hotel y el padre de su nuevo compañero).  Luego cuando por fin logra llegar al Overlook, Kubrick “resuelve” casi de manera ridícula el destino del personaje, explicándose su presencia ahí solo para darle otro tipo de recurso a la familia, con el cual poder salir vivos del lugar.
     Stephen King acostumbra ilustrar el clímax de muchas de sus obras con una batalla épica entre el bien y el mal, de tal manera que los elementos naturales se unen a la contienda para, por un lado, complicar a los héroes y hacerles todo más difícil; como también, por otro, representar la significancia de la contienda que está narrando.  Es así como se pueden nombrar dentro de sus libros que implican estos recursos estilísticos, su por igual famosa novela It, con una lluvia casi de connotaciones bíblicas (que significó toda una inundación en Derry, la ciudad donde ocurren los acontecimientos), la mismísima neblina mortal que rodea a los pocos sobrevivientes de La Niebla, la tormenta eléctrica en la que se resuelven los conflictos del protagonista en su más reciente Revival y la devastación natural a la que se enfrentan sus personajes en la miniserie televisiva La Tormenta del Siglo (por completo escrita por él especialmente para este formato).  Pues en el caso de la adaptación fílmica de El Resplandor, su director bien logró usar esta idea, creando una sensación glacial tal en la audiencia, que resulta imposible no sentirse expuesto al frío casi polar al que se ven expuestos los personajes.  Puesto que cuando los Torrance y Dick hacia el final de la película deben salir a la intemperie, el blanco mortal de la nieve y la nubosidad que los acosa en medio de esos desolados parajes, hace pensar que bien pocas posibilidades hay de salir victoriosos.  Por ende, la maestría de Kubrick para filmar todo esto, con una verdadera belleza mortal en el paisaje, se convierte en otra señal de su talento para hacer realidad muchas de las pesadillas contenidas en la novela de Stephen King.
     La película ha dado tanto que hablar con el paso del tiempo, que incluso inspiró un documental en el año de 2012 llamado Habitación 237 (sitio en el que habita uno de los espíritus malignos recurrentes en el libro y el filme) y que supuestamente revela varios secretos de tipo esotérico y otros, detrás de la cinta y otras más del director.  A su vez ya en un terreno mucho más gracioso, inolvidable resulta ser el episodio de Halloween del programa animado Los Simpons, basado en esta obra y lleno de imágenes que recrearon cómicamente El Resplandor de Kubrick.

Comparación entre película y dibujo animado.

2- La miniserie:

     Por todos quienes sabemos bastante sobre Stephen King y todo lo relacionado con él, pese a lo maravilloso que resultó la adaptación que hizo Stanley Kubrick de su libro El Resplandor, es conocido el dato de que este no quedó conforme con los resultados; ello en especial debido a la visión más bien “atea” por parte del director de su obra, a diferencia de lo propuesto por el escritor, quien nunca dejó de lado en su texto una firme creencia en el mundo espiritual y la trascendencia más allá de la materia (como bien sucede en el resto de sus trabajos, siendo King un artista de fuertes convicciones religiosas).  De este modo, mucho años después del estreno de la visión personal de Kubrick de su famosa novela, en 1997, y ya convertido en toda una figura pública gracias a una exitosa carrera como autor, King se dio el gusto de producir una miniserie de cuatro horas y medias que fuese más fiel a su trabajo.  Justamente cuando se estrenó esta segunda versión de su narración, se cumplían veinte años desde su publicación, hecho que creó aún mayor interés en ver esta revisión de una historia que ya llevaba tiempo en la conciencia colectiva.  Pues el novelista para conseguir sus sueños se contactó con su amigo Mick Garris, director con el cual había trabajado en Sonámbulos (1992) y que se encargó además de llevar a la pantalla chica otro de sus títulos más emblemáticos: Apocalipsis (1994).  Ambas con excelentes resultados y que lo dejaron muy contento.  Fue entonces que King se encargó de realizar él mismo el guión, de modo de incluir mucho de lo que en la película se dejó de lado (como los setos con forma de animal que tomaban vida, lo relacionado con el avispero y el pasado de Jack, entre otros muchos otros detalles significativos); no obstante también fue lo suficientemente inteligente como para agregar nuevos elementos, que permitieran hacer de la miniserie algo autónomo a su propio libro.  Con posterioridad la colaboración entre King y Garris daría lugar a varios otros títulos, para satisfacción de sus admiradores.
     En los papeles principales es posible ver a Steven Weber como Jack y a la preciosa Rebeca de Mornay haciendo de Wendy.  La elección de ambos actores se hizo con la clara intención, de alejarse del estereotipo representado por quienes intervinieron en el filme de 1982.  Lo anterior, debido a que Weber de rostro y complexión resulta por completo diferente al consagrado Jack Nicholson y quien siguió una caracterización lejos más cercana a la de la novela; puesto que su Jack resulta ser bastante amable y humano en general, a tal punto que incluso en la miniserie viene a ser incluso una mejor persona que en la novela (lo que sin duda hace lamentar como nunca, la degradación por la que pasa en su argumento).  El histrión ya había hecho de un personaje de King en otra versión televisiva sobre uno de sus relatos, en La Revelación de Becka Paulson  para la serie antológica The Outer Limits  (también en 1997) y luego haría dos papeles más sobre textos del escritor en Desesperación (una vez más con Garris de director) y Sabes que tienen una gran banda en Pesadillas y Alucinaciones, ambas de 2006.  En cuanto a la rubia, su presencia de mujer más que estupenda, sexy y moderna, de igual modo permitió olvidarse (por el momento) de la desamparada Wendy encarnada por la Duvall; ya que además la versionada por esta otra actriz,  bien corresponde a la mujer independiente y de mayor talante que se puede apreciar en la novela.
    Luego nos encontramos con el Danny de la miniserie y quien por increíble que parezca, se parece bastante al de la película (si incluso usa el mismo corte de pelo).  No obstante su semejanza con el de la primera versión solo llega hasta dicho detalle, ya que este otro viene a ser por completo la encarnación del niño de la novela, puesto que es tan elocuente, amistoso e inteligente como el de sus páginas; de hecho su relación con Dick es tal y como se presenta en el libro, lo que hace mucho más creíble la posterior intervención de este adulto, que comparte con él la posesión del llamado resplandor.  Respecto al desarrollo del personaje mismo, la adaptación televisiva presenta a su “amigo imaginario” Tony, de manera tal que bien recuerda a lo leído en el texto literario (siendo que además tras el desenlace, se explica de manera muy especial la particular imagen que posee Tony en las escenas en que aparece).
       El modo con el cual son abordados los Torrance en la versión para la pantalla chica de El Resplandor, sin dudas permite trabajar mejor el tema del amor familiar enfrentado a una fuerza maligna y, supuestamente, superior a los lazos que unen a sus distintos miembros entre sí.  Ya que al parecerse estos en mayor medida a los personajes que creó Stephen King, se puede apreciar un verdadero sentido filial entre todos ellos, que los ennoblece por sobre lo visto hasta antes de la miniserie, al punto de que Jack llega tener sus momentos de heroísmo y pese a su desafortunado destino.  Luego el afecto que los tres se profesan, resulta ser el verdadero antídoto contra las maquinaciones del hotel y ello en esta revisión de King sobre su novela, va mucho más a la par con su narrativa posterior a cuando publicó su manuscrito (puesto que el autosacrificio y la redención son recurrentes en varios de sus trabajos, lo mismo que sucede con su idea del sentimiento filial, algo que aumentó en su carga para esta adaptación suya).

La mujer de la habitación 237 según la miniserie.
     Por otro lado, el personaje de Stuart Ullman en el largometraje ochentero, resulta por completo distinto al del odioso ser que llega a ser en el libro; es más, el que aparece en el largometraje es un sujeto demasiado simpático, como si los papeles entre él y Jack Torrance se hubieran intercambiado.  Pues en lo poco que aparece Ullman en la miniserie (además interpretado por un muy buen actor como resulta ser Elliot Gould), sin dudas se puede reconocer en su persona a alguien desagradable y poco querido por sus semejantes.
     Teniendo en cuenta el deseo del escritor por mantener la atmósfera sobrenatural de su historia, en su guión hizo que poco a poco y en varios detalles el Overlook fuese cobrando vida,  a medida que el tiempo iba pasando (todo ello muy en sintonía con las viejas narraciones de casas embrujadas, a las cuales King quiso homenajear a través de esta obra suya).
     No obstante pese a los buenos resultados que tuvo esta miniserie de tres episodios, que recibió varios premios especializados tras su emisión original, considerando la majestuosidad de lo realizado por Stantly Kubrick, el Hotel Overlook de la pantalla chica no logra verse tan soberbio como el exhibido en la película; ello, puesto a que en la versión de 1997 las dimensiones del lugar son mucho más pequeñas, ya sea en los exteriores y la fachada del edificio, como en sus interiores.  Esto puede llamar bastante la atención, si se considera que se usó como referente el mismo hotel que inspiró en la vida real a King para escribir su libro, siendo que algunas de sus escenas se filmaron en sus propias dependencias, tal como en lo que concierne al uso de su fachada para algunos exteriores.  Como detalle, siendo que a diferencia de la película que se filmó casi por completo en el mismo hotel real, donde transcurren los acontecimientos, esta otra adaptación se hizo en su mayoría en estudios y ello por un par de segundos se nota… ¡Cuando se puede ver una de las máquinas utilizadas, tal vez, para crear nieve artificial a un costado del Overlook falso!
     Como bien le gusta hacer al novelista en las adaptaciones de sus escritos, en especial cuando se trata de guiones hechos por él mismo, tuvo su propio cameo en la miniserie y el que lamentablemente fue recortado en gran parte del metraje (en total se eliminaron once escenas del montaje final)…A ver quién lo descubre en medio de los demás personajes que pululan en la miniserie.
      Por último, tras los tristes incidentes por los que pasaron los protagonistas de El Resplandor, Stephen King nos regaló un nuevo epílogo a su obra, esta vez mucho más alegre que el de la novela, si bien se dejó también para el final su característico elemento aterrador.

Edición especial de la popular (en USA) TV GUIDE, que salió antes del estreno de la miniserie
y que incluye un capítulo inédito de la novela, donde se cuenta parte del pasado del Hotel Overlook

39 comentarios:

  1. Muy buenos análisis, Elwin. Como fan de King, pero también fan del cine, me gustan ambas adaptaciones, aunque El Resplandor de Kubrick se sostiene más por méritos propios que por ser una gran adaptación de King. El hecho de que en la novela todo se "queme" y en la peli todo se "congele" muestra una diferencia enorme. La miniserie está muy bien, pero pierde en relación con la peli, especialmente en lo que respecta a producción. Hace unos años hice un pequeño experimento: mi esposa, que no es lectora de King ni conocía el libro, vio ambas adaptaciones. La película de Kubrick la aburrió, no le terminó de convencer, en cambio la miniserie le encantó. A mi me queda la sensación de que la peli de Kubrick tiene un aura de leyenda que la ha mantenido viva, y eso ha hecho que la miniserie quede relegada, pero no está tan mal.

    Saludos!
    RICARDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué interesante lo que cuentas sobre tu "experimento", amigo Ricardo (juraba que tu señora era fan de King como tú, je). Volviendo a la peli de Kubrick, me gusta demasiado y la miniserie si bien me agrada, sinceramente creo hay mejores cosas hechas para la televisión salidas de la obra de nuestro amado autor.

      Eliminar
  2. Querido Elwin he leído tu comentario sobre King y sus libros más destacados "o lo mejorcito" como lo has titulado. Cuando era joven me dio por un tiempo corto leer a este escritor de Best Seller o de libro de poco peso literario "como el mismo autor reconoce, cuando en una entrevista King dijo que le gustaría escribir la mitad de bien que Bolaños", pero la gracia de este autor esta en que él es un escritor de entretención para momentos necesarios, por este motivo las personas poco adictas a la buena literatura lo encuentran genial, ya que les hace pensar muy poco y los entretiene mucho. Lo mismo sucede con las adaptaciones demasiado fidedignas de sus libros son tremendamente entretenidas pero de un escaso valor cinematográfico, son para después de un día agotador. Aplaudo a King por que a logrado hacer leer a muchas personas que no gustan de los libros.
    En un punto a parte es la adaptación de Kubrick del libro "El Resplandor", como todos saben este director tiene un gran peso intelectual, es una leyenda dentro del cine debido a sus grandes innovaciones visuales y las formas de contar las historias. Pero no por esto difiero de lo que dices de la versión del Resplandor, yo primero vi la PELICULA, lo que me incito a leer el libro que tú prestaste y lo observe como una obra demasiado básica frente al poder visual de la película. Los conceptos del mal trabajados en la película en forma sutil pero escalofriante, mientras que King era tan, pero tan explicito y obvio que su juego de bien y mal se parecía a una "predica de pastor texano". Los símbolos del infierno de Dante, el laberinto del destino humano, la decadencia humana como símbolo de la naturaleza humana aparecen en la PELICULA, mientras que en el libro lo obvio, la devastación, los buenos contra los malos, y adivinen, ganan los buenos. Finalmente en Kubrick el amor representado por la madre se impone sobre el mal inherente en el lugar, ya que es el infierno de hielo. Tu análisis de la PELICULA no fue la correcta, tu entenderás que Kubrick no podía adaptar el libro para hacer una PELICULA básica, no es el estilo de un gran director, por esta razón King realizo su entretenida miniserie, que la ví después de una jornada de trabajo y me sirvió para relajarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maese Sardaukar...Aun cuando no concordemos en algunas de nuestras apreciaciones artísticas, para mí siempre es un gusto tenerte por acá y que le dediques tiempo a este humilde blog...
      Bueno, como tú vi primero la película "El Resplandor" (creo que en aquellos tiempos estaba en 8ª básico, así que ya te imaginas cuánto me impresionó). Años después tuve el gusto de leer la novela. El filme cada vez que lo veo me fascina más (me he conseguido el documental al que hago referencia en el post, por si te interesa, que deseo verlo dentro de estos días); la miniserie está hecha para "completistas" de King y bien cumple con ello, pero no me decepciona (y obviamente queda desmejorada al lado del filme de Kubrick).
      Ahora bien, no peques de soberbio, querido amigo, que el señor King es mucho más que alguien que hace leer a gente que por costumbre no tiene la intención de hacerlo. Sus numerosos premios lo avalan y entre ellos el prestigioso "National Book Foundation", que solo unos pocos autores dedicados a la llamada "Literatura de género" como Ray Bradbury y Ursula K. Le Guin lo han recibido. Pero nadie te obliga a leerlo, así como no me quita el sueño leer a tu tan valorado Bolaño.

      Eliminar
    2. La gente que habla de "buena literatura" casi nunca sabe de qué se trata tal cosa. Los cánones, bien lo dijo Borges, son personales. La literatura está repleta de múltiples centros. No hay una verdad ni juicio absoluto. Y jamás dudaría de la palabra de Borges, lector fiel de relatos policiacos y fantásticos, casi todos pertenecientes a la categoría de "literatura basura".

      Eliminar
    3. Sardaukito sabe harto de literatura, de hecho le gusta mucho Poe y Lovecraft en cuanto al género del terror. El problema con mi amigo es que se queda en los clásicos y no ha leído mucho que digamos de los actuales. Bueno, ese es royo suyo, que él es feliz "leyendo a gente que ya se murió" y mientras más "denso" sea, mejor. Nadie es perfecto.

      Eliminar
    4. Gracias querido Elwin por tu defensa apasionada de mi, pero las batallas literarias las lucho yo. Me parece muy bien cites a Borges, pero te has tomado la molestia de ver los autores que Borgues leía, te nombraré algunos Chesterton, May Sinclair, Edgar Allan Poe, Francis Bret, Joseph Conrad, Rudyard Kipling entre otros muchos, al parecer son prestigiosos. Esto me trae a colación el segundo punto de tu afirmación "los cánones son Personales", pero el se refiere justamente a que no escribe para gente "simple", sino para intelectuales con un gran embalaje cultural y lo hizo a modo de defensa, por las críticas que recibió por escribir tan complicado, en este sentido recomiendo leer sus ensayos sobre la literatura "colección Borgues" y no sacar una frase y descontextualizarla para sostener un pueril argumento, ya que Borgues no se hubiera tomado ninguna molestia con King. De literatura se "algo" y quizás un poco màs, pero si te tomas el tiempo todo lo que dije de King, es: lo que él mismo dice de él, lo que dicen PH. Doctores en literatura sobre su obra y finalmente lo que yo pude apreciar después de leer casi una veintena de sus libros. mi amigo Elwin a quien aprecio mucho y quiero, al cual apoyo con comentarios en su página lo conozco desde mi juventud y por ello lo respeto a pesar de no estar de acuerdo con todo lo que lee o escribe, pero a ti no te conozco, y por ello no realizare ningún comentario sobre tu persona, solo lo que puedo apreciar, que haces comentario de personas que nada sabes de ellas, que tus juicios son sentimentales y alejados de la razón y en tercer lugar deseas presentarte como un gran conocedor, colocando palabras descontextualizadas para sostener tus argumentos, casi podría pensar que eres periodista o escritos de novelas como King

      Eliminar
    5. Sardaukito, el que citó a Borges no fuí yo, sino que lo hizo mi colega bloguero Mauro Vargas de Léase a Plena Noche (que lejos sabe más que yo del género del terror).
      Ahora bien, para ser sinceros cuando escribo lo hago desde la emoción primero (pues para que me motive a escribir debo tener un compromiso sentimental con el tema elegido, si no mejor no pierdo el tiempo) y luego si mis escasas competencias me lo permiten, me pongo algo más académico en mis textos. No se le olvide que este es un blog que no osa dar cátedra, sino que compartir junto a otros lo que me hace feliz, que hartas satisfacciones me ha dado (y fíjese que igual hay unos cuantos trabajos acá que hice para la universidad, por lo que salí bien evaluado, como parte de mi memoria o lo que realicé para mi diplomado en Literatura).
      Volviendo a Borges, no nos podemos aventurar a saber si en vida habría leído a King, no obstante mucho me dice sobre él que públicamente haya apoyado a Bradbury, quien también fue denigrado por muchos intelectuales en su momento.
      Una consulta ¿Usted leyó la primera parte de este post dedicado a "El Resplandor"? Pues en ella cito a un estudioso de la literatura que hizo sus propios análisis del trabajo de mi autor favorito.
      Por otro lado, una vez más gracias por sus palabras y tiempo, que le agradezco de corazón porque además me sobran dedos de una mano con respecto a los amigos de años que me leen acá (por eso los atesoro más todavía).

      Eliminar
    6. Querido Elwin mis palabras no son para ti, sino para ese personaje que sin conocerme de nada, se atrevió a dejar ver mis escasos o nulos conocimiento de literatura, cosa que no permito, y aun más yo nunca he criticado el genero terror, policiaco o ciencia ficción como literatura de segunda como ese personaje dice en su critica, eso sería imperdonable ya que grandes e inmortales escritores como obras caerían de su merecido pedestal, lo que yo hago es no ensalzar a ciertos escritores más allá de lo que ellos mismos dicen de sí. No creo que leer miles de libros de Best seller sea saber de terror. Como te dije yo solo lo rebatí a él y no a ti querido amigo.

      Eliminar
  3. Siempre he sido un defensor acérrimo de la película de Kubrick. Aquella es un espectáculo visual y auditivo, toda una experiencia sensitiva. Que si es o no fiel a la novela, poco importa. Es una joya de película. Y hasta pienso que Kubrick logró depurar la historia original de muchos pasajes que, a la postre, pueden resultar ridículos. Lo de los setos cobrando vida... patético; eso ni me lo creí al leer el libro. La intriga sicológica es tan interesante, que los detalles sobrenaturales que desafían los límites de lo verosímil chillan y quedan fuera de lugar. Kubrick trabaja lo realmente importante, llevándolo al paroxismo, y funciona de maravilla. Es muy medido en el manejo de lo fantástico. Cuando se trata de lo sobrenatural, la ambiguedad debe ser escencial, apenas perceptible. King se olvida de eso en su novela en repetidas ocasiones, dejándose llevar por la emoción (de nuevo lo de los setos. Patético.)
    Es lamentable algunas relaciones entre personajes. Apoyo tu apreciación sobre Dick Halloran, pero inevitablemente la duración del metraje no da para más. Si he de sacrificar esos detalles por una puesta en escena cautivadora, lo haría sin dudarlo.
    La miniserie, por otro lado, es agradable de ver. Para el lector resulta una experiencia que saisface sus deseos de ver la obra llevada con fidelidad a la gran pantalla, pero vista desde lejos, no es más que un capricho. Esta segunda adaptación es prescindible, olvidable, una mera anécdota en la historia de la televisión. Está totalmente ensombrecida por la adaptación original, que no solo es una película, sino una referencia inmortal en la cultura popular. Y además, casi todas las adaptaciones que el mismo King escribió han sido más bien débiles. Stephen King es bueno escribiendo producciones directamente para la pantalla, pero adaptando su propia obra es un desastre.

    -Mauro Vargas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Harto ya se ha hablado sobre la peli del señor Kubrick y creo que todos los presentes concordamos en que es una obra maestra. A la miniserie le tengo cariño y cumple al menos con mis expectativas.
      Ahora bien, fíjate que en cuanto a los guiones que ha hecho King sobre su obra, considero que la verdad lo ha hecho genial: Creepshow, Cementerio de Animales, Maleficio y Apocalipsis para mí le quedaron geniales.

      Eliminar
    2. Elwin... hay dos miniseries muy buenas con guiones "originales"... Storm of the Century y Rose Red. La primera de ella realmente genial. Igualmente, Kingdom Hospital fue un gran proyecto televisivo, aunque incomprendido.

      Eliminar
    3. Mauro: perdón por el off-topic, pero que pasa con la revista? Quiero nuevos números! Realmente es muy buena.

      Saludos

      RICARDO
      www.stephenking.com.ar

      Eliminar
    4. Las miniseries que mencionas son formidables, amigo Ricardo, de hecho "Rose Red" me la compré hace años atrás original en DVD (¿Te acuerdas que hace años te la grabé incluso y mandé a tu patria junto a un cargamento de varias pelis?). En cuanto a "Kingdom Hospital", creo es de lo peorcito de King y me aburrió tanto, que solo llegué hasta como el episodio 4 (y otro pésimo trabajo suyo en guión original fue "The Golden Years"). También me gustó mucho lo que hizo para "Sonámbulos".

      Eliminar
    5. Hola Ricardo. Qué alegría y sorpresa me da que me preguntes por la revista. Pues estamos algo apretados. El asunto de los contenidos es difícil de gestionar. Por ahora no tenemos material para seguir con el sexto ejemplar. Las convocatorias fallaron. Estoy pensando en qué nuevas dinámicas implementar, además de que tengo en mente otros proyectos editoriales que serán paralelos a la revista y bajo el mismo sello.
      Pese a todo, la página de internet seguirá moviéndose. Mientras vienen novedades sobre el producto impreso, seguiremos publicando virtualmente reseñas, artículos y entrevistas. Todo sigue moviéndose.
      Me alegra y sorprende mucho que estés al tanto de la revista, en especial porque estás detrás de INSOMNIA, que no me la pierdo cada mes. Me halaga.
      Y qué pena con Elwin, yo aquí invadiéndole la sección de comentarios con temas ajenos XD

      Saludos.

      -Mauro Vargas.

      Eliminar
  4. No sabia de la existencia de una miniserie, jajajaj siempre me acordare de la adaptación de los simpsons la encontré muy entretenida se nota que el creador de esta serie le gusta arto Stephen King.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ahora que ya sabes de su existencia...¡Tienes algo más para agregar a tu lista de cosas pendientes!

      Eliminar
    2. Mauro, se me olvidó mencionarte que respecto a lo "ridículo" que consideras lo de los setos vivientes en "El Resplandor", considero que ello posee su lógica si se considera que gran parte de la novela gira en torno a Danny; de este modo ellos representan sus temores infantiles, por medio del cual todo puede asustarte (tal como sucede con la situación de la manguera contra incendios). Y si Dick, como adulto, también sentía fobia a estos mismos, pues porque al poseer el resplandor, bien sabía del poder del Overlook para alterar todo lo que estuviera en sus dependencias (como cuando el reloj cambia o reviven las avispas).

      Eliminar
  5. Muy querido Elwin No he sido soberbio al decir esas palabras sobre King, si tu te tomas la molestía de apreciar a los lectores (cosa que se ha hecho en los Estados Unidos), podrás apreciar que un porcentaje que supera el 80% del universo lector de King, lo hacen porque es de fácil lectura, sus escritos son entretenidos y nada complejos, no les agrada leer, pero King es tan simple y sus relatos están tan bien realizados que lo aprecian. Por supuesto esta el 20% restante que tiene otros motivos para leerlo y que son lectores de profundas novelas. Con relación a King y su obra no me malinterpretes, se que es un escritor de Masa, que ha recibido muchos premios que se lo otorgan a este tipo de escritos, no tanto por su calidad artística sino por el numero de ventas, por la votación del populacho, por el lobby de las editoriales. Lo bueno de la historia es que King reconoce no ser un artista de la pluma, màs que mal estudio Inglès en la universidad y tuvo acceso a los grandes escritores, es un hombre sinceramente humilde que no se cree genio, porque no lo es, sabe que sus interminables relatos redundan en el pago por palabra escrita, que tiene la habilidad de fascinar, pero es impotente para tracender. Con referencia a Bolaños, comprendo que uses ese lenguaje displicente ya que tu no lo has leído, pero King si lo hizo y dijo "he quedado encantado, ojala yo pudiera escribir como èl".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Sardaukar, debes saber que no todos los premios que ha recibido King son por su popularidad, o sea, por el público (como el famoso "Hugo"), sino que muchos de ellos se lo han otorgado sus pares y otros como el "National Book Foundation", le fue dado por gente ligada a varias ramas de la cultura y la educación. Y sí, King siempre ha destacado por ser humilde pese a todo. Ahora bien, como profesor de castellano y ferviente lector, que la obra de King sea de fácil lectura no le quita valor a su obras, pues un buen trabajo literario no tiene por qué ser "denso" para ser catalogado como algo genial (recuerda que Bradbury, que bien sé valoras mucho, lo mismo que yo, escribía con mucha sencillez y nadie niega la alta calidad de sus historias).
      En cuanto a tu bien amado Bolaño, leí un par de cuentos suyos y me gustaron harto. De hecho varias veces he estado a punto de comprarme sus obras y su "Nocturno de Chile" bien acapara mi atención.

      Eliminar
    2. Como tu has dicho muchos de los premios se lo han otorgado sus pares, personas que escriben como èl, simples y entretenidas narraciones, que por cierto están al servicio de las editoriales todopoderosas de los Best Seller en los Estados Unidos y por supuesto los críticos al servicio de las editoriales, no olvidemos que King no solo es un escritor, sino que un magnate teniendo un grado de participación activa en las editoriales y siendo literalmente dueño de una ellas Simon & Schuster, que dicho sea de paso tiene una injerencia activa en VIACON. Ya que uno de tus argumentos es que King gano el National Book Foundation, se te ha olvidado decir que su designación y obtención no estuvo libre de polémica, ya que King nunca había recibido un premio de verdadera envergadura literaria, en primer lugar se dice que existió un poderoso lobby desde su editorial y varias asociadas a su persona como empresario que realizaron una fuerte presión para que lo obtuviera, cuestión que King nunca a desmentido, segundo varios académicos de importantes universidades como Yale, Columbia, entre otras salieron a criticar su premio, ya que como doctores y postdoctores en análisis literario no encontraron ningún merito en la obra de King para la lengua inglesa y acusaron de plano la injerencia en el premio de los empresarios de los libros, ya que si King ganaba podrían hasta cuadruplicar sus ganancias. King, no es un gran escritor, es un prolífico inventor de entretenidas y sencillos relatos, no tiene mérito artístico, lo bueno que Èl lo sabe, parece que sus lectores son los que no lo saben, pero bueno, quienes son sus lectores en su gran mayoría. La simpleza o complijidad de una narración no la hace tracendente, sino la profundidas de lo que deas trasmitir y hasta ahora King solo nos desea entretener y nada màs, como èl mismo también lo reconoce. Con relación a Bolaños me agrada que hayas leído sos cuentos, es hora de leer sus novelas, así podras opinar desde un concimiento màs acabado y escribir un ensayo de este gran escritor chileno.

      Eliminar
    3. Don Sardaukar. Es de completo derecho suyo leer y gozar a los autores que desee, pero no le veo razón de ser suya de hacer de defensor de los supuestos grandes valores artísticos, denigrando el trabajo de aquellos que no cumplen con sus ALTOS REQUISITOS. Si antes le dio por denostar en este humilde blog a Isabel Allende y ahora por hacerlo con Stephen King (dos escritores valiosos para mí y para millones de personas, entre quiénes se encuentran muchos que leen y comentan en esta página), creo que su actitud llega a ser majadera. Por mucho que llene de datos que necesariamente no me convencen (pues a la larga nunca faltan quienes desprecian a los exitosos y populares, porque creen que el arte debe ser algo para la elite y mientras más críptico sea mejor, mejor aún si sus autores se murieron de hambre por ser ignorados en vida), lo que ha hecho King lejos me ha emocionado más e inspirado, que todos esos señores que no me mueven un pelo. Lo espero cuando quiera acá, que bien sabe me enaltece su presencia y palabras, solo que creo que la discusión con SK el tema ya está acabado ¿No le parece?

      Eliminar
    4. Querido Elwin, veo que su defensa de King a llegado a su limite, yo he presentado pruebas y argumentos a cada una de sus argumentos, creo que cuando las personas escriben son para ser leídas, analizadas y compartidas o rebatidas eso hace crecer intelectualmente y no se trasforma esto en la dictadura de las masas o una sola idea. Que para ti sean escritores de culto, bien, pero como lo expones públicamente, entonces el resto del pueblo tiene todo el derecho de estar de acuerdo o no con tus ideas y si no lo están exponerlas, y entregar datos cuantificables, lo que yo he hecho, como dice una serie que nos gusta a ambos "La verdad esta Ahí". Estoy de acuerdo contigo King se agoto, no da para tanto. Pero ten presente que seguiré leyendo tus articulos

      Eliminar
  6. ¡Bravo! Esta película me parece una de las grandes obras del Séptimo Arte. Incluso, aunque el autor se haya desentendido de ella (le pasó también con la serie Under the Dome), el resultado final fue excelente. Reconozco que la vi por primera vez fue el año pasado, bastante tarde, pero era una de mis cuentas pendientes con el cine.
    Desconocía la existencia de la serie de TV. Te comento que hay otro capítulo de Los Simpson donde hacen una referencia a esta película: De la temporada 9, La Cruda Realidad. Cuando los Flanders se mudan a otra casa que les vende Marge, donde de paso se cometió un homicidio. Ella va a la casa y los encuentra tirados en la sal con manchas rojas. Cree que fueron asesinados, pero sólo están descansando. Todd, el hijo menor de la familia, dice "Cuarto Rojo, Cuarto Rojo... Es allí". La referencia está en la traducción de la palabra dicha por Danny, "Redrum". Por supuesto, en la película es MURDER escrito al revés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno te haya gustado este texto que con tantas ganas escribí! Respecto al episodio que comentas, también lo vi y es genial. Por cierto, han estrenado otra miniserie sobre una obra de King y al parecer les ha quedado muy buena: "22/11/63"...¡Ya escribiré sobre ella!

      Eliminar
  7. Una muy buena entrada, grandes reseñas de ambas versiones, la película si la vi, la miniserie no he tenido la oportunidad, espero pronto poder hacerlo, y me parece que la película es la versión de Kubrick de la historia, no le interesaba mucho lo pensara el autor original, por cierto, parte del metraje inicial de la cinta, cuando se ve la perspectiva del camino desde arriba, se usó en la versión "non grata" de blade runner.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué interesante lo que cuentas, amigo, si bien me entra la duda respecto a la versión non grata de "Blade Runner" a la que te refieres ¿Cuál es esa?

      Eliminar
    2. No se si conozcas la historia del calvario que fue blade runner en su momento, para no hacerle largo el cuento, los ejecutivos impusieron cambios a la fuerza en la cinta que se comercializó que no le gustaron al director ni harrison ford (bueno a el no le gusto mucho ninguna version), y que se quitaron hasta que el director saco su versión fiel a la original.

      Eliminar
    3. ¡Ah, claro que sé a lo que te refieres! Pues "Blade Runner" es lejos uno de mis filmes favoritos.

      Eliminar
  8. Los comentarios de esta entrada son lejos lo más entretenido de tu blog jejeje.
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¡Te tomaste la molestia de leerte todos estos comentarios!? (y todo por la intervención de maese Sardaukar).

      Eliminar
  9. Voy a comentar solo en esta parte de la entrada, aunque he leído ambas. Personalmente me gustaron en gran medida tanto la novela de King como la película de Kubrick, si bien creo que la versión fílmica no desarrolla del todo bien la idea del Hotel Overlook como un ente vivo, y me consta que mucha gente de mi entorno no entendió el final.

    Por otra parte, la obra de Kubrick tiene muchos elementos que la hacen inquietante, que transmiten una sensación de incomodidad, como de algo desasosegador, que no termina de estar bien. Por ejemplo, ¿te has fijado en la escena en la que Halloran muestra la nevera a Wendy y Danny? Cuando salen de la nevera ¡la habitación es completamente distinta a cuando entran! Existen incluso páginas de internet que han elaborado planos del hotel, mostrando que tiene una geometría imposible: ventanas que no deberían estar ahí y puertas que en teoría no conducirían a los lugares a los que llevan. Unos sostienen que son fallos de continuidad, pero otros afirman que fue algo intencional de Kubrick, para crear ese desconcierto del que hablamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué interesante lo que aquí nos cuentas, amigo Tomás! Fíjate que no me había dado cuenta, siendo que he visto este amado filme muchas veces, además nunca había leído nada al respecto. En una de esas en el documental que ya descargué y al que me refiero en esta entrada, se aborda lo que aquí dices.

      Eliminar
  10. ¡Qué raro! Recuerdo que en su momento defendías con acérrima vehemencia la serie. Bueno, supongo que los años no pasan en balde, y el gusto, en uno que otro aspecto, algo tendrá que refinarse.
    De la peli sólo puedo decir ¡Genial!
    Del libro: Entrete. Nada más, en eso concuerdo con Sardaukar.
    En todo caso, los debates son lo interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don(a) anónimo (a), me intrigan sus palabras, pues según aquí escribe me conoce desde hace años. Tengo la sospecha de su identidad (¿Tan BKN seré?). Me ha malinterpretado, pues la miniserie me gusta sin dudas, solo que a la luz del filme queda muy minimizada. En cuanto a la novela, la encuentro soberbia ¿Leyó mi humilde análisis de la misma?

      Eliminar
    2. Lo de humilde, parece Leit motiv, pero bueno... En todo caso ya sé cómo la encuentra, soy yo ahora quien expone su punto de vista, esa es la función de la sección de comentarios. Recuerdo que usted dijo, en lares de familiar recuerdo y en tiempos de pretérita mocedad:"Me aterró tanto como la película" y también "una como película y otra como serie, las pongo al mismo nivel de calidad". Esas fueron, amigo mío, sus exactas palabras.
      Y en otra ocasión, en alguno de los tugurios céntricos de Santiago, usted aseguró:"La Serie es mejor porque es más fiel al libro que la película, incluso Stephen King se enojó con Kubrick por esta traición a la historia original". Estaba usted tan entregado al argumento, febril y vehemente, que me hizo recordar aquellos hermosos versos españoles :"Helo, helo por do viene el Elwin vengador...". En fin, si no "lo recuerda" le aseguro que guillérmicos oídos y tarragónicas paredes estaban de testigos.
      Hasta pronto.

      Eliminar
    3. Anonymous (que de seguro no es el paladín anarquista de "V de Vendetta"), grato me es volver a saber de usted, si bien la intención detrás de sus palabras no me quedan claras. Nadie(n) puede recordar con tanta exactitud las palabras lanzadas al viento ille tempore; por otro lado los gustos se refinan y la capacidad para evaluar estéticamente una obra de arte también. Que al señor Stephen King no le gustó la peli, eso ya casi es de dominio público y no lo pongo en duda. Que hoy en día me gusta más dichoso filme es cierto, pero no por ello dejo de apreciar la miniserie. He dicho.

      Eliminar
  11. Kubrick era mucho Kubrick. Su versión se aparta poco a poco de la de Stephen King, sutilmente al principio, de forma descarada en el último tercio de la película. Y sin embargo... tiene una fuerza visual y narrativa sobrecogedora, que no iguala ni de lejos la serie de TV. A título personal, me gusta más la versión de Kubrick aunque entiendo que King pueda sentirse insatisfecho por lo que tu bien apuntas al principio de tu excelente artículo. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por esa misma razón el filme es una obra por completo independiente y que debe ser apreciada por sí misma. No obstante hay que ser justo y saber reconocer con humildad que si no fuera por Stephen King esta perla del cine no existiría (que bien sé que tú lo entiendes, Alejadro, mientras prefieren el verdadero talento de este escritor).

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...